PUBLICIDAD

Iberdrola

Arabia Saudí pone al blanqueo de capitales en su ojo de mira

Las autoridades saudíes requisaron 1,06 millones de dólares a una banda organizada dedicada a lavar dinero
fuerzas de seguridad de arabia saudí

PHOTO/ARCHIVO  -  

Con el anuncio de una operación policial que se saldó con 6 detenidos y 1,06 millones de dólares americanos requisados, Arabia Saudí se apunta otro tanto en la batalla contra el blanqueo de dinero. 

La fiscalía del reino árabe hizo públicos estos resultados la mañana del lunes 12 de septiembre, junto con un mensaje de compromiso en la lucha contra el blanqueo de capitales, que muchas veces favorece a las redes de terrorismo internacional. La banda desmantelada, compuesta por 1 súbdito saudí y otras 5 personas más de origen árabe, se añade a la lista de las organizaciones desarticuladas por la Justicia saudí en los últimos meses, de acuerdo con un comunicado recogido por el medio local Al-arab. 

La Justicia saudí, que dictó sentencia el lunes, condenó al súbdito saudí a una pena de 10 años de cárcel, así como a la prohibición de abandonar el territorio nacional durante otro periodo más de 10 años. A los demás declarados culpables de nacionalidades árabes no especificadas se les condenaron a 25 años de cárcel y a la deportación una vez terminada su condena.

Ya en febrero de 2022, la Justicia saudí condenó a un grupo de 11 personas a 52 años de cárcel por motivos similares, aunque con una cuantía incautada bien superior a la de este septiembre: 2,67 millones de dólares estadounidenses.

El Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo Pérsico, y Arabia Saudí a través del él, hace parte del GAFI (Grupo de Acción Financiera Internacional o FATF por sus siglas en inglés), un órgano internacional compuesto en 1989 por el G8 que se encarga de elaborar normas y promover medidas entre los Estados para luchar contra el blanqueo de capitales y la financiación de organizaciones terroristas.

En su evaluación de 2018, el GAFI llegó a algunas conclusiones acerca del estado de la lucha contra el blanqueo de dinero en el reino saudí. Pese a tener un sistema financiero relativamente pequeño y un acceso muy controlado a la economía, la situación general seria de “riesgo diverso” debido principalmente a los grupos terroristas, dentro como fuera del país, así como a los conflictos en la región. De acuerdo con las conclusiones del GAFI, citando a fuentes del FMI, el producto interior bruto generado por actividades ilegales en Arabia Saudí oscila entre los 12.000 a los 32.000 millones de dólares estadounidenses. De acuerdo todavía con el análisis del GAFI, las principales actividades que generan este capital son el tráfico ilícito de estupefacientes, la corrupción, la falsificación y la piratería de productos. Las estimaciones indican que entre un 70% y un 80% de las ganancias ilícitas salen del país.

logo del fatf-gafi blanqueo de dinero arabia saudí
PHOTO/ARCHIVO 

Arabia Saudí remodeló sus pautas de trabajo y sus leyes para hacer frente al blanqueo de capitales a partir de 2010, cuando introdujo en su arsenal legal las principales herramientas para hacer frente a este problema. En 2017, Arabia Saudí aprobó amplias revisiones de su Ley contra el de blanqueo de capitales (AMLL) y de la Ley sobre Delitos y Financiación del Terrorismo (LTCF). Junto a las reformas legales acompañaron algunas remodelaciones en el Gobierno, así como la definición de una nueva estrategia para hacer frente al blanqueo de capitales. El GAFI valoró en su informe de 2018 todos estos cambios de forma positiva. Los cambios se adaptan a las recomendaciones propuestas por el organismo internacional y “resuelven con éxito casi todas las deficiencias que presentaban anteriormente”.

De acuerdo con el GAFI, los mejores avances de Arabia Saudí en este campo se reflejan en la lucha contra la financiación del terrorismo. Según el informe de 2018, las autoridades del país han demostrado una respuesta dinámica a la amenaza terrorista dentro del país gracias a una formación experiencia y voluntad suficientes en este cometido. Detalla sin embargo que aún pueden mejorarse las medidas y por tanto los resultados en estos esfuerzos. La prioridad de Arabia Saudí es definida como hacia el interior del reino y en su vecindad más próxima, dejando escapar muchas vías de financiación que afectan negativamente a otras regiones.

billetes riyales arabia saudi
PHOTO/ARCHIVO 

Los analistas del GAFI echan en falta esfuerzos por perseguir la financiación al terrorismo por parte de individuos u organizaciones que no sean dependientes o estén relacionados de alguna forma en la comisión de actividades terroristas. “Estos incluye a los casos de financiación del terrorismo en relación con los fondos recaudados en Arabia Saudí para apoyar a personas afiliadas a entidades terroristas fuera del reino, en particular fuera de la región de Oriente Medio, que sigue siendo un riesgo”, señala el informe de 2018.

Las mejores de Arabia Saudí en cumplir con los estándares del GAFI se pueden ver a través de la tabla de Technical compliance with re-ratings actualizada en 2019 a partir de la de 2018, valorándose muy positivamente que de los tres puntos PC (partially compliant) ya solo queda 1 en 2019.