Arabia Saudí se interesa por el Olympique de Marsella

El Reino quiere entrar con fuerza en la Ligue 1 para amenazar la hegemonía del París Saint-Germain controlado por Qatar
El príncipe Al-Waleed bin Talal

PHOTO/AFP  -   El príncipe Al-Waleed bin Talal

La posición preponderante del París Saint-Germain en la Ligue 1 (Primera Divisón francesa) puede verse ahora amenazada por la intención de Arabia Saudí de hacerse con el Olympique de Marsella, uno de los rivales históricos del club parisino, que está bajo control de Qatar desde 2011, cuando fue adquirido por el fondo Qatar Sports Investments (QSI).

La escuadra capitalina domina con mano de hierro el fútbol galo desde la entrada qatarí en la sociedad, bajo la dirección del presidente Nasser al-Khelaifi (quien está cercado últimamente por la justicia suiza a raíz de las investigaciones sobre presuntos sobornos a la FIFA y presunta corrupción en relación con los derechos de retransmisión de la Copa del Mundo de Qatar 2022). Ahora llegaría al fútbol francés el archirrival de esta monarquía del Golfo comandada por el jeque Tamim bin Hamad al-Thani, ni más ni menos que Arabia Saudí. 

El presidente qatarí del París Saint-Germain, Nasser al-Khelaifi
AFP/FRANCK FIFE - El presidente qatarí del París Saint-Germain, Nasser al-Khelaifi

El Reino sigue muy interesado en tener una posición más potente en el concierto futbolístico internacional; y, tras estar interesado en la compra del Newcastle en la Premier League de Inglaterra (para hacer frente al Manchester City controlado por Emiratos Árabes Unidos), en una operación tras la que se encuentra el príncipe heredero saudí Mohamed bin Salman bin Abdulaziz al-Saud, ahora le llega el turno a Francia y a uno de los tradicionales clubes de la competición francesa, el Olympique de Marsella, equipo con una gran historia en el balompié galo y europeo (no obstante es el único equipo francés que ha conquistado una Copa de Europa o Champions League, la ganada en 1993 ante el AC Milan) y con una gran y extensa afición (entre la que se encuentran miles de fans de origen árabe asentados en la ciudad portuaria marsellesa).

Detrás de este interés está uno de los miembros de la familia real saudí, Al-Waleed bin Talal bin Abdulaziz al-Saud, un emprendedor e inversor que se constituye como una de las grandes fortunas del país de Oriente Medio y que estaría muy cerca de adquirir el club marsellés.

Según la página web árabe especializada en fútbol Kooora, una de las más relevantes del entorno de Arabia Saudí y con 1,5 millones de seguidores en su cuenta de Twitter, la oferta que habría hecho Al-Waleed bin Talal bin Abdulaziz al-Saud superaría los 400 millones de euros para hacerse con la mayor parte de las acciones del Olympique de Marsella.

Vista general de una pancarta exhibida por los aficionados del Olympique de Marsella
REUTERS/ERIC GAILLARD - Vista general de una pancarta exhibida por los aficionados del Olympique de Marsella

Una cifra muy tentadora para el actual dueño del OM, Franck McCourt, que según diversos medios tiene que lidiar con las deudas que arrastra la escuadra del sur de Francia. Fuentes cercanas a la entidad gala hablan de una deuda que se acercaría a los 100 millones de euros, según ha publicado el diario Sport. McCourt, que había sido anteriormente dueño del equipo de béisbol de Los Ángeles Dodgers, se hizo con el control de la entidad marsellesa en 2016 por unos 40 millones de euros.

De hecho, se viene tiempo especulando con que Franck McCourt ha puesto en venta al equipo debido a las dificultades económicas que arrastra de temporadas anteriores. Las negociaciones se están llevando con total discreción en este sentido, según el sitio de internet Kooora.

Si el OM pasara a manos de la Casa Real saudí, el fútbol francés podría vivir un nuevo duelo por todo lo alto entre el PSG, propiedad del fondo qatarí QSI y presidido por Nasser al-Khelaifi, y el equipo marsellés; con la previsión de una gran inyección de dinero por ambas partes para competir al más alto nivel. 

El interés del jeque saudí en el conjunto marsellés viene de lejos. En 2014 ya intentó adquirir la totalidad del OM, pero los impedimentos para comprar el Vélodrome, estadio en el que juega el Olympique de Marsella y que es propiedad del Ayuntamiento, le frenaron en sus ambiciones.

Vista general del interior del estadio Vélodrome del Olympique de Marsella
PHOTO/REUTERS - Vista general del interior del estadio Vélodrome del Olympique de Marsella

Ahora, Al-Waleed bin Talal habría puesto sobre la mesa los referidos 400 millones de euros para hacerse con el club y el estadio, una oferta que todavía no tiene una respuesta concreta por parte del gigante del fútbol francés. La llegada de Al-Waleed al fútbol francés supondría, por lo tanto, una revolución en el campeonato francés. Además, es sabido que el miembro de la familia real saudí veranea cada año en el sur de Francia, país al que está muy vinculado.