PUBLICIDAD

Iberdrola

Argelia acogerá una nueva reunión de reconciliación palestina a fines de mes

Se trata del segundo encuentro entre argelinos y palestinos en menos de tres meses
abdelmadjid-tebboune-presidente-argelia

AFP/RYAD KRAMDI  -   El presidente de Argelia, Abdelmadjid Tebboune

Argelia acogerá a fines de diciembre una nueva ronda de reuniones para el proceso de reconciliación palestina entre el grupo islamista Hamás y el partido nacionalista Fatah, que en octubre ya se encontraron en Argel y firmaron un acuerdo para acabar con quince años de división.

Jalil al Haya, alto cargo de Hamás en la Franja de Gaza, aseguró en una rueda de prensa que el Gobierno argelino se encargará de organizar una nueva sesión de negociaciones a finales de este mes, con el objetivo de "reanudar los esfuerzos de reconciliación".

Hamás gobierna de facto en Gaza desde 2007, cuando tomó el poder del enclave por la fuerza a la Autoridad Nacional Palestina (ANP), controlada por Fatah y su presidente, Mahmud Abás, que se quedó solo con el autogobierno de áreas reducidas en Cisjordania ocupada. Desde entonces, ambas facciones siguen divididas y no han podido alcanzar una reconciliación definitiva pese a múltiples intentos fallidos.

argelia-tebboune-hamas-fatah
AFP/HO/PPO  -   El presidente argelino, Abdelmajid Tebboune auspició el encuentro entre el líder de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, y el jefe de Hamás, Ismail Haniya, en Argel después de años de rivalidades

Según aseguró al Haya, Hamás quiere "restaurar la unidad nacional" y remarcó que la situación actual requiere que haya un liderazgo palestino unificador".

El pasado octubre, las facciones palestinas, encabezadas por Hamás y Fatah, firmaron la llamada "Declaración de Argel" tras dos días de negociaciones en el país árabe. El acuerdo se rubricó bajo los auspicios del presidente argelino, Abdelmadjid Tebboune.

Este aseguró que las formaciones políticas palestinas llegaron a "un consenso sin precedentes".

Entre otras cuestiones, destacaron entre los puntos de la declaración la convocatoria a elecciones en el plazo de un año y el reconocimiento de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) como único representante del pueblo palestino.