PUBLICIDAD

Iberdrola

Arabia Saudí celebra la extensión de la tregua en Yemen

El Ministerio de Relaciones Exteriores saudí ha instado a los hutíes a abrir corredores humanitarios en Taiz para hacer frente a la grave situación que sufre la población en la zona
tregua yemen consejo presidencial de gobierno

PHOTO/ARCHIVO  -  

La preocupación del los Estados del Golfo por la guerra en Yemen ha sido la constante que ha definido a la península arábiga desde que comenzó el conflicto en 2014, y lo sigue siendo ahora, con la renovación del cese de las hostilidades. Arabia Saudí, el país que lidera la coalición contra las fuerzas hutíes apoyadas por Irán, ha celebrado la extensión de la tregua en el conflicto de la que se espera avanzar hacia una nueva estabilización.

Este cese de las hostilidades entre el Gobierno reconocido internacionalmente de Yemen y los rebeldes hutíes se había conseguido gracias a la mediación del enviado de la ONU para este país, Hans Grundberg, quien propuso extender la tregua por dos meses más. Una decisión tomada con el objetivo de acercar las posibilidades de poner fin a un conflicto que deja ya más de 150.000 muertes.

Las negociaciones conseguidas por Grundberg han sido clasificadas como “exitosas” por la ONU y celebradas por todos países involucrados en el conflicto. Así lo ha hecho en un comunicado el Ministerio de Relaciones Exteriores saudí en el que expresaba todo el apoyo del Reino a los esfuerzos del enviado especial de la ONU para Yemen de promover la paz en la región. 

grundberg onu yemen representative
PHOTO/ARCHIVO - Representante de la ONU en Yemen, Hans Grundberg

“La tregua está en línea con la iniciativa del Reino para poner fin a la crisis en Yemen y alcanzar una solución política integral, que se anunció en marzo de 2021”, publicaba el comunicado del Gobierno saudí, además de pedir que los hutíes “cumplan con las pautas de la tregua al abrir corredores humanitarios en Taiz para aliviar el sufrimiento humano y depositar ingresos en el Banco Central de Yemen para que los civiles puedan recibir salarios”. 

Y es que esta era otra de las demandas de Grundberg, reactivar la economía de la región para lograr un mecanismo de desembolso transparente y efectivo para el pago regular de los salarios de los funcionarios, las pensiones, las carreteras y aeropuertos, entre otras materias. Sin embargo, las milicias hutíes continúan rechazando esta propuesta de la ONU de reabrir las carreteras de la gobernación de Taiz, sitiada desde hace más de siete años.

En todo caso, las declaraciones del Gobierno saudí han sido bien acogidas por la ONU, que expresaba gratitud a Arabia Saudí y a Omán por apoyar el aplazamiento de la tregua y “sus continuos compromisos constructivos”. Grundberg agradecía de igual modo los esfuerzos de los líderes de los partidos yemeníes por haber realizado “comentarios sustantivos” sobre la propuesta.

crisis yemen war
PHOTO/ARCHIVO - 

Quien también celebraba esta extensión de la tregua era el presidente de Estados Unidos, Joe Biden. Desde la Casa Blanca el demócrata instaba a que “todas las partes avancen rápidamente hacia un proceso de paz amplio e inclusivo”, y añadía que la diplomacia estadounidense “no descansará hasta que haya un acuerdo permanente”.

Esta renovación de la tregua por dos meses más es la segunda que se produce desde que entró en vigor el pasado 2 de abril, y ha sido considerada necesaria gracias a los avances que ha conseguido en la región, especialmente por la reducción de bajas civiles y la reanudación de los vuelos comerciales desde el aeropuerto de Sanaa. Una realidad que puede seguir garantizándose con el compromiso de ambas partes del conflicto a implementar la tregua en su totalidad y buscar un camino pacífico porque, a conclusión de Grundberg, “el pueblo yemení no merece menos”.