PUBLICIDAD

Iberdrola

Alemania respalda el plan de autonomía marroquí para el Sáhara

Este hecho supone un paso fundamental para retomar las relaciones entre Rabat y Berlín
El Bundestag, parlamento federal de Alemania

PHOTO/ARCHIVO  -   El Bundestag, parlamento federal de Alemania

Se ha producido un giro en la política exterior alemana respecto a las relaciones con Marruecos. El nuevo Gobierno alemán, liderado por Olaf Scholz, ha manifestado su interés en retomar y mejorar los lazos diplomáticos con el Reino. Asimismo, respalda el proyecto marroquí para el Sáhara, cuestión que provocó una brecha entre ambos países en marzo.  

El ministerio alemán de Asuntos Exteriores considera que la propuesta de Marruecos para el Sáhara es clave para resolver el conflicto en la región. Así lo anunció el ministerio de Annelena Baerbock a través de una nota de prensa en la que, también mostrado su respaldo al enviado personal del secretario general de Naciones Unidas para el Sáhara Occidental, Staffan de Mistura, nombrado el pasado mes de noviembre. En este sentido, añade que Alemania apoya a de Mistura en “la búsqueda de una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable sobre la base de la resolución 2602 del Consejo de Seguridad”. “Marruecos hizo una importante contribución a dicho acuerdo en 2007 con un plan de autonomía”, añade.  

Recientemente Berlín ha lanzado mensajes reconciliadores a Marruecos. El último, a principios de diciembre, cuando la Embajada declaró que estaba “dispuesta a establecer una asociación de futuro con el Reino”. Posteriormente, Alemania anunció que estaba preparando una declaración inminente sobre sus relaciones con Marruecos después de que la Embajada manifestase su deseo de retomar "las buenas y tradicionalmente amplias relaciones diplomáticas". 

PHOTO/BERND VON JUTRCZENKA  -   Olaf Scholz
PHOTO/BERND VON JUTRCZENKA - Olaf Scholz

Este hecho supone un gran avance en la mejora de las relaciones entre Rabat y Berlín. En marzo, Marruecos decidió suspender todos los contactos con el Gobierno alemán debido a “malentendidos profundos” respecto a la cuestión del Sáhara. Posteriormente, El 6 de mayo, Marruecos convocó a su embajadora en Berlín en respuesta a "actos hostiles" después de que las autoridades alemanas cuestionaran la soberanía marroquí sobre el Sahara Occidental.  

Alemania, durante esta crisis diplomática también intentó excluir a Marruecos del proceso de paz para Libia, tal y como informa el medio Le360. El ministro marroquí de Asuntos Exteriores, Nasser Bourita, en este sentido, señaló que “no existe una solución en Berlín para un problema del norte de África.” “África del Norte tiene su propio contexto y su propia dinámica. Marruecos conoce estas dinámicas y por eso su contribución es ante todo el apoyo a los libios”, añadió, recordando el papel fundamental de Marruecos en el conflicto de Libia.  

No obstante, este cambio en la política alemana abre la puerta a la conciliación entre Rabat y Berlín. Que el Ministerio alemán respalde el plan marroquí para el Sáhara es un paso importante para que mejoren estas relaciones, ya que para Marruecos la cuestión saharaui “está a la cabeza de las prioridades de la diplomacia marroquí”, tal y como reafirmó Bourita en un informe presentado ante la Cámara de Consejeros. Respecto a los lazos con Alemania, aseguró que deben basarse en la "claridad y la reciprocidad".  

AFP/ FADEL SENNA  -   El ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos, Nasser Bourita
AFP/ FADEL SENNA - El ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos, Nasser Bourita
Alemania elogia las reformas de Marruecos y su compromiso en el proceso de paz libio  

“El Reino de Marruecos es un puente importante entre el Norte y el Sur, tanto política, cultural y económicamente; el país es un socio clave de la Unión Europea y Alemania en el norte de África. Alemania y Marruecos mantienen relaciones diplomáticas desde 1956”, comienza explicando el comunicado de prensa. El ministerio alemán elogia “las reformas radicales” impulsadas por Marruecos durante la última década. “El país juega un papel importante en la estabilidad y el desarrollo sostenible de la región. Esto es evidente, en particular, en su compromiso diplomático con el proceso de paz libio”, señala la nota.  

Respecto a las relaciones económicas y comerciales, el ministerio subraya que Alemania ocupa el séptimo lugar en la balanza comercial marroquí. “En 2019, Alemania importó bienes de Marruecos por valor de 1.400 millones de euros, mientras que se exportaron productos por valor de 2.200 millones de euros”, destaca. Por otra parte, casi 300 empresas tienen participación de capital alemán en Marruecos, mientras que el Reino es un destino turístico popular entre los ciudadanos alemanes. “La cooperación al desarrollo germano-marroquí se centra en las áreas de empleo y desarrollo económico sostenible, energías renovables y gestión del agua”, agrega el Ministerio.  

El comunicado ha hecho referencia a las donaciones alemanas al Reino “en su camino de modernización” y en la lucha contra la pandemia del coronavirus. También hizo hincapié en “la cooperación científica y del idioma alemán”. El Ministerio explica que el Instituto Goethe tiene sucursales en Casablanca y Rabat, así como representaciones en Tánger y Uchda. Además, hay escuelas asociadas y más de 20 asociaciones en el sector universitario. Los profesores del servicio de intercambio universitario alemán enseñan en Rabat y Meknes. “El Ministerio Federal de Relaciones Exteriores también promueve la preservación cultural en Marruecos", recalca el comunicado.