Arabia Saudí elimina el bloqueo a Qatar

Queda abierto el espacio aéreo y las fronteras terrestres y marítimas entre ambos países
Salman bin Abdulaziz al-Saud, rey de Arabia Saudí, y Tamim bin Hamad al-Thani, emir de Qatar

AFP PHOTO/SAUDI ROYAL PALACE/BANDAR AL-JALOUD  -   Salman bin Abdulaziz al-Saud, rey de Arabia Saudí, y Tamim bin Hamad al-Thani, emir de Qatar

Arabia Saudí y Qatar llegaron a un acuerdo en las últimas horas para abrir su espacio aéreo, las fronteras terrestres y marítimas. El ministro de Asuntos Exteriores de Kuwait, Ahmed Nasser al-Muhammad al-Sabah, anunció que se había llegado a este pacto encaminado a abrir el espacio aéreo y las fronteras terrestres y marítimas entre el Reino y el Estado qatarí, a partir de este lunes pasado por la noche. 

Después de casi cuatro años de bloqueo llega la apertura de accesos entre el reino saudí y la monarquía del Golfo, según adelantaron fuentes funcionariales de Riad y según confirmó el propio ministro de Exteriores kuwaití en declaraciones hechas al canal Al-Jazeera. Los detalles se ultimaron en vísperas de la cumbre anual del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), que se abre este martes en Arabia Saudí y a la que acudirá, por primera vez en años, el emir de Qatar, Tamim bin Hamad al-Thani.

Esta jornada da inició así la 41º cumbre del CCG, que reunirá de nuevo a Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahréin, Kuwait, Omán y Qatar. Aunque este periodo de sesiones está presidido por Bahréin, el encuentro finalmente tendrá lugar en Riad, la capital saudí. La principal novedad de esta cumbre será la presencia del emir qatarí, que no asistía desde 2017.

Las banderas de los países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) ondean en las calles antes de la 40ª cumbre del CCG en Riad, Arabia Saudí, el 9 de diciembre de 2019
REUTERS/AHMED YOSRI - Las banderas de los países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) ondean en las calles antes de la 40ª cumbre del CCG en Riad, Arabia Saudí, el 9 de diciembre de 2019

Qatar fue sometido a un bloqueo a partir de 2017 bajo las acusaciones de varios países (Arabia Saudí, Emiratos, Bahréin y Egipto) de estar apoyando el terrorismo transfronterizo y a la organización de los Hermanos Musulmanes, calificada por varias naciones como terrorista. Desde entonces se cortaron las relaciones de todo tipo y se trató de aislar al país para tratar de conseguir un cambio en su política exterior y financiera, que lo había acercado a nuevos socios como Turquía e Irán, actores internacionales señalados por desestabilizar zonas de Oriente Medio y el norte de África con su postura beligerante.

EAU y Arabia Saudí encabezaron el embargo a Qatar en 2017. Entre las exigencias para levantarlo, que Doha consideró inaceptables, estaba precisamente el cierre de la cadena de televisión Al-Jazeera, que promocionó las fallidas Primaveras Árabes, y el cambio en su política diplomática. 

Riad y Abu Dabi también reclamaban el fin de "las intromisiones" y del "apoyo al terrorismo", en una alusión al respaldo que Qatar, junto a Turquía, brindan al islamismo político y a las diferentes ramas de la cofradía de los Hermanos Musulmanes, incluida Hamás en la franja de Gaza.  

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Kuwait anunció que Arabia Saudí levanta un embargo de un año a Qatar, abriendo sus fronteras aéreas y terrestres en los primeros pasos hacia el fin de la crisis del Golfo
AP/AMR NABIL - El Ministerio de Relaciones Exteriores de Kuwait anunció que Arabia Saudí levanta un embargo de un año a Qatar, abriendo sus fronteras aéreas y terrestres en los primeros pasos hacia el fin de la crisis del Golfo

El viraje de la política internacional de Qatar tras el boicot le llevó a estrechar su relación con Irán -cuyo espacio aéreo se convirtió en la única salida para Qatar Airways- y también con Turquía, que reforzó su base militar qatarí, en lugar de cerrarla, como exigían Arabia Saudí y Emiratos. 

Ahora parece que puede cambiar esta tendencia hacia Qatar; una modificación representada en la asistencia del emir Al-Thani a la cumbre del CCG y que fue confirmada desde Emiratos, cuyo Ministerio de Exteriores señaló que el objetivo del cónclave es recuperar la unidad árabe en el Golfo. Todo encaminado a lograr pacificar la región de Oriente Medio, uno de los objetivos principales de los últimos movimientos políticos que han significado el establecimiento de vínculos diplomáticos entre diversos países árabes como Emiratos o Bahréin con Israel bajo el auspicio de Estados Unidos. 

Por su parte, Egipto también acordó en principio la reactivación del sector aeronáutico con Qatar. La implementación de la decisión dependerá de una serie de demandas de El Cairo.