PUBLICIDAD

Iberdrola

Arabia Saudí entra en una importante refinería de petróleo en Polonia reduciendo la influencia de Rusia

El Reino podrá suministrar dos tercios de suministro de petróleo polaco
REUTERS/HAMAD MOHAMMED

REUTERS/HAMAD MOHAMMED  -   Amin H. Nasser, presidente y director ejecutivo de Saudi Aramco

La compañía estatal Saudi Aramco ha anunciado el acuerdo de comprar una participación del 30% en la segunda mayor refinería de petróleo polaca, Gdansk, y aumentar sus suministros de petróleo a entre 200.000 y 337.000 barriles por día. La capacidad de producción de esta refinería es 210.000 barriles por día, frente a los 270.000 que produce Blok, la principal refinería de Polonia.

El anuncio de la compra de Arabia Saudí de esta refinería se produce en plenas tensiones geopolíticas entre Rusia y Polonia. La fuerte influencia que ha tenido Rusia sobre Polonia como principal proveedor de petróleo en el país ha provocado en los últimos años una dependencia polaca hacia Rusia, una situación aprovechada desde el Kremlin para beneficiarse en los conflictos geopolíticos con Polonia y otros países europeos. Es por ello que la presencia de Arabia Saudí, el mayor productor de petróleo dentro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, dará un mayor dinamismo en el mercado petrolífero de Polonia a merced de la reducción de la influencia rusa.

Polonia ha buscado reducir esta dependencia de las importaciones de energía rusas mediante acuerdo con otros proveedores y cuya determinación ha estado agudizada a medida que han aumentado las tensiones entre los dos países. Sus relaciones ya habían empeorado a principios de 2021 cuando Polonia se vio obligada a reducir las compras de petróleo ruso debido a una disputa sobre los precios entre la rusa Rosneft y la polaca BKN.

PHOTO/AFP  -   El presidente ruso, Vladímir Putin
PHOTO/AFP - El presidente ruso, Vladímir Putin

No obstante, las tensiones geopolíticas son las determinantes en la decisión de Polonia de reducir la influencia rusa. Las disputas entre en Moscú y Varsovia en los últimos meses estallaron por la crisis migratoria que involucraba al país vecino Bielorrusia. Además, las actuales amenazas rusas de invadir Ucrania han contribuido a que Polonia tenga que afrontar amenazas similares. Tanto es así que los ejercicios militares que van a llevar a cabo los rusos en Bielorrusia se realizarán cerca de las fronteras occidentales del país, en las fronteras con Polonia y Lituania. El ministro de Relaciones Exteriores de Polonia, Zbigniew Rau, ha advertido que “el peligro de guerra en la región es ahora mayor que cualquiera que haya surgido en los últimos 30 años”.

El Ministerio de Energía de Rusia y el monopolio de oleoductos Transneft todavía no se han pronunciado ante el anuncio de compra de Arabia Saudí. Se espera que Rusia suministre 120.000 barriles este mes a través de Druzhba, frente a los 220.000 barriles que se suministró en enero de 2021 o a los 500.000 barriles en la década de los 2000. En todo caso, si se completa el acuerdo, la empresa saudí Aramco aumentará sus suministros de petróleo a Polonia entre tres y cinco veces, y puede satisfacer entre en el 50 y el 70% de las necesidades de crudo en Polonia.

AFP/ALEX HALADA - Zbigniew Rau, ministro polaco de Asuntos Exteriores y presidente en ejercicio de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), da una rueda de prensa en el Palacio de Hofburg en Viena, Austria, el 13 de enero de 2022
AFP/ALEX HALADA - Zbigniew Rau, ministro polaco de Asuntos Exteriores y presidente en ejercicio de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), da una rueda de prensa en el Palacio de Hofburg en Viena, Austria, el 13 de enero de 2022

No obstante, fuentes cercanas al acuerdo saudí han afirmado que, si bien el acuerdo era muy importante para Polonia, es poco probable que tenga un impacto en las políticas dentro del grupo OPEP+, que incluye a la Organización de Países Exportadores de Petróleo y aliados, sobre todo Rusia.