Arabia Saudí y Emiratos vigorizan su orden regional a través de sus buenas relaciones

El príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, se reúne con el príncipe heredero de Abu Dabi, Mohammad Bin Zayed Al Nahyan, y reafirman las relaciones ya de por sí estrechas entre los dos Estados
Atalayar_príncipes herederos Mohamed bin Salman y Mohammad bin Zayed al-Nahyan_Emiratos_Arabia Saudi

AFP PHOTO/HO /WAM  -   El príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, junto con el príncipe heredero de Abu Dabi, Mohammad Bin Zayed Al Nahyan

Los dos gobernantes de facto de Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos, los príncipes herederos Mohamed bin Salman y Mohammad bin Zayed al-Nahyan, respectivamente, conocidos popularmente como MBS y MBZ, han erigido un eje regional con exposición global, en oposición a Irán, con el que buscan liderar el nuevo orden en Oriente Medio. 

Sus repetidos encuentros refuerzan esa posición y la visita del miércoles de Bin Salman a Abu Dhabi, en Emiratos, representó otra cita para estrechar las fraternas relaciones entre los dos Estados. La jornada no hizo más que confirmar las crecientes buenas dinámicas entre ambos mandatarios y robustecer la relación estratégica que mantienen los dos países. "Estoy encantado de dar la bienvenida a mi hermano y amigo, Mohammed bin Salman, a su segundo hogar, los Emiratos Árabes Unidos. Nuestro querido invitado está entre su familia," aseguró Bin Zayed en su Twitter, una muestra de su robusta amistad.

Atalayar_Arabia Saudi_Emiratos
PHOTO/SAUDI PRESS AGENGY - Los príncipes herederos a su llegada al palacio presidencial Qasr Al Watan en Abu Dhabi.

Durante el encuentro en Abu Dhabi, los príncipes herederos subrayaron, con retórica y acuerdos concretos, como la relación del Reino con los Emiratos Árabes Unidos que se basa en la cooperación y las políticas comunes respecto a la región. Las relaciones entre los dos países se construyen sobre bases sólidas, según aseguraron los mandatarios, y la visita supone un nuevo paso en el camino de los dos países hacia la integración. La última visita del príncipe heredero saudí a los Emiratos Árabes Unidos fue en noviembre de 2018 mientras que la de Bin Zayed a Arabia Saudí fue en agosto de este año. 

En esta ocasión, los dos mandatarios presidieron el segundo Consejo de Coordinación entre Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos "en el que Mohammed bin Salman y yo fuimos testigos del intercambio de 4 Memorandos de Entendimiento (MdE) y revisamos 7 iniciativas estratégicas", aseguró el príncipe heredero emiratí, Bin Zayed Al-Nahyan en su Twitter. Los MdE que se firmaron fueron en los campos de la salud, la cultura, el espacio y la alimentación mientras que entre las siete iniciativas se incluye la emisión de visas de visita conjunta, la facilitación del tráfico entre los puertos de entrada, la estrategia conjunta de seguridad alimentaria, la seguridad cibernética, la criptomoneda. 

"El consenso entre Abu Dhabi y Riad refleja el papel histórico de los dos países a la hora de hacer frente a los desafíos regionales, así como su influencia efectiva en el reequilibrio y el mantenimiento de la seguridad y la estabilidad de la región árabe y la salvaguardia de los intereses de sus pueblos", aseguraba la agencia de noticias emiratí.

Atalayar_Príncipes herederos Mohamed bin Salman y Mohammad bin Zayed al-Nahyan
PHOTO/SAUDI PRESS AGENGY - Los mandatarios posan para una foto con los documentos de los Memorandos de Entendimiento después de la ceremonia de firma en el palacio Qasr Al Watan.

Los dos países colaboran, a la par que compiten, por erigirse como el guardián del Golfo en un contexto regional marcado por las crecientes tensiones con Irán, el régimen de los ayatolás se presenta como un elemento desestabilizador de la política conjunta que los líderes envisionan para  Oriente Medio; la guerra en Yemen, que entra en una nueva fase tras  el acuerdo alcanzado el pasado 25 de octubre entre el Gobierno central de Yemen, encabezado por Abd Rabbuh Mansur al-Hadi, y el Consejo Transicional Sureño, liderado por Aidarous al-Zubaidi; además en estos momentos están pendientes de las incertidumbres que provienen las manifestaciones de Líbano e Irak. 

Hoy son conscientes de que para lograr el objetivo de liderazgo regional y exposición global es mejor hacerlo de manera coordinada y para ello han hecho una apuesta para vigorizar sus buenas relaciones.  Por ello, los gobiernos saudíes y emiratíes también han conformado un frente unido contra el terrorismo islámico en la región, con especial contundencia contra la Hermandad Musulmana, y contra las actuaciones del régimen de Qatar y los indicios de su financiación a grupos terroristas extremistas, algo que llevó a Arabia Saudí, EAU, Bahréin y Egipto a establecer un embargo político y económico sobre el Estado qatarí desde junio de 2017. 

En este frente ambos países también están recalibrando con el uso del poder blando para limar tensiones con la vecina Qatar al estar participando en la 24ª edición de la Copa del Golfo de fútbol, que se disputa en la actualidad en territorio qatarí (entre el 24 de noviembre y el 5 de diciembre).

La opv de Aramco 

El asunto del que más se habla en Arabia Saudí estos días, y en los mercados financieros internacionales, naturalmente también estuvo. El príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman llegó a Emiratos en medio del proceso de suscripción de la oferta pública de acciones (opv) de la petrolera Aramco. Muchos analistas y medios locales creen que Bin Salman buscaba cerrar la participación de la Autoridad de Inversión de Abu Dabi (ADIA), el fondo público soberano emiratí, en la puja para adquirir acciones en la empresa con más beneficios del mundo. 

Atalayar_Arabia Saud_Emiratos Árabes Unidos_MBS_MBZ.jpg
PHOTO/SAUDI PRESS AGENGY - MBS, a la izquierda, y MBZ, a la derecha

La visita del príncipe heredero se produce mientras Aramco trata de asegurar una exitosa salida a bolsa en vísperas de que el jueves concluya el periodo de suscripción de acciones para particulares (únicamente saudíes por decisión de la empresa) y a días para el cierre el próximo 4 de diciembre de la opción para inversores institucionales.

Refinería conjunta en India 

Durante el encuentro del miércoles, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos discutieron un proyecto de refinería en el oeste de la India, en el estado de Maharashtra, que costará al menos 70.000 millones de dólares, cifra que supera la estimación inicial de 44.000 millones de dólares anunciada anteriormente.
Una declaración dijo que ambas partes discutieron la iniciativa, anunciada por primera vez en 2018, de desarrollar el complejo de refinería y petroquímica, que aseguraría el suministro de 600.000 barriles diarios de crudo saudí y emiratí para el mercado de la India. El proyecto, que sería dirigido por un consorcio que incluye a Saudi Aramco y ADNOC, aún no ha comenzado.

MBS invita a los Emiratos al G20

Mohammed bin Salman invitó el miércoles a los Emiratos Árabes Unidos a asistir a la cumbre del G20 en Riad en noviembre de 2020. Arabia Saudí será la sede de la decimoquinta cumbre anual de líderes del G20 los días 21 y 22 de noviembre de 2020. 

Las fuertes relaciones y posturas comunes en muchos aspectos regionales e internacionales sirven como la inspiración para que los dos países, a través de MBS y MBZ, definan el orden para Oriente Medio que mejor se adapta a sus intereses, deseos y aspiraciones.