Arabia Saudí planea crear su propia aerolínea en el camino hacia la diversificación

La nueva medida anunciada por el príncipe heredero busca alejarse de la dependencia económica del petróleo
arabia saudi-aerolinea-aviones

PHOTO/CHRISTOPH SCHMDT  -   Un Airbus A320 de la aerolínea de Arabia Saudí

La economía de Arabia Saudí lleva años sustentada casi en su totalidad por la industria del petróleo. Por eso, una de las obsesiones del príncipe heredero, Mohamed bin Salman, es cambiar por completo esa dependencia a través de diversas iniciativas que hagan posible una diversificación de la economía de su país. La última de ellas, anunciada por el propio príncipe, ha sido la creación de una nueva aerolínea estatal saudí, que se añadiría a la ya existente (Saudia, antes conocida como Saudi Arabian Airlines) y que tendría como objetivo fundamental convertir Arabia Saudí en un centro logístico global.

Una vez se haga realidad este nuevo proyecto, el país saudí ascendería hasta la quinta posición en el ranking mundial de tráfico aéreo. Con la vista puesta en el año 2030, Mohamed bin Salman ha expresado su intención de aumentar hasta los 45 mil millones de riales – más o menos 12 mil millones de dólares – los ingresos ajenos a la producción petrolera. La iniciativa incluye además el desarrollo de puertos, redes ferroviarias y de carreteras, aumentaría la contribución del sector de transporte y logística al producto interior bruto del 6 al 10 por ciento.

bin salman-principe-arabia saudi
PHOTO/REUTERS  -   El príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohammed bin Salman

“La estrategia integral tiene como objetivo posicionar a Arabia Saudí como un centro logístico global que conecta los tres continentes”, afirmó el príncipe heredero. A lo que también añadió que este proyecto “ayudará a otros sectores como el turismo, el Hajj y la Umrah a lograr sus objetivos nacionales”. Mejorar la infraestructura es otro de los objetivos perseguidos por bin Salman, y por eso ha dejado claro que la creación de una nueva aerolínea va paralelo al impulso del resto de planes que ya tienen puestos en marcha en el país, teniendo como fin la tan ansiada diversificación, que aleje la economía del petróleo.

arabia saudi-aramco-petroleo
REUTERS/MAXIM  SHEMETOV - Una vista muestra tanques de petróleo de marca en las instalaciones petroleras de Saudi Aramco en Abqaiq

Algunos medios locales han adelantado que entre las aspiraciones del Gobierno saudí se encuentra la creación de un nuevo aeropuerto que apoye la de la aerolínea. Ese aeropuerto estaría previsto que se levantase en la capital, Riad, aunque los medios que han revelado esta información no han aportado más detalles. El Fondo de Inversión Pública (PIF, por sus siglas en inglés) es el vehículo principal para impulsar las inversiones en Arabia Saudí, tanto en el país como fuera de sus fronteras, teniendo como pilar fundamental del proyecto Vision 2030.

A pesar de las terribles consecuencias que ha dejado y sigue dejando la pandemia de la COVID-19 en todas las economías del mundo, Arabia Saudí tiene ciertos motivos para ser optimista de cara al futuro. El sector no petrolero creció casi un 3% en el primer trimestre de este 2021, en comparación con el mismo período del año anterior, cuando aún la pandemia no había golpeado de manera tan severa la economía mundial. Mientras tanto, la economía ligada al petróleo sí experimentó un importante descenso de hasta un 11,7% en relación con el año pasado.

arabia-saudi-vision 2030-economia
AFP/FAYEZ NURELDINE    -   Logotipo del plan de modernización Visión 2030, que prevé la diversificación de la economía del país

El director general de Tamkeen Technologies, Mohamed al-Shaibi, analizó en una entrevista con Oxford Business Group algunas de las claves del crecimiento de la economía no petrolera en Arabia Saudí y decía que “la pandemia ha reforzado el enfoque del Gobierno saudí en su agenda y transformación digital”, lo que ha causado, en cierto modo, un cambio de perspectiva. Y no sólo en referencia a los proyectos como de la nueva aerolínea o Visión 2030, sino a “facilitar el intercambio de documentos digitales y las transacciones dentro de las instituciones gubernamentales”.

Arabia Saudí tiene ya muchos frentes abiertos para impulsar diferentes sectores económicos que alejen al país de la dependencia del petróleo. No obstante, tanto este proyecto como el de Visión 2030, aún no son realidad y se tiene que esperar para ver los frutos que dejan estas iniciativas. Lo que sí está claro es que el camino que está tomando el país saudí, liderado por su príncipe heredero Mohamed bin Salman, es el de expandir la economía y convertirla, si todo se materializa como esperan desde el Gobierno, en una de las máximas potencias mundiales.