PUBLICIDAD

Iberdrola

Arabia Saudí abre su espacio aéreo a los vuelos de Israel

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, viajará a Arabia Saudí para mantener un encuentro histórico con el rey saudí y el príncipe heredero
aviones-israel

REUTERS/RONRN ZVULUN  -   Según han anunciado las autoridades saudíes, el reino permitirá que los vuelos que vayan a Israel o provengan de él puedan pasar por su espacio aéreo

Arabía Saudí ha mantenido cerrado su espacio aéreo a los vuelos con origen o destino en Israel hasta ahora. Según han anunciado las autoridades saudíes, el reino permitirá que los vuelos que vayan a Israel o provengan de él puedan pasar por su espacio aéreo.  La razón de esta histórica apertura es la llegada del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, al país saudí, en una visita programada para esta tarde, en el marco de su gira diplomática por Oriente Medio.

Durante este tiempo, Arabia Saudí permitirá que las aeronaves civiles sobrevuelen su espacio aéreo, siempre que cumplan con los requisitos de la Autoridad General de Aviación Civil necesarios para sobrevolar el país. 

lapid-joe biden
REUTERS/EVELYN HOCKSTEIN - El presidente estadounidense Joe Biden y el primer ministro israelí Yair Lapid en una reunión bilateral, en Jerusalén, el 14 de julio de 2022

El reino saudí, que no mantiene ningún tipo de relación diplomática con Israel, ya había aplicado anteriormente esta medida de apertura de su espacio aéreo a los vuelos entre Israel y Emiratos Árabes cuando en el año 2020 Emiratos efectuó, junto con Israel y con el respaldo de Estados Unidos, la firma de los Acuerdos de Abraham.

Este anuncio por parte de Riad supone ampliar el permiso a todos los vuelos civiles con destino y llegada a Israel. Esta decisión ya se puedo entrever en una rueda de prensa conjunta emitida desde Jerusalén por parte de Joe Biden y el primer ministro israelí en funciones, Yair Lapid, con motivo del viaje oficial del presidente estadounidense.

Esta decisión, además de suponer un paso más en un posible acercamiento entre Arabia Saudí e Israel, un escenario para el que Joe Biden habría estado trabajando durante varios meses, permite que las aerolíneas saudíes acorten sus trayectos a importantes destinos asiáticos como son China, la India o Tailandia. 

abdulaziz-bin-salman
AP/AMR NABIL - Pantalla que muestra imágenes del rey saudí Salman, a la derecha, y del príncipe heredero Mohammed bin Salman después de un desfile militar en preparación para la peregrinación anual del Hajj

En un comunicado, la Aviación Civil saudí ha justificado su decisión señalando que responde al cumplimiento de “sus obligaciones bajo la Convención de Chicago de 1944, que estipula la no discriminación entre aviones civiles utilizados en la navegación aérea internacional”. Asimismo, ha añadido que esta acción complementa “los esfuerzos destinados a consolidar la posición del reino como un nodo que conecte tres continentes y refuerce la conectividad aérea internacional”. 

De acuerdo con el medio estadounidense Axios, Lapid habría dado la bienvenida a la decisión de Riad junto con el asesor en Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, uno de los hombres clave a la hora de formar un frente en común en Oriente Medio, encabezado por Israel y las monarquías árabes, que consiga frenar la amenaza nuclear iraní.

De acuerdo con Sullivan esta decisión allanaría “el camino para un Oriente Próximo más integrado, estable y seguro”, un escenario que el considera como “vital” tanto “para la seguridad y la prosperidad de los EE. UU. y del pueblo estadounidense” como “para la seguridad y la prosperidad de Israel”. 

banderas-eeuu-arabia saudi
AP/AMR NABIL - El presidente Joe Biden visita  Oriente Medio en un momento en el que la región está experimentando cambios dramáticos y luchando por resolver problemas profundos
Arabia Saudí se prepara para recibir a Biden

Joe Biden se dispondría a comenzar su viaje con destino a Arabia Saudí con el fin de reunirse con el rey saudí, Salmán bin Abdulaziz, y el príncipe heredero, Mohammed bin Salman, en la ciudad saudí de Yeda. Esta reunión, además de ser importante en términos diplomáticos, alberga por sí misma un marcado simbolismo. Y es que, durante su discurso electoral, Biden mantuvo una marcada línea muy crítica con Arabia Saudí, llegándole a tildar al país como un Estado “paria”, por lo que este acercamiento vaticina, por lo menos, un cambio en su discurso político.

Asimismo, el sonado caso sobre el descuartizamiento del periodista Jamal Khashoggui distanció más una posible sintonía entre ambos países ya que la propia CIA acusó al reino de estar detrás de este asesinato. Sin embargo, la crisis energética acrecentada por el conflicto ruso-ucraniano ha conseguido que las diferencias entre ambos se queden al margen para, finalmente, escenificar un encuentro en el que ambos líderes se sentarán con un objetivo claro: llegar a un entendimiento sobre el futuro energético, del que depende en mayor o menor medida, el bloque europeo y también Estados Unidos

Coordinador de América: José Antonio Sierra.