Alcalde senegalés: “El terrorismo debe combatirse a través del diálogo”

Atalayar entrevista a Mamadou Cisse con motivo del Foro Económico de la Región Fez-Meknes
Mamadou Cisse, alcalde de la ciudad de Kédougou, Senegal

PHOTO/TRIANA TORRERO  -   Mamadou Cisse, alcalde de la ciudad de Kédougou, Senegal

El alcalde y presidente de la Cámara de Comercio de la ciudad senegalesa de Kédougou, Mamadou Cisse, ha recibido a la delegación de Atalayar para dialogar sobre el contexto regional y los desafíos abiertos, así como las oportunidades que se abren en el marco del Foro Económico de la Región Fez-Meknes (FEMEFOR 2019), el evento por excelencia que se ha erigido como un espacio para el intercambio y la creación de redes y como una plataforma internacional para la promoción y la asociación.

 

¿Cuáles son las conclusiones que ha obtenido del Foro?

Nosotros estamos muy satisfechos porque este Foro Económico nos ha permitido unir nuestras competencias y nuestra oferta de servicios y, con ello, fomentar el desarrollo de África en general. También ha posibilitado los encuentros entre numerosos países africanos, que tienen muchas cosas en común, como el idioma francés. Es una red económica muy fuerte. Pero no solo el tejido empresarial francés es importante. La presencia en el Foro de una delegación española [de la Cámara de Comercio de Málaga] y de otros países como China o Palestina nutre este tipo de eventos y amplia las posibilidades de desarrollo de negocios.

¿Ha establecido alguna relación concreta de colaboración con España?

Sí. Hemos intercambiado nuestras tarjetas con la delegación de la Cámara de Comercio de Málaga y hemos planeado una visita a la ciudad española en el mes de febrero de 2020. Además, ya estamos hermanados con otras localidades españolas como Granollers, donde hemos profundizado en la cooperación en materia de deportes y, sobre todo, en el balonmano femenino.  

¿Qué tipo de contactos permite establecer este tipo de evento?

Como alcalde y como presidente de la Cámara de Comercio de mi ciudad, he podido llevar a cabo funciones complementarias, enfocadas a impulsar el desarrollo de mi región. Un alcalde no puede desarrollar el comercio por sí mismo, sino que crea las condiciones para que las empresas puedan desarrollarse. 

¿El desarrollo de un país como Senegal permite la estabilidad de otros como Marruecos y de España y Europa en general?

Absolutamente. Senegal es un país “inevitable” para el desarrollo de África, es la puerta del continente. Actualmente, en el contexto que nos rodea marcado por los problemas de inseguridad y la migración clandestina, es imperante que las autoridades políticas y económicas establezcan un marco en el que se pueda crear empleo y, con ello, evitar la migración irregular y reducir los riesgos de inseguridad. 

¿Europa debería invertir más en países como Senegal y África en general?

Totalmente. Europa está obligada a contribuir al desarrollo de África, porque sus inversiones sí permiten el crecimiento del continente. Si Europa no lo hace, no será un continente seguro. Muchos africanos abandonan África para dirigirse hacia Europa por esta razón. 

Si Europa acompaña el desarrollo de los países africanos, va a permitir un futuro para sus ciudadanos. Esto ya está sucediendo con el programa ARCHIPIELAGO, una asociación africano-europea para la formación profesional fundada por la Unión Europea con un presupuesto de 15 millones de euros. Es la mejor representación de una asociación establecida entre el sector público, las cámaras de comercio y el sector privado con el objetivo de crear empleo y permitir que los africanos se queden en sus países.

En este contexto, ¿qué opinión le merece el papel de China en África?

Yo soy partidario de la asociación con Europa en lugar de con China. Europa está más cerca de nosotros, mientras que China está geográficamente muy lejos. Incluso, hay un proverbio chino que reza lo siguiente: “Nuestro primer vecino es nuestro primer socio”. África y Europa tienen una relación larga e histórica, por eso creo que actualmente ambos tienen mucho que ganar con la asociación.

Sobre el terrorismo, ¿considera que la actividad de los grupos que operan en el Sahel puede llegar a penetrar en Senegal y desestabilizar toda la región del sur?

Rotundamente no. Los grupos terroristas del Sahel están muy lejos. Soy alcalde de una ciudad fronteriza con Mali [Kédougou], pero el terrorismo está más lejos de mi ciudad que la distancia que hay entre Marruecos y España. Además, el fenómeno del terrorismo generalmente es local, ni siquiera es nacional en países afectados como Mali.

El problema del terrorismo no se puede combatir a través de la guerra, de las armas, sino que debe resolverse a través del diálogo político. Cualquier guerra, cualquier enfrentamiento termina con el diálogo, alrededor de una mesa. Esto es muy importante y el ejemplo lo tenemos en la historia, con la Primera Guerra Mundial. En cambio, la Segunda Guerra Mundial ofrece el ejemplo de lo contrario. Es necesario comenzar primero por el diálogo, no por los tiros, porque ganas tiempo, dinero, lo ganas todo. 

¿Cómo va a beneficiar a Senegal la implementación de la zona de libre comercio africana?

Es fundamental. No podemos decir que vamos a desarrollar África si no disponemos de una unión económica y comercial regional, puesto que las uniones de este tipo impulsan el crecimiento, sin ninguna duda. El Tratado de Libre Comercio, que entró en vigor en el mes de mayo con la participación de 54 de los 55 países del continente, va a permitir que África presente un nuevo rostro.

¿Qué le diría a un español para que venga a invertir o a hacer negocios en su región?

Si no quieren perderse el futuro del mundo, tienen que venir a invertir a nuestro continente. El futuro del mundo pasa por África.