Apartan a un jugador turco en Alemania por apoyar públicamente la invasión siria

El St. Pauli ha sacado temporalmente de su disciplina a Cenk Sahin por manifestarse a favor de la intervención de Ankara en territorio sirio
El jugador turco Cenk Sahin (C) celebra un gol con sus compañeros de Turquía

AFP/TURKPIX  -   El jugador turco Cenk Sahin (C) celebra un gol con sus compañeros de Turquía

El Sankt Pauli, equipo de fútbol de la Segunda División de Alemania, ha apartado temporalmente a su jugador Enver Cenk Sahin por haber apoyado públicamente en las redes sociales la operación militar de su país, Turquía, contra los kurdos en territorio del norte de Siria. 

"Estamos al lado de nuestros heroicos militares y de nuestro Ejército. ¡Estáis presentes en nuestras oraciones!", manifestó el jugador, de 25 años, en su cuenta privada de Instagram. Esta adhesión del delantero otomano a los postulados militares turcos desató la ira de los aficionados de su propia escuadra. Un club, el St. Pauli, que representa a un barrio de la ciudad de Hamburgo y que siempre se ha significado por su tendencia de izquierdas en la mayor parte de su espectro de seguidores. 

Ante esta polémica, la directiva del equipo germano tomó la decisión de apartar al jugador debido al revuelo social creado por sus opiniones públicas ante la agresión militar turca contra asentamientos kurdos en suelo sirio. El club que posee los derechos federativos de Sahin indicó en un comunicado oficial que se “distanciaba” claramente de la opinión del atacante turco ya que no era “compatible” con los “valores” que defiende el combinado teutón y que trataría el asunto “de manera interna”. Este tratamiento del ‘affaire’ ha significado la separación momentánea de Cenk Sahin de los entrenamientos y del día a día del combinado alemán. Incluso se especula con que puede llegar a haber un despido del jugador. 

Los motivos oficiales aportados por el St. Pauli para apartar al extremo fueron los de “despreciar los valores del club” y, al mismo tiempo, trabajar en la “protección” del propio futbolista ante el enfado multitudinario de su propia hinchada. 

El St. Pauli se ha mostrado taxativo ante el problema suscitado. "Después de numerosas discusiones con los aficionados, miembros y amigos cuyas raíces se encuentran en Turquía, nos ha quedado claro que no podemos ni debemos intentar medir en detalle los matices en las percepciones y actitudes de otros orígenes culturales. Sin embargo, que rechacemos los actos de guerra no está abierto a dudas o discusión", señaló oficialmente el St. Pauli, entidad que siempre ha defendido los valores sociales más vinculados a la izquierda, entre los que se encuentra, claro está, el rechazo a cualquier operación militar o bélica. De hecho, la nota oficial sobre el asunto de Sahin fue cerrada con un explícito “¡No más guerra!”.

Cenk Sahin, jugador del St. Pauli
REUTERS/MORRIS MAC MATZEN - Cenk Sahin, jugador del St. Pauli

A pesar de la toma de postura de su equipo, Sahin no se ha echado para atrás y se ha reafirmado. El futbolista turco ha permanecido firme hasta el momento y, tras un reciente viaje a su país, con motivo del parón de las ligas internacionales por la disputa de partidos de las diversas selecciones nacionales, indicó que no borraría su comentario de apoyo a Turquía en las redes sociales y que no se arrepentía del mismo. En declaraciones a medios de comunicación turcos, Sahin señaló que “ha habido problemas con el club y los seguidores, porque querían que lo borrara, pero no lo hice. Tan pronto como regrese, se aclarará todo”. Aunque parece que el futuro de Sahin en el St. Pauli no está muy claro.  

La cuestión de Cenk Sahin y el equipo del barrio de Hamburgo no es menor, sobre todo teniendo en cuenta la amplia comunidad turca que vive en Alemania. Se estima que actualmente unos tres millones de ciudadanos de origen turco residen en el país germano, lo que ha hecho que el espinoso asunto de la invasión turca en Siria haya levantado revuelo; incluida aquí también la controversia relacionada con el apoyo de Sahin a la operación militar otomana en Siria. 

Si el St. Pauli quiere desprenderse finalmente de Sahin, tendrá que esperar, por lo menos, hasta la apertura del próximo mercado invernal de fichajes en enero, ya que, de momento, el periodo de traspasos está cerrado. Precisamente, el equipo alemán fichó al punta turco pagando un montante total de 1,3 millones de euros y este tiene todavía contrato en vigor hasta 2021. Ya han aparecido ‘novias’ para Sahin en el caso de que el St. Pauli prescinda de sus servicios, el Fatih Karagümrük SK, de la Segunda División turca, ya se ha ofrecido para contratar al extremo turco, indicando que sería un honor ficharle tras lo sucedido.