PUBLICIDAD

Iberdrola

Albares confía en que no haya represalias por parte de Argelia tras el giro en la política de España hacia el Sáhara

Según informa el medio argelino TSA, Argel tacha de "segunda traición histórica" la decisión de Madrid
José Manuel Albares, ministro de Asuntos Exteriores de España

 -   José Manuel Albares, ministro de Asuntos Exteriores de España

España ha dejado atrás su neutralidad sobre el Sáhara Occidental reconociendo el plan de autonomía marroquí como “la base más seria, realista y creíble” para la resolución del conflicto en la región. Esta decisión, que supone un cambio radical en la política exterior de Madrid, se ha tomado en un momento en el que las relaciones entre España y Marruecos no estaban en su mejor momento. No obstante, con este gesto, los vínculos entre ambos reinos se estrecharán notablemente.

Por el contrario, es posible que los lazos con Argelia, principal aliado del Frente Polisario, se deterioren. Por el momento, el medio de comunicación argelino, TSA, citando a fuentes oficiales estatales, ha informado que la decisión de España es una "segunda traición histórica al pueblo saharaui por parte de Madrid tras el desastroso acuerdo de 1975". "Finalmente, Marruecos obtuvo lo que quería de España", señala un diplomático argelino a TSA.

Este contexto, cabe señalar la actual crisis energética que está golpeando a Europa, un problema que se ha acentuado desde la invasión rusa de Ucrania. Por ello, es fundamental seguir de cerca la reacción de Argelia ante esta decisión ya que, mientras la mayoría del continente depende del gas ruso, España lo hace del argelino.

PHOTO/AFP - El presidente de Argelia, Abdelmadjid Tebboune
PHOTO/AFP - El presidente de Argelia, Abdelmadjid Tebboune

Sin embargo, según ha señalado el ministro de Asuntos Exteriores de España, José Manuel Albares, este giro político no afectará al suministro de gas desde Argelia a España. El jefe de la diplomacia española se ha referido al país del Magreb como “un socio fiable”. “Solo puedo tener buenas palabras”, afirmó.

Asimismo, Albares ha recalcado el papel del gasoducto Medgaz, la única tubería que conecta a España con Argelia desde que Argel decidiese cerrar el gasoducto Magreb Europe (GME) debido a la ruptura diplomática con Marruecos, por donde pasaba ese gas que se dirigía a la península Ibérica.

PHOTO/REUTERS  -   El gasoducto que une España, Marruecos y Argelia,
PHOTO/REUTERS - El gasoducto que unía a España, Marruecos y Argelia

“En estos momentos de tanta inestabilidad en Europa, con una guerra ilegal, injusta e injustificada en Ucrania, precisamente esa relación estratégica entre Argelia y España, ese gaseoducto que nos une, puede poner todavía más en valor esa asociación”, declaró Albares, quien no aclaró si el Gobierno de Abdelmadjid Tebboune fue informado previamente. “La diplomacia requiere discreción y no airear conversaciones”, indicó.

Durante la rueda de prensa, el diplomático recalcó que los intereses de Andalucía, Ceuta, Melilla y Canarias se encuentran “protegidos”. Además, con el inicio de “nuevas relaciones” se busca garantizar la “soberanía de ambos Estados”.

REUTERS/LAMINE CHIKHI  -   Yacimiento de gas en Argelia
REUTERS/LAMINE CHIKHI - Yacimiento de gas en Argelia
División en el Gobierno de España

El ministro también se refirió a la decisión de Sánchez, explicando que este cambio se ha tomado para “cerrar la crisis” que empezó en abril. Asimismo, ha aludido a la actual división en el Gobierno debido a este asunto. Albares ha hablado de “matices” que “son normales” incluso entre miembros del Gobierno “del mismo color”. No obstante, sí ha pedido a sus socios “unidad total en que hay que defender los intereses de los españoles en tiempos tan convulsos como estos”.

Los miembros del Gobierno pertenecientes a Podemos han expresado su rechazo a la decisión del presidente. “Toda solución al conflicto debe pasar por el diálogo y el respeto a la voluntad democrática del pueblo saharaui. Seguiré trabajando en eso”, escribió en Twitter la vicepresidente segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

PHOTO/MONCLOA  -   Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España
PHOTO/MONCLOA - Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España

Por otro lado, la líder de Podemos y ministra de Asuntos Sociales, Ione Belarra, ha destacado “la libre determinación del pueblo saharaui”. Otros políticos como Alberto Garzón, ministro de Consumo, o Pablo Echenique también han transmitido su desacuerdo con Pedro Sánchez. El portavoz de Podemos en el Congreso incluso ha acusado a Marruecos de “violar el derecho internacional y los derechos humanos”.

La oposición política, por su parte, pide explicaciones a Sánchez. El Partido Popular y Ciudadanos han solicitado la comparecencia urgente del presidente en el Congreso, según informa EFE.

Las críticas, obviamente, también han llegado desde el Frente Polisario, quien acusa al Gobierno español de “sucumbir al chantaje” y adoptar una postura “lamentable” respecto al conflicto.

PHOTO/AP - Brahim Ghali, secretario general del Frente Polisario
PHOTO/AP - Brahim Ghali, secretario general del Frente Polisario
“Hito histórico"

Quien sí ha celebrado esta decisión ha sido la sociedad marroquí y varias asociaciones saharauis, como Movimiento Saharaui por la Paz o el Fórum Canario Saharaui, que, según ha detallado en un comunicado, aplaude “con enorme satisfacción esta postura, de enorme importancia sobre la estabilidad regional en distintos ámbitos de colaboración, tanto entre ambos países, como dentro del propio territorio del Sáhara”.

Igualmente, la organización saharaui se dirige a los críticos con la decisión recordando “el pasado terrorista [del Frente Polisario] contra ciudadanos españoles, con casi 300 víctimas que aún esperan justicia o sus vínculos con regímenes como el de Cuba o Venezuela”.

REUTERS/ZOHRA BENSEMR  -   Campamento de refugiados en Tinduf, al sur de Argelia
REUTERS/ZOHRA BENSEMR - Campamento de refugiados en Tinduf, al sur de Argelia

En Marruecos, la prensa local ha calificado este acontecimiento como un “hito histórico”. En Hespress, por ejemplo, destacan la importancia que tiene Marruecos para España de cara a su “seguridad y estabilidad”. En otros medios señalan también que Madrid ha optado por seguir el camino de otros países como Estados Unidos o Alemania.

En Rue20 explican que esta decisión “es muy importante y es un mensaje de paz, de comprensión entre vecinos".