Arabia Saudí aspira a convertirse en el mayor productor y exportador de hidrógeno verde del mundo

El Reino no quiere ceder el floreciente negocio del hidrógeno a China, Europa o Australia y así perder una fuente de ingresos potencialmente masiva para reducir la dependencia de los petrodólares
Presentación en 3D durante una exposición sobre NEOM, una nueva ciudad empresarial e industrial, en Riad, Arabia Saudí, el 25 de octubre de 2017

REUTERS/FAISAL AL NASSER  -   Presentación en 3D durante una exposición sobre NEOM, una nueva ciudad empresarial e industrial, en Riad, Arabia Saudí, el 25 de octubre de 2017

Arabia Saudí está construyendo una planta de combustible verde de 5.000 millones de dólares para la exportación en un intento por convertirse en el mayor proveedor mundial de hidrógeno verde. Tal y como adelanta World Energy Trade, el objetivo de Arabia Saudí es convertirse en el mayor productor de hidrógeno del mundo sin renunciar a su supremacía como productor de petróleo. 

Al norte del mar Rojo, en la planificada megaciudad de NEOM, se ubicará la planta de hidrógeno. La tarea de convertir esta zona desértica del tamaño de Bélgica en una metrópolis impulsada por energía renovable recae en Peter Terium, exdirector ejecutivo de RWE AG, la empresa de servicios públicos más grande de Alemania y la empresa derivada de energía limpia Innogy. Su actuación ayudará a determinar si un país dependiente de los petrodólares puede convertirse en proveedor de combustibles no contaminantes. “No hay nada que haya visto o escuchado sobre esta dimensión o desafío”, expresó Terium como director del sector de energía, agua y alimentos en NEOM. “He pasado los últimos dos años pensando 'desde cero' y ahora estamos en modo de ejecución”, agregó. 

Vista general de NEOM en el noroeste de Arabia Saudí
PHOTO/REUTERS - Vista general de NEOM en el noroeste de Arabia Saudí

El príncipe heredero Mohamed bin Salman es uno de los mayores patrocinadores de la ciudad. El gobernante de facto de 35 años ve NEOM como una ayuda a transformar la sociedad y la economía siendo un ejemplo de cero emisiones, la planta de hidrógeno forma parte de esa visión. Pero mientras que el precio de 500.000 millones de dólares de NEOM genera preguntas sobre si se llevará a cabo exactamente como se planeó, el esfuerzo del hidrógeno no depende del éxito general de la megaciudad.

El Gobierno se ha asociado con Acwa Power, un desarrollador de energía con sede en Riad, en parte propiedad del fondo soberano del Reino, y Air Products and Chemicals Inc., una compañía de 58.000 millones dólares con sede en Allentown Pensilvania, para construir la planta de hidrógeno verde.

Peter Terium, director del sector de Energía, Agua y Alimentación de NEOM, uno de los Gigaproyectos de Arabia Saudí en el marco de la Visión 2030
REUTERS/WOLFGANG RATTAY - Peter Terium, director del sector de Energía, Agua y Alimentación de NEOM, uno de los Gigaproyectos de Arabia Saudí en el marco de la Visión 2030

Según los informes, los expertos en energía destacan el potencial de Arabia Saudí en la carrera mundial del hidrógeno gracias a sus características geográficas, destacables por el sol y viento perpetuos junto a vastas extensiones de tierras no utilizadas. El hidrógeno verde se produce mediante el uso de energía renovable en lugar de combustibles fósiles y producir un kilogramo de gas cuesta actualmente alrededor de 5 dólares. Arabia Saudí podría reducir este coste a 1,5 dólares por kilogramo para 2030. "El interés que Arabia Saudí ha tenido por parte de los inversores nos lleva a creer que existe un caso económico sólido para el hidrógeno, incluso a los precios actuales", dijo un portavoz del Ministerio de Energía.

El príncipe heredero saudí Mohamed bin Salman anuncia la construcción de una ciudad con cero emisiones de carbono llamada "La Línea" en NEOM, en el noroeste de Arabia Saudí, el 10 de enero de 2021
PHOTO/CORTE REAL SAUDÍ - El príncipe heredero saudí Mohamed bin Salman anuncia la construcción de una ciudad con cero emisiones de carbono llamada "La Línea" en NEOM, en el noroeste de Arabia Saudí, el 10 de enero de 2021

Al mismo tiempo, el Gobierno está tratando de impulsar su propio escaso uso de energía renovable. Actualmente, operan menos de 700 megavatios  de esta energía en todo el país, menos del 2% de la capacidad presente en España. La nación planea satisfacer la mitad de sus necesidades de energía a partir de energías renovables para 2030, dentro del programa Visión 2030 encaminado a diversificar la economía saudí y reducir la dependencia del sector del petróleo, y tiene varios proyectos en construcción o para comenzar. Arabia Saudí también es uno de los pocos países que quema crudo regularmente para producir electricidad. La práctica altamente contaminante alcanzó un pico de cuatro años el pasado agosto, y los críticos denuncian que la energía utilizada por la planta de NEOM debería desviarse a la red nacional. Sin embargo, la atención del Reino se centra en las exportaciones. Los petro-estados podrían perder hasta 13.000 millones de dólares para 2040 debido a los objetivos del cambio climático, Arabia Saudí se encuentra entre los que se espera que sean más afectados.

THE LINE at #NEOM ofrecerá el primer sistema de energía 100% renovable a gran escala del mundo, construido para proporcionar energía limpia, abundante y de bajo coste
PHOTO/FACEBOOK - THE LINE at #NEOM ofrecerá el primer sistema de energía 100% renovable a gran escala del mundo, construido para proporcionar energía limpia, abundante y de bajo coste

Estos planes se producen en un momento en el que aumenta la demanda mundial de combustible limpio, con superpotencias como China y Europa que ponen la mira en el creciente negocio del hidrógeno, el cual se predice que tendrá un valor de hasta 700.000 millones para 2025. La planta de hidrógeno producirá 15.000 barriles de petróleo equivalente por día como máximo, apenas un rival para los 9 millones de barriles de crudo que el Reino bombea diariamente. Aun así, encontrar una manera de acaparar parte del mercado de combustibles limpios representa un salvavidas económico necesario para un país como Arabia Saudí.