PUBLICIDAD

Iberdrola

Arabia Saudí y China refuerzan la cooperación mutua

El rey saudí, Salman bin Abdulaziz al-Saud, recibió al presidente chino, Xi Jinping, en Riad
arabia-saudi-china-salman-bin-abdulaziz-xi-jinping

PHOTO/TWITTER/MINISTERIO DE ASUNTOS EXTERIORES DE ARABIA SAUDÍ/@KSAmofaEN  -   Xi Jinping y Salman bin Abdulaziz al-Saud

Arabia Saudí y China escenificaron el estrechamiento de lazos y el refuerzo de la cooperación mutua con la recepción ofrecida por el rey saudí, Salman bin Abdulaziz al-Saud, al presidente chino, Xi Jinping, en Riad. 

Xi Jinping protagoniza una visita oficial de tres días en la que el máximo dirigente chino ha presenciado la firma una serie de acuerdos con diversas autoridades saudíes, como informó la agencia oficial de noticias saudí SPA. Todo ello dentro de la gira de tres días del presidente del gigante asiático que se inició el miércoles y en la que intervendrá este viernes en una cumbre con países árabes y en otra con los miembros del Consejo de Cooperación del Golfo de cara a profundizar en los vínculos políticos y potenciar la inversión. 

Durante la reunión de alto nivel desarrollada en el Palacio Al-Yamama, Xi Jinping se vio con el monarca saudí y con el príncipe heredero Mohamed bin Salman bin Abdulaziz al-Saud y hubo consenso en destacar la “amistad histórica” existente entre Arabia Saudí y China.

arabia-saudi-china-salman-bin-abdulaziz-xi-jinping
PHOTO/TWITTER/MINISTERIO DE ASUNTOS EXTERIORES DE ARABIA SAUDÍ/@KSAmofaEN – Salman bin Abdulaziz al-Saud

El rey saudí y el presidente chino rubricaron un “acuerdo integral de asociación estratégica” que eleva a otro nivel la relación bilateral entre ambas naciones. Este pacto recoge diversos aspectos como la celebración de reuniones entre los jefes de Estado de ambos países cada dos años y la implementación de iniciativas políticas, económicas, tecnológicas, científicas e incluso culturales. Posteriormente, Xi Jinping tuvo una reunión a solas con el príncipe heredero saudí en la que analizaron el estado de la asociación entre el reino saudí y China y los esfuerzos conjuntos de coordinación para mejorar la cooperación entre ambos países. También discutieron oportunidades reseñables de inversión. 

Además, Mohamed bin Salman y Xi Jinping estuvieron presentes en la firma de diversos memorandos de entendimiento en diferentes campos como el energético, destacando el relativo a energías renovables e hidrógeno, o como el relacionado con el aumento de la inversión directa entre ambas naciones. También se sellaron acuerdos de cooperación en el sector judicial, en asuntos civiles y económicos; otro para la enseñanza del idioma chino; y un plan de cooperación en el ámbito de vivienda.

arabia-saudi-china-salman-bin-abdulaziz-xi-jinping
PHOTO/TWITTER/MINISTERIO DE ASUNTOS EXTERIORES DE ARABIA SAUDÍ/@KSAmofaEN – Xi Jinping

La Nueva Ruta de la Seda desarrollada por China para aumentar los flujos de comercio internacional y la empresa tecnológica del gigante asiático Huawei fueron protagonistas de los pactos económicos materializados. La iniciativa de la Ruta de la Seda se combinará con el programa saudí Visión 2030, desarrollado por Arabia Saudí para potenciar diversos sectores económicos de cara a reducir la dependencia financiera del reino saudí del petróleo y diversificar así sus fuentes de ingresos. Por otro lado, el acuerdo sellado con la compañía Huawei tiene que ver con la computación en la nube y con la construcción de diversos complejos de nuevas tecnologías en ciudades saudíes. Estos compromisos se suman a los 34 acuerdos comerciales que firmaron Arabia Saudí y China este pasado miércoles relativos al desarrollo conjunto de proyectos en materia de "energía, tecnología, servicios en la nube, transporte y logística, industrias médicas y factorías".

Con este movimiento estratégico, China sigue ganando peso político en Oriente Medio, donde está extendiendo su influencia política e inversora de cara a reforzar alianzas en la región. Esta situación puede seguir incomodando a Estados Unidos por la pugna existente entre el país norteamericano y el asiático por el liderazgo global. Estados Unidos ha perdido cierta influencia en los países del Golfo que en los últimos tiempos no siguen los dictados estadounidenses a pesar de las fuertes alianzas que ha habido históricamente. Diversos países árabes del entorno llevan a cabo una política independiente que no ha cedido a presiones norteamericanas en algunas cuestiones, como la referente a la producción y el precio del petróleo, un ámbito en el que las naciones árabes han respetado el acuerdo alcanzado en el seno de la OPEP+. El Gobierno estadounidense de Joe Biden ha centrado últimamente más su atención en la zona del Indo-Pacífico para contrarrestar la presencia china dejando un poco de lado Oriente Medio, algo que no sentó bien en diversos países árabes como Arabia Saudí o Emiratos Árabes Unidos, a pesar de que siguen siendo aliados de Estados Unidos, en cualquier caso, como han apuntado diversos expertos.