PUBLICIDAD

Iberdrola

Amnistía Internacional: Boko Haram mató a 275 personas en Camerún solo en 2019

El grupo terrorista originario de Nigeria ha expandido sus actividades en las regiones adyacentes al lago Chad
Cartel en el que se ofrece una recompensa por el líder de Boko Haram Abubakar Shekau

REUTERS/TIM COCKS  -   Cartel en el que se ofrece una recompensa por el líder de Boko Haram Abubakar Shekau

El grupo yihadista nigeriano Boko Haram mató a al menos 275 personas entre enero y noviembre de 2019 en la región del Extremo Norte de Camerún, el 80 % de ellas civiles, según ha confirmado esta semana Amnistía Internacional (AI).

"Las personas que entrevistamos en el Extremo Norte de Camerún viven aterrorizadas. Muchas ya han sido testigos de ataques de Boko Haram y han perdido a familiares o amigos", ha expresado en un comunicado la directora interina de AI para África Occidental y Central, Samira Daoud. "Ya no se preguntan si habrá más ataques, sino cuándo ocurrirán", ha añadido Daoud, quien ha confirmado que la población se siente "abandonada por las autoridades".

Un grupo de hombres identificados por la Policía nigeriana como combatientes y líderes extremistas de Boko Haram en Nigeria
AP PHOTO/JOSSY OLA - Un grupo de hombres identificados por la Policía nigeriana como combatientes y líderes extremistas de Boko Haram en Nigeria

Durante una investigación de campo, la organización en defensa de los derechos humanos documentó además abusos, violaciones y graves delitos como la muerte de un anciano ciego y de su hijo durante un ataque nocturno en la localidad de Gakara, o la quema y el saqueo de centros de salud y viviendas.

Boko Haram, organización originaria de Nigeria, opera también en los países vecinos fronterizos con la cuenca del lago Chad: Chad, Camerún, Níger y Nigeria. Su actividad ha dejado un balance humano de decenas de miles de muertos y millones de desplazados. El grupo yihadista fue creado en 2002 en la localidad de Maiduguri (noreste de Nigeria) por el líder espiritual Mohamed Yusuf, para denunciar el abandono del norte del país por las autoridades.

En aquel momento, llevaba a cabo ataques contra la Policía nigeriana como representante del Estado, pero desde que Yusuf fue abatido por agentes en 2009, el grupo se radicalizó más. En 2015, se escindió una facción (ISWAP) que se afilió a Daesh.

Los comandantes militares inspeccionan las armas y municiones recuperadas de los yihadistas de Boko Haram en el cuartel general del Batallón 120 en Goniri
AFP/AUDU MARTE - Los comandantes militares inspeccionan las armas y municiones recuperadas de los yihadistas de Boko Haram en el cuartel general del Batallón 120 en Goniri
Resurgimiento

Según Amnistía, el resurgimiento de la violencia en el Extremo Norte de Camerún se produce meses después de que el presidente camerunés, Paul Biya, calificara al grupo yihadista de "amenaza residual”.

Biya, en el poder desde 1982, se enfrenta en los últimos años no solo a una creciente insurgencia yihadista, sino también a una crisis separatista en las dos regiones anglófonas del país -Noroeste y Sudoeste-, donde los cameruneses de habla inglesa aseguran sentirse discriminados por el Gobierno federal.

El conflicto en estas regiones, donde viven tres millones de personas, ha causado unos 3.000 muertos, de acuerdo con el International Crisis Group (ICG), y al menos 530.000 desplazados, según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA).