PUBLICIDAD

Iberdrola

Arabia Saudí y Emiratos muestran cierta disconformidad con Estados Unidos

Desde el reino saudí y el país emiratí podría haber algún distanciamiento en relación con el gigante norteamericano ante la supuesta falta de interés de este sobre Oriente Medio
Mohamed bin Salman y Joe Biden

PHOTO/ARCHIVO  -   Mohamed bin Salman y Joe Biden

Arabia Saudí podría reducir sus inversiones en Estados Unidos y Emiratos Árabes Unidos habría mostrado disensiones políticas con el país estadounidense, según se desprende de algunas informaciones como las ofrecidas por el medio Al Arab; algo que no favorece las relaciones de los países árabes con la nación norteamericana. 

Los vínculos entre los dos países árabes y Estados Unidos no serían los mejores en estos momentos. Según el medio Al Arab, Mohamed bin Salman, príncipe heredero de Arabia Saudí, se mostraría crítico con la Administración del presidente Joe Biden por la supuesta interferencia norteamericana en los asuntos internos del Reino, dando a entender que las inversiones saudíes se reducirían en Estados Unidos debido a esto. El príncipe heredero concedió una entrevista al medio The Atlantic en la que señaló que “no le importa” si Joe Biden malinterpreta lo dicho dejando cierta sensación de malestar ya que, al parecer, el presidente norteamericano no ha tenido contacto con él a pesar de llevar más de un año en la Casa Blanca, según se desprende de la información del medio Al Arab.

Al entender que Biden podría centrar sus intereses lejos de Arabia Saudí y de Oriente Medio, el príncipe heredero manifestó que tampoco tiene derecho a influir en la política saudí ni a definir con quién debe tratar el Reino. “Ejercer presión no ha funcionado a lo largo de la historia, y no lo hará”, indicó Mohamed bin Salman sobre posibles presiones o condicionantes sobre la política exterior saudí. 

Según diversos expertos, la cierta dejación estadounidense absuelve a Riad de cualquier obligación política con Estados Unidos. En este sentido, Mohamed bin Salman otorga gran nivel a su país, miembro del G20 y una de las naciones con mayor crecimiento económico del mundo, equiparándole con las grandes potencias. 

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden
PHOTO/ARCHIVO - El presidente de Estados Unidos, Joe Biden

En este punto, cabe destacar también el posible acuerdo nuclear que se pueda alcanzar con la República Islámica de Irán, mediante la negociación que se está llevando a cabo con Europa y Estados Unidos. Arabia Saudí sigue desconfiando de Irán, su gran rival político en Oriente Medio y gran representante de la rama chií del islam que pugna por la preponderancia en la región contra la vertiente suní patrocinada por el reino saudí. En el reino saudí no gustan los acercamientos con el régimen de los ayatolás. 

Por otro lado, el embajador de Emiratos Árabes Unidos en Washington, Yousef al-Otaiba, habría hablado de tensión con el país norteamericano, según Al Arab; mientras se ha dado cierta muestra de distanciamiento entre Abu Dabi y Washington con motivo de la votación del proyecto promovido por Estados Unidos en Naciones Unidas que condenaba el ataque ruso sobre Ucrania. 

Rusia ha quedado aislada en el plano internacional lógicamente por su ataque contra Ucrania, aunque en la última resolución de condena de Naciones Unidas se planteaban ciertas dudas en la votación por la tradición de no alineamiento de países no occidentales, que viene de la época de la Guerra Fría. Como apuntó el diario El País, el mundo árabe mantuvo un perfil menos destacado, a excepción de Kuwait, a la hora de condenar duramente la ofensiva rusa. Emiratos terminó apoyando finalmente la resolución de condena contra Rusia a pesar de que en la resolución fallida del viernes anterior se abstuvo, según informó Al Arab. La mayoría de los países de África y América Latina secundaron la iniciativa, mientras los dos grandes gigantes de Asia, China y la India, optaban por la abstención. China fue uno de los tres países que se abstuvo en la votación de la resolución fallida del Consejo de Seguridad celebrada el viernes, mientras la India, dependiente de Moscú en ayuda militar, mantuvo una posición equidistante. 

