Arabia Saudí invertirá 10 mil millones de dólares en dos nuevas iniciativas contra el Cambio Climático

El príncipe heredero anuncia las medidas durante la Cumbre de la Iniciativa Verde del Medio Oriente
mohamed-bin-salman

 -  

Si hay algo que tienen claro en Arabia Saudí es que su economía no puede seguir dependiendo exclusivamente del petróleo. Por ello, desde hace tiempo, están centrado gran parte de sus esfuerzos en llevar a cabo una diversificación de su economía que, al mismo tiempo, pueda apoyar la lucha contra el Cambio Climático. A ciertas iniciativas como Sustainable Tourism Global Center (STGC) se suman ahora dos nuevas anunciadas por el príncipe heredero Mohamed bin Salman en la Cumbre de la iniciativa Verde del Medio Oriente con un coste que superará los diez mil millones de dólares, de los cuales Riad aportará alrededor del 15%.

Bin Salman aseguró que el objetivo de esta cumbre es el de “unir fuerzas y coordinar nuestros esfuerzos para proteger el medio ambiente, enfrentar el cambio climático y desarrollar una hoja de ruta para reducir las emisiones de carbono en la región en más del 10 por ciento de la contribución global”. Un objetivo muy ambicioso que se pretende conseguir, entre otras actividades, a través de la plantación de 50 mil millones de árboles, lo que supondría el programa de plantación más grande del mundo. Esta acción, dice el príncipe heredero, “contribuirá a lograr el 5 por ciento de la meta mundial de forestación”.

arabia saudi-aerolinea-aviones
PHOTO/CHRISTOPH SCHMDT  -   Un Airbus A320 de la aerolínea de Arabia Saudí

Los 39 mil millones de riales saudíes – algo más de 10 mil millones de dólares – serán invertidos en diversas iniciativas, como el establecimiento de un fondo de inversión para soluciones de la economía de carbono, un programa regional para reducir las emisiones y la creación de una plataforma de cooperación cuyo objetivo será implementar el concepto de economía circular del carbono. Mohamed bin Salman cree que “hay lagunas en el sistema regional de acción climática”, y por eso deben coordinarse e intercambiar conocimiento y tecnología para así poder acelerar el cumplimiento de los objetivos climáticos.

A todo ello se unen numerosos nuevos proyectos anunciados también en la cumbre como la creación de “un centro regional de alerta temprana de tormentas, un centro regional para el desarrollo sostenible de la pesca y un programa regional de siembra de nubes”. Los esfuerzos la región contra el Cambio Climático, impulsados por el liderazgo de Arabia Saudí, serán claves en el futuro de las economías verdes. Por otro lado, también jugarán un importante papel de cara a la diversificación del sector económico en el que lleva años centrada Riad en su búsqueda de abandonar la dependencia del petróleo a la que siempre ha estado ligada la situación financiera del país.

vision-2030-arabia-saudi

Vision 2030 es posiblemente la iniciativa más ambiciosa en este aspecto. El objetivo es convertir a Riad en una de las diez economías urbanas más grandes del mundo. Se espera que la inversión extranjera en la capital saudí se dispare en una operación que contaría con un valor cercano a los 20 mil millones de dólares. Ya existen acuerdos para instalar sedes de empresas del más alto nivel como Price Waterhouse Coopers (PWC), Deloitte, Pepsi, Bosch o Bechler. Mutasem Dajani, director ejecutivo de Deloitte asegura que “Riad está experimentando una transformación notable para reforzar su posición como uno de los principales centros globales de negocios, turismo y calidad de vida del mundo”.

Arabia Saudí no deja de ampliar sus esfuerzos tanto en la lucha contra el Cambio Climático como en la diversificación de su economía. En algunos casos, como es el del proyecto STGC aúnan los dos aspectos para, a la vez que amplían su rango de acción financiero, combaten la crisis climática. Sustainable Tourism Global Center pretende hacer crecer el sector turístico a la vez que crea nuevos puestos de trabajo. No obstante, también se mira de reojo a los Acuerdos de París para favorecer el cumplimiento de los límites de emisiones establecidos en el tratado.