Alianza entre Turquía y los Hermanos Musulmanes contra el acuerdo marítimo de Egipto y Grecia

El aumento de la tensión entre Atenas y Ankara ha hecho que el Ejército griego eleve su nivel máximo de preparación
El buque de investigación de Turquía, Oruc Reis, anclado frente a la costa de Antalya en el Mediterráneo, Turquía, el viernes 24 de julio de 2020

PHOTO/IBRAHIM LALELI/DHA via AP  -   El buque de investigación de Turquía, Oruc Reis, anclado frente a la costa de Antalya en el Mediterráneo, Turquía, el viernes 24 de julio de 2020

Desde el 30 de junio de 2013, cuando tuvieron lugar las manifestaciones multitudinarias contra el Gobierno egipcio de Mohammed Morsi, que acabaron con el golpe de estado de Abdul Fatah al-Sisi, Turquía se convirtió en el lugar de refugio para los Hermanos Musulmanes. Muchas de las reuniones que la Hermandad ha celebrado han tenido como central de operaciones Estambul y como aliado, al gobierno de Recep Tayipp Erdogan.

Esta alianza ha sido utilizada ahora por Ankara, que ha solicitado la ayuda de los Hermanos Musulmanes tanto en Qatar como en la capital turca, para su campaña contra la demarcación egipcia y griega de sus respectivas fronteras marítimas.

Fotografía de archivo del presidente de Turquía y líder del partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) en el poder, Recep Tayyip Erdogan (R), y a su invitado, el presidente de Egipto Mohamed Morsi , saludando a la audiencia durante un congreso del AKP en Ankara el 30 de septiembre de 2012
PHOTO - Fotografía de archivo del presidente de Turquía y líder del partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) en el poder, Recep Tayyip Erdogan (R), y a su invitado, el presidente de Egipto Mohamed Morsi , saludando a la audiencia durante un congreso del AKP en Ankara el 30 de septiembre de 2012

La semana pasada, Atenas y El Cairo acordaron la delimitación de la zona marítima entre los dos países. Las tensiones en el Mediterráneo Oriental, rico en gas, han aumentado después de este pacto.

El ministro de Asuntos Exteriores de Egipto, Sameh Shoukry aseguró que el acuerdo con Grecia permitiría a los países avanzar con los planes de exploración de hidrocarburos. Su homólogo griego, Nikos Dendias dijo que el acuerdo con Egipto “reconfirma y consagra el efecto y el derecho de nuestras islas a una plataforma continental y una ZEE (zona económica exclusiva)”. “Respeta las disposiciones del derecho internacional y del derecho del mar. También cumple con las reglas de buenas relaciones de vecindad y contribuye a la estabilidad y seguridad en nuestra región”, apuntó Dendias.

Tanto para Grecia como para Egipto, esta unión supone avanzar en la utilización de los recursos disponibles en esta ZEE. El Cairo podrá explorar en busca de petróleo y gas en las zonas económicas occidentales ubicadas en las fronteras marítimas con las de Grecia y, además, ambos países tendrán derecho a buscar y explorar en el Mediterráneo oriental. 

Tensiones con Turquía

El acuerdo sigue a un controvertido memorando de entendimiento entre Turquía y Libia del 2019 para establecer ZEE en el Mediterráneo oriental.Esta zona alberga numerosas acumulaciones de gas de alto perfil, incluido el campo supergigante de gas en Zohr, de pertenencia egipcia y una serie de importantes hallazgos de gas en alta mar de Chipre.

Ankara criticó el acuerdo marítimo entre Grecia y Egipto, y su Ministerio de Asuntos Exteriores negó la existencia de una frontera marítima entre Grecia y Egipto. “Con respecto a Turquía, el llamado acuerdo de delimitación firmado es nulo y sin valor. El área supuestamente delimitada se encuentra dentro de la plataforma continental turca según lo declarado a las Naciones Unidas”, denunció Mevlüt Çavusoglu, responsable de la cartera de exteriores.

Estas declaraciones fueron seguidas por una serie de ataques de los Hermanos Musulmanes en las redes sociales, criticando el acuerdo y acusando a Egipto de conspirar contra Turquía.

PHOTO/REUTERS - El presidente turco Tayyip Erdogan
PHOTO/REUTERS - El presidente turco Tayyip Erdogan

Según el exministro de Asuntos Exteriores adjunto de Egipto, Mohammed Hegazy en declaraciones al portal de noticias Arab News, el motivo de ira de Turquía está en que tras el acuerdo entre Atenas y El Cairo, así como el de Grecia con Italia, Turquía ya no tiene un punto de entrada marítimo a Libia, siguiendo la normativa del derecho internacional.

El acuerdo de Ankara con el Gobierno de Acuerdo Nacional con sede en Trípoli trazó una línea diagonal desde la plataforma continental de Libia y las aguas de Turquía. Esta delimitación ignoró y desplazó las reclamaciones reconocidas de Chipre y Grecia, pero la administración de Erdogan afirmó que era legal porque, a diferencia de la Unión Europea y Naciones Unidas, no reconocía las islas (como las griegas y Chipre) con derecho a aguas territoriales más allá de su línea costera inmediata.

Exploración turca en el Mediterráneo

Este lunes, la armada turca ha publicado el envío del barco turco “Aruj Ries” hacia el Mediterráneo oriental para realizar estudios sísmicos en la zona durante las próximas dos semanas. Erdogan dijo el viernes que Turquía había reanudado el trabajo de exploración energética en la región porque Grecia no había cumplido sus promesas sobre el tema.

REUTERS/MURAD SEZER - Un submarino clase Ay de la Armada turca zarpa en el Bósforo hacia el Mar de Mármara, en Estambul, Turquía, el 7 de agosto de 2020
REUTERS/MURAD SEZER - Un submarino clase Ay de la Armada turca zarpa en el Bósforo hacia el Mar de Mármara, en Estambul, Turquía, el 7 de agosto de 2020

Estos levantamientos sísmicos, a los que se oponen tanto Grecia como Egipto porque implican sobrevolar el mar Egeo y Chipre, suelen ser parte del trabajo preliminar para buscar hidrocarburos. El mismo día, Kyriakos Mitsotakis, primer ministro griego, advirtió que Grecia no se someterá a la amenaza turca en “nuestras áreas del Mediterráneo”.

Este cruce de declaraciones solo ha hecho aumentar la tensión entre dos miembros de la OTAN y el ejercito griego ya ha elevado a su nivel máximo de preparación debido a los ejercicios turcos.

Ambos miembros de la alianza atlántica han estado en desacuerdo durante mucho tiempo sobre los reclamos de los recursos de hidrocarburos y las tensiones estallaron el mes pasado, lo que llevó al a canciller alemana, Angela Merkel, a mantener conversaciones con los líderes de ambos países para aliviar las tensiones.