Apoyo de la UE a las víctimas del conflicto en Libia

La población civil de Trípoli está siendo víctima de uno de los peores episodios del conflicto bélico
Edificios destruidos vistos a través de un agujero en el faro de Bengasi después de haber sido severamente dañado por años de conflicto armado, en Bengasi, Libia, el 10 de julio de 2019

REUTERS/ESAM OMRAN AL-FETORI  -   Edificios destruidos vistos a través de un agujero en el faro de Bengasi después de haber sido severamente dañado por años de conflicto armado, en Bengasi, Libia, el 10 de julio de 2019

La Unión Europea (UE) ha asignado dos millones de euros en materia de asistencia humanitaria para la población afectada por el conflicto armado en Libia. Como lo ha anunciado este lunes la Comisión Europea, los fondos se destinarán a la atención de emergencia, proveer alimentos y servicios de subsistencia y protección. “La UE está comprometida para dar apoyo a los más vulnerables en Libia que llevan sufriendo años de conflicto. Estos fondos adicionales ayudarán a nuestros socios en materia humanitaria para que continúen entregando ayuda en áreas de difícil acceso”, ha afirmado el comisario para Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Stylianides.

Esta ayuda humanitaria, que se destinará mediante un “control exhaustivo” a través de distintas ONG internacionales y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), respaldará el acceso a la asistencia sanitaria esencial para las víctimas del conflicto como es la cirugía de guerra de urgencia, la rehabilitación física, el suministro de medicamentos esenciales y prótesis o psicosocial. También se emplearán estos fondos para restablecer los servicios de educación de los niños en las zonas afectadas por el conflicto, según lo ha anunciado el comunicado publicado por la institución europea. 

Una mujer libia desplazada de la ciudad de Tawergha llena contenedores con agua en un campamento de desplazados en Bengasi, Libia, el 19 de junio de 2019
REUTERS/ESAM OMRAN AL-FETORI - Una mujer libia desplazada de la ciudad de Tawergha llena contenedores con agua en un campamento de desplazados en Bengasi, Libia, el 19 de junio de 2019

Del mismo modo, el mandatario chipriota ha afirmado que “es crucial que las partes del conflicto respeten el derecho internacional humanitario y permitir a los trabajadores humanitario un acceso pleno para poder salvar a los necesitados y salvar vidas”. Y es que los civiles libios se encuentran atrapados entre el fuego cruzado de las dos milicias enfrentadas en la batalla por Trípoli, la capital del país. 

Amnistía Internacional (AI) publicó un informe este martes en el que señala que las milicias que batallan por el control de Trípoli y las áreas adyacentes han matado y mutilado a decenas de civiles en ataques indiscriminados mediante el uso de diversas armas explosivas de baja precisión en zonas urbanas ampliamente pobladas. “Nuestra investigación sobre el terreno a ambos lados del frente ha revelado un desprecio sistemático del derecho internacional, avivado por el constante suministro de armas a ambos bandos, en violación del embargo de armas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU)”, ha afirmado Donatella Rovera, asesora general sobre respuesta a crisis de Amnistía Internacional. 

El informe se ha realizado por primera a ambos lados del frente desde que se iniciaron las hostilidades el pasado mes de abril. La organización internacional ha visitado 33 lugares objeto de ataque terrestres y aéreos alrededor de la capital del país norteafricano y ha encontrado evidencias de posibles crímenes de guerra tanto por parte del Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA, por sus siglas en inglés), respaldado por la ONU; como del autoproclamado Ejército Nacional Libio (LNA). 

Combatientes leales al Gobierno libio del Acuerdo Nacional (GNA), reconocido internacionalmente, pasan al frente durante los enfrentamientos contra las fuerzas leales al General Khalifa Haftar
AFP/MAHMUD TURKIA - Combatientes leales al Gobierno libio del Acuerdo Nacional (GNA), reconocido internacionalmente, pasan al frente durante los enfrentamientos contra las fuerzas leales al General Khalifa Haftar

“Decenas de civiles han sido asesinados y heridos, ya que ambas partes usan de todo, desde cohetes no guiados de la era de Gadafi hasta misiles guiados modernos lanzaos por aviones no tripulados en ataques que podrían equivaler a crímenes de guerra”, ha comunicado Brian Castner, asesor principal de AI en materia de armas y operaciones militares. Según datos de la ONU, los combates en los últimos seis meses han matado y herido a más de 100 civiles y se ha producido la detención de docenas de migrantes y refugiados, a lo que se añaden el número de desplazados que se cifra en más de 100.000 personas. 

AI ha remarcado que algunos de los ataques documentados se han producido de forma “indiscriminada y desproporcionada” sobre poblaciones y asentamiento civiles. “Los niños de tan solo dos años que jugaban fuera de sus hogares, los familiares que asistían a un funeral y la gente común que realizaba sus actividades diarias se encontraban entre los que han sido asesinados o heridos ilegalmente”, reza el informe. 

Asimismo, la Unión Europea también ha querido sumar sus condolencias a los de los familiares de las recientes víctimas infantiles mortales y por el número creciente de civiles heridos de los combates alrededor de Trípoli. Además, ha señalado que “no hay solución militar a la crisis libia” y que “por lo tanto, todas las partes deben poner fin de inmediato a las hostilidades y volver a las negociaciones políticas bajo el liderazgo de la Naciones Unidas”. Desde 2014, la UE ha asignado más de 46 millones de euros en ayuda humanitaria en el conflicto libio y del mismo modo ha asignado alrededor de 367,7 millones de euros bajo el programa para el Norte de África del Fondo Fiduciario de Emergencia de la UE para África.