Arabia Saudí intercepta misiles en el espacio aéreo de Riad y la frontera con Yemen

Los dirigentes saudíes señalan a las milicias hutíes por este nuevo ataque
El portavoz de la coalición militar dirigida por los saudíes, el coronel Turki al-Maliki, durante una conferencia de prensa

AFP/FAYEZ NURELDINE  -   El portavoz de la coalición militar dirigida por los saudíes, el coronel Turki al-Maliki, durante una conferencia de prensa

Las defensas antiaéreas de Arabia Saudí interceptaron dos misiles en el espacio aéreo de Riad y en la provincia de Yazan, fronteriza con Yemen, una acción de la que las autoridades saudíes han acusado a los rebeldes hutíes del país vecino.

Turki al-Maliki, portavoz de la coalición militar árabe liderada por Arabia Saudí que interviene en el Yemen en favor del Gobierno reconocido internacionalmente, afirmó en declaraciones recogidas este domingo por la agencia oficial SPA que cerca de la medianoche la Defensa Aérea Real interceptó y destruyó dos misiles balísticos.

En la capital saudí, la caída de los restos del misil causó heridas leves a dos civiles, informó la Defensa Civil de Riad, según la agencia.

Los proyectiles fueron lanzados contra objetivos "civiles" desde las regiones yemeníes de Sada y Saná, de acuerdo con Al-Maliki, quien acusó a los hutíes del ataque y prometió continuar con sus medidas "decisivas" para acabar con la amenaza rebelde.

"El lanzamiento de misiles balísticos por parte de la milicia terrorista hutí y la Guardia Revolucionaria de Irán en estos momentos refleja la amenaza real de esta milicia terrorista y el régimen iraní que la patrocina", denunció Al-Maliki.

Los rebeldes chiíes hutíes de Yemen reivindicaron finalmente el ataque con dos misiles en el espacio aéreo de Riad y en la provincia de Yazan, que fueron interceptados, y amenazaron con "más operaciones dolorosas", según el portavoz de la agrupación armada.

El portavoz militar de los hutíes, Yahya Sarea, declaró en un mensaje de vídeo difundido por los canales de comunicación habituales de los rebeldes que los ataques con misiles fueron dirigidos contra "varios objetivos sensibles" en la capital saudí.

Los hutíes han reivindicado numerosos ataques con misiles y drones contra Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos, el último de envergadura el pasado septiembre, cuando aseguraron haber atacado dos plantas de la petrolera estatal saudí Aramco.

La acción provocó la suspensión temporal del 50% de la producción de la mayor petrolera del mundo, si bien Arabia Saudí, al igual que Estados Unidos, acusó a Irán del ataque.

Los saudíes encabezan desde 2015 la coalición militar árabe que realiza ataques contra los hutíes en territorio yemení, en apoyo del Gobierno del presidente Abd Rabbuh Mansur al-Hadi, al que los rebeldes disputan el poder desde 2014.