Arabia Saudí, Rusia, Qatar y Venezuela acuerdan congelar la producción de petróleo

 -  

Agencias

Pie de foto: Chocan con Irán, que impide un acuerdo global. Tras este paso, la producción se fijaría en 43 millones de barriles diarios.

En un nuevo intento por frenar el desplome del precio del petróleo, dos de los mayores exportadores del mundo, Arabia Saudí y Rusia, han acordado congelar la producción de crudo en los niveles de enero (unos 43 millones de barriles diarios entre la OPEP y Moscú). Estos países junto a Qatar y Venezuela tratan así de hacer frente al exceso de oferta.

Sin embargo, Irán ha anunciado que quiere mantener e incluso incrementar su cuota de mercado ahora que se han levantado las sanciones sobre Teherán. La negativa de este país y la débil demanda han impedido que este acuerdo entre Rusia y Arabia Saudí se haya materializado en un fuerte incremento de los precios del crudo.

Y es que los barriles de Brent y de West Texas han llegado a avanzar esta mañana alrededor del 5%, pero poco a poco las subidas se han ido desinflando hasta convertirse en pérdidas superiores al 3%. La decisión requiere el visto bueno del resto de grandes productores. Todo parece indicar que el mercado esperaba un acuerdo global, e incluso, un recorte de la producción. La mayoría de empresas del sector registra avances.

En este sentido, el ministro de Petróleo de Venezuela, Eulogio Del Pino, ha adelantado que mañana habrá un reunión para negociar con otros países clave como Irak e Irán. "Mañana tendremos un encuentro y espero que el ministro de Qatar me acompañe para discutir con ellos sobre la base de este acuerdo", añadió el ministro venezolano. Fuentes del mercado han asegurado que Irak estaría listo para congelar la producción, mientras que Irán se negará a abandonar su cuota de mercado.

Por su parte, su homólogo saudí, Ali al-Naimi, consideró que congelar la producción de crudo "es adecuado" para el mercado y apuntó que "en los próximos meses se evaluarán los siguientes pasos para estabilizar el mercado".

Asimismo, el ministro de Energía de Qatar, Mohammed bin Saleh al-Sada, anunció el acuerdo para "congelar la producción en los niveles de enero", subrayando que la decisión fue tomada por Arabia Saudí, Qatar, Rusia y Venezuela.

Primera decisión sobre la oferta desde 2014

"Realmente es la primera decisión sobre la gestión de la oferta desde noviembre de 2014, por lo que aunque habrá algunos que tratarán de menospreciarla y decir que no es un recorte, es un cambio. Es un gran cambio en la política", señaló el estratega de Petromatrix, Olivier Jakob.

El encuentro reaviva los recuerdos de un acuerdo entre los productores de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y los no OPEP en 2001, cuando Arabia Saudí impulsó un pacto global para recortar la oferta al que Rusia accedió a sumarse por primera y última vez.

Sin embargo, Moscú nunca cumplió realmente su promesa de reducir las exportaciones. Un funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores ruso, Vladimir Voronkov, ha dicho el lunes que Venezuela está hablando con algunos miembros de la OPEP y con Rusia sobre la posibilidad de una acción conjunta que impulse los precios.

ado a cooperar bajo el argumento de que su industria es competitiva a cualquier precio y que técnicamente es problemático reducir la producción.

Esas posiciones comenzaron a suavizarse después de que en enero los precios del petróleo se derrumbasen hasta por debajo de los 30 dólares por barril, una fracción de lo que Rusia necesita para equilibrar su presupuesto en la cercanía de las elecciones parlamentarias de finales de este año. Las finanzas públicas de Arabia Saudí y de otros estados del Golfo Pérsico también están sufriendo por la caída de sus ingresos por exportación de crudo.

Muchos observadores de la OPEP han expresado que el mayor obstáculo para un acuerdo serían las posiciones de otros miembros del grupo, como Irán e Irak, que planean aumentar su producción este año.