Amar Saadani, ex secretario general del FLN argelino: “El Sáhara es históricamente marroquí”

Otra voz en favor de un Magreb unido con fronteras abiertas
Amar Saadani, ex secretario general del FLN argelino: "el Sáhara es históricamente marroquí"

 -  

Amar Saadani, ex secretario general del Frente de Liberación Nacional argelino (FLN), durante un cuarto de siglo el partido único en el poder y posteriormente el núcleo principal de todos los gobiernos en el país norteafricano, ha reventado una bomba política en una entrevista al portal mediático TSA (Todo sobre Argelia). 

Saadani ha afirmado contundentemente que “el Sáhara occidental es históricamente marroquí, pues fue arrebatada al Reino de Marruecos en el Congreso de Berlín en 1884”, que proclamó la soberanía española sobre dicho territorio. 

Las afirmaciones del ex número uno del FLN, que fue igualmente presidente del Parlamento argelino, son una carga explosiva en el panorama político de la región del Magreb. Saadani, no solo pretende restablecer relaciones equilibradas entre Argelia y Marruecos, sino que va más allá al afirmar que “existen las condiciones para relanzar la unidad del Magreb, como lo han soñado todos los veteranos del FLN y de todos los partidos nacionalistas en Marruecos, Argelia, Túnez y el resto de África del norte”. 

El ex dirigente del FLN ha jugado un papel clave en el derrocamiento del “sistema Buteflika” y el fin del monopolio del control del poder por los servicios secretos argelinos dirigidos durante un cuarto de siglo por el general Tufik Medien, hoy en la cárcel tras ser juzgado por un tribunal militar por “alta traición”.

Amar Saadani considera que la situación actual que vive Argelia es la expresión de la guerra que continúa en el país entre “el Estado profundo”, el de los servicios secretos y sus secuaces, y “el Estado nacionalista” que aspira a plasmar el programa de desarrollo de la democracia y las libertades y que, hoy por hoy, lo dirige el Ejército.

“Estoy convencido de que la cuestión del Sáhara debe terminar de una vez por todas, y que Argelia y Marruecos deben abrir sus fronteras y normalizar sus relaciones”, afirma Saadani. “El fabuloso dinero entregado al Polisario durante cuarenta años, y con el que sus miembros se pasean por el mundo en hoteles de lujo, debe volver a Sukarrás, El Bayad o Tamanrasset (ciudades argelinas olvidadas por el poder)”.  

Las declaraciones del político argelino, censuradas por todos los medios de comunicación afines al poder, abren la vía a la revisión de la política estratégica en Argelia, y pueden permitir al Ejército, dirigido por el general Gaid Salah, que conoce de primera mano el papel jugado por el Reino marroquí en la guerra de liberación nacional argelina, como retaguardia del Ejército de guerrillas y albergue de sus fábricas de armamento, enfocar con una nueva visión “el conflicto del Sáhara”.