Arabia Saudí intercepta dos nuevos drones hutíes

 -  

Henar Hernández

Pie de foto: Arabia Saudi intercepta dos drones lanzados por hutíes en el suroeste del país. REUTERS/KHALED ABDULLAH

El portavoz de la coalición internacional liderada por Arabia Saudí que combate en Yemen, el coronel Turki Al-Malik, ha asegurado que el sistema de defensa aérea saudí ha interceptado dos drones lanzados por los rebeldes hutíes desde Yemen que se dirigían a la ciudad de Khamis Mushait, ubicada al sudoeste del territorio saudí y cerca de la frontera entre ambos países. Según ha revelado la Agencia de Prensa Saudí (SPA, por sus siglas en inglés), no se han registrado ni daños civiles ni materiales.

La cadena afín a los rebeldes Al Masirah confirmó que el movimiento hutí había llevado a cabo una serie de ataques horas antes contra la base área del rey Khalid, situada en las inmediaciones de Khamis Mushait.

Estos incidentes contribuyen a engrosar la lista de los 300 objetivos “vitales y militares” que los rebeldes prometieron atacar tanto en Arabia Saudí como en Emiratos Árabes Unidos (EAU). Así, el 14 de mayo se producía el primero de ellos, contra dos estaciones de bombeo de petróleo saudí en la localidad costera de Yanbu. Una semana más tarde, el 20 de mayo, el sistema Patriot de defensa aérea saudí interceptaba en la ciudad de Taif, al suroeste de Arabia Saudí, dos misiles balísticos hutíes lanzados desde Yemen que tenían como objetivo La Meca, el lugar más sagrado para los musulmanes, y la urbe de Jeddah.

Pie de foto: Patriot es un sistema de misiles tierra-aire de largo alcance fabricado por la compañía estadounidense Raytheon. SEBASTIAN APEL/U.S. DEPARTMENT OF DEFENSE via AP

Al día siguiente, el 21 de mayo, el movimiento hutí lanzaba otro ataque con un dron del mismo modelo Qasef-2K contra un almacén de armas en el aeropuerto de Najran, también ubicada en el suroeste del territorio saudí. El 26 de mayo se documentaba el último incidente hasta la fecha, cuando el sistema de defensa aérea de Arabia Suadí interceptaba un dron no tripulado cargado de explosivos que se dirigía contra el aeropuerto Rey Abdullah de Jizán, donde los rebeldes afirmaban que se encontraba un hangar de aviones de guerra.

Es reseñable destacar que, en menos de un mes, se han producido cinco ataques contra diferentes objetivos – de la lista de 300 –, todos ellos localizados en territorio saudí y ninguno dentro de los límites de EAU. 

Con todos estos acontecimientos sobre la mesa, este lunes el príncipe heredero de Abu Dhabi, Mohamed bin Zayed Al Nahyan, recibía al primer ministro de Yemen, Maeen Abdulmalik, según revelaba la SPA. Al mismo tiempo, la agencia de prensa publicaba que la coalición internacional estaba intensificando sus ataques contra las milicias hutíes en la provincia de Hajjah, al noroeste de Yemen, con el objetivo de destruir vehículos y medios de transporte empleados por los rebeldes.

Pie de foto: Soldados con una coalición militar en Yemen apoyada por Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos se reúnen frente a un hospital en la ciudad portuaria de Hodeida, en Yemen, el 22 de enero de 2019. AFP/SALEH AL-OBEIDI

El rol de Irán

Irán, que ha presentado recientemente su nuevo sistema de defensa antimisiles, con capacidad para rastrear y destruir seis objetivos a la vez, ha visto sus intereses comprometidos con sus socios en la región tras descubrirse que estaba suministrando material bélico a los rebeldes hutíes, como adelantó Daniel Abascal en Atalayar. El pasado 25 de mayo, un barco procedente de Irán atracó en el puerto yemení de Al Hudeida cargado con armas y diversos componentes tecnológicos, necesarios para la fabricación de los drones Qasef-2K, utilizados por los hutíes en sus ataques.

Las fuentes yemeníes también facilitaron una imagen de un camión cargado con dos contenedores saliendo de las instalaciones del puerto que, en teoría, debía permanecer bajo el control de autoridades neutrales, según los acuerdos firmados entre las dos partes bajo la mediación del enviado especial de Naciones Unidas, Martin Griffiths. El funcionario británico de la ONU ha sido el objetivo de innumerables voces críticas que claman por su dimisión, entre ellas el presidente de Yemen, Abdo Rabu Mansur Hadi. En este sentido, cabe destacar que le acusan de posicionarse a favor de los rebeldes hutíes en detrimento del Gobierno de Yemen, sustentado por la coalición internacional e, incluso de buscar acuerdos bilaterales entre las dos partes del conflicto al mismo nivel, dotando de legitimidad política y estatal al movimiento hutí.

Pie de foto: El ministro de Relaciones Exteriores de Yemen, Khaled al-Yamani, en una conferencia de prensa en las Naciones Unidas en Ginebra, Suiza, el 8 de septiembre de 2018. AFP/JONATHAN NACKSTRAND

Una de las primeras consecuencias del enfriamiento de Yemen con la ONU se habría materializado con la dimisión del ministro de Exteriores yemení, Khaled al-Yamani. Fuentes cercanas al Ministerio apuntan a que el político habría tomado la decisión por las presiones recibidas desde el Ejecutivo para que criticase la gestión de Griffiths, como había hecho el resto del Gabinete. Así, las diferencias entre las filas del Gobierno por la estrategia a seguir para la consecución de la paz se estarían tornado evidentes. Las discrepancias acarrean inestabilidad, un factor que no contribuye a la resolución del conflicto.

Más de esta serie:

Siguen los ataques hutíes – EEUU espera llegar a un acuerdo con Irán para rebajar las tensiones en Oriente Medio (27 de mayo de 2019)

Los rebeldes hutíes atacan con drones un almacén de armas de Arabia Saudí (21 de mayo de 2019)

Arabia Saudí intercepta un misil hutí que se dirigía a La Meca (20 de mayo de 2019)

Los hutíes dejan Al Hudeida pero atacan instalaciones petrolíferas saudíes (14 de mayo de 2019)