Yousef al-Otaiba, embajador de los Emiratos Árabes Unidos en Estados Unidos
PHOTO/WAM - Yousef al-Otaiba, embajador de los Emiratos Árabes Unidos en Estados Unidos

En este sentido, medios estadounidenses criticaron a Emiratos después de que se abstuviera de votar a favor de la resolución estadounidense que condena a Rusia, aunque luego llegó el apoyo a la resolución de condena ante el ataque del país de Vladimir Putin sobre Ucrania. 

Según diversos analistas, como apunta el medio Al Arab, la intención de Al-Otaiba es explicar que la posición de Emiratos hacia Estados Unidos no había variado, pero que quien sí había protagonizado un viraje político es el gigante norteamericano al reducir sus intereses en Oriente Medio para pasar a tener más presencia en Asia debido al interés norteamericano de hacer más frente en esa zona a la expansión de China, principal competidor internacional del gigante norteamericano. 

Estados Unidos tomó la determinación hace tiempo de ir abandonando Oriente Medio y el Golfo, con la retirada de tropas de Afganistán como gran ejemplo, para centrar más su atención en Asia. Algo que podría no haber gustado a importantes países de la zona como Emiratos o Arabia Saudí.

Además, la respuesta estadounidense ante los ataques hutíes contra intereses de Arabia Saudí y Emiratos mediante drones y misiles, destacando el último contra Abu Dabi que dejó tres operarios petroleros muertos, puso en alerta a los países del Golfo sobre el compromiso estratégico norteamericano respecto a la seguridad de la zona. Y la relajación de Estados Unidos en esta relación puede conllevar una postura más negativa de los Estados del Golfo ante el país norteamericano, como apunta el medio Al Arab. 

Según el medio Al Arab, se puede entender la posición de Emiratos en el Consejo de Seguridad cuando se abstuvo de votar a favor del proyecto de resolución estadounidense que condenaba a Rusia, pues respondía de alguna manera a la falta de compromiso de Estados Unidos para apoyar la posición del Golfo y en relación también con los dispuesto sobre la amenaza que supone Irán para la región. 

Un presunto ataque con un dron por parte de los rebeldes Houthi de Yemen que tenía como objetivo una instalación petrolera clave en Abu Dabi mató a tres personas
PHOTO/Planet Labs PBC via Ap - Un presunto ataque con un dron por parte de los rebeldes Houthi de Yemen que tenía como objetivo una instalación petrolera clave en Abu Dabi mató a tres personas

“Nuestra relación con Estados Unidos es como cualquier otra”, dijo Al-Otaiba durante una conferencia sobre la industria de defensa, tecnología y seguridad en Abu Dabi. “Hoy estamos pasando por una fase de prueba de esfuerzo, pero confío en que saldremos de ella y estaremos en una mejor posición”, agregó en el segundo día de la conferencia, como recogió Al Arab. 

Los analistas políticos apuntan a que Emiratos se sigue considerando aliado de Estados Unidos, pero depende del Gobierno de Joe Biden que la relación se mantenga en una situación óptima y que haya un trato de igual a igual, como apuntaba Al Arab.  

Según diversos analistas, la diplomacia norteamericana debe tener en cuenta que Emiratos ha evolucionado y otros países, como los que incluso compiten con Estados Unidos, como Rusia o China, buscan con el país del Golfo una asociación de defensa, económica y comercial importante, siendo el camino la existencia de una cooperación igualitaria que tenga en cuenta los intereses de todos al mismo nivel. 

“Creo que es justo decir que hace 10 o 20 años, los EAU eran vistos como un comprador tradicional de alta tecnología”, dijo Al-Otaiba. “Hoy creo que eso ha cambiado. Ya no nos interesa solo comprar, nos interesa la asociación”, manifestó el embajador emiratí, según la información de Al Arab.