Argelia amplía de manera unilateral sus aguas e invade parte del parque nacional de Cabrera

El Gobierno español ya ha mostrado su rechazo ante esta medida del país norteafricano y ha asegurado que comenzarán negociaciones con Argel para solucionar el asunto
Parque Nacional de Cabrera

 -   Parque nacional de Cabrera

De manera unilateral, Argelia ha invadido parte de las aguas del parque nacional de Cabrera, en la isla de Mallorca. Sin contar con España, el país norteafricano ha decidido ampliar su soberanía marítima. Con todo, la noticia no es una novedad: la decisión viene de lejos, ya que en abril de 2018 el Gobierno argelino aprobó esta ampliación a través de un decreto, pero no ha sido hasta ahora cuando el Govern de Baleares, presidido por la socialista Francia Armengol, lo ha detectado. La zona de la que el país africano se habría apropiado unilateralmente es un territorio de unas doscientas millas náuticas (unos 370 kilómetros).

Tras tener conocimiento de la noticia, la Consejería de Medio Ambiente y Territorio se puso en contacto con el Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico para que explique las acciones llevadas a cabo con Argelia y de esta manera aclarar el conflicto diplomático.

Ante esta situación la ministra de Exteriores UE y Cooperación, Arancha González Laya, ha rechazado los límites marítimos que propone Argelia y, en una conferencia de prensa celebrada en la mañana del miércoles en el Ministerio de Exteriores, ha señalado su desacuerdo con el Gobierno argelino: “No estamos de acuerdo y lo pusimos en su conocimiento (de Argelia)”. La próxima semana está previsto que la ministra visite Argel. En la comparecencia con la prensa, la ministra ha explicado que hace dos años que el Gobierno de España mostró su oposición a esta medida, pero no ha habido un intercambio de pareceres sobre la cuestión.

Pesca
PHOTO/J.C MOLINA,J.L. PEREA/CENEAM-MMA - Pescadores. El 'llaud' es la embarcación tradicional empleada por los pescadores de la zona.

El tema llegó al Parlamento balear cuando la diputada del Partido Popular Virginia Marí preguntó al Govern sobre las medidas llevadas a cabo ante la ampliación de las aguas jurisdiccionales de Argelia. “Hay una maraña de intereses. No podemos estar tranquilos ni dejarnos avasallar así porque corremos peligro”, advirtió Marí. La diputada describió como “muy grave” el asunto, ya que no solo afecta al sector pesquero, sino que la intención de llevar a cabo prospecciones de hidrocarburos podría estar detrás de la ampliación de Argelia, según Miquel Mir, consejero de Medio Ambiente del Gobierno regional.

El Gobierno de Pedro Sánchez había descartado casi por completo los planes de Argel de llevar a cabo proyectos petrolíferos, en concreto el proyecto Medsalt-2, promovido por el Instituto Nacional de Oceanografía y de Geofísica Experimental de Trieste, cuyo objetivo era explorar el subsuelo marino en el territorio comprendido entre Ibiza y Mallorca y al sur de Pitusas. En los próximos días se prevé que el asunto llegue al Congreso de los Diputados y al Senado a través del Partido Popular y de Més per Mallorca. Ambos partidos quieren saber si el Gobierno de España conocía esta ampliación y si tenían conocimiento de la invasión de las aguas del Parque Natural. El Govern balear ya había manifestado de manera “reiterada, taxativa y contundente” su oposición a cualquier proyecto petrolífero de estas características.

Bourita
REUTERS/YOUSSEF BOUDLAL - El Ministro de Relaciones Exteriores de Marruecos, Nasser Bourita, habla con su homóloga española Arancha González Laya en Rabat, el 24 de enero de 2020.
Crisis con los vecinos del Magreb 

Hace apenas unas semanas, España vivía un caso similar en aguas marítimas con Marruecos, aunque la ministra ha querido diferenciar ambos sucesos: “Al contrario que Marruecos, que solo ha expresado un interés por delimitar sus aguas, Argelia ya presentó su visión de cómo delimitarlas”. En este caso, Marruecos validó dos leyes para declarar su soberanía sobre las aguas del Sáhara Occidental y ampliar su demarcación oceánica. Esta decisión del parlamento marroquí chocaba con los intereses de España, ya que podían afectar a las aguas territoriales en torno a las Islas Canarias. El Gobierno español mostró su malestar y Rabat decidió aplazar la medida.

Según la Convención del Derecho del Mar de Naciones Unidas, ha explicado la ministra, cuando dos países se solapan “las dos partes tienen que negociar, pero esa cuestión todavía no ha comenzado”. Esta Convención en su artículo tercero, otorga a los Estados un mar territorial que no exceda las 12 millas y permite declarar una zona económica exclusiva, con su plataforma continental, de hasta 200 millas, pero establece que cuando dos países están situados frente a frente o son adyacentes, y haya solapamiento de su soberanía en aguas marítimas, la frontera marítima tiene que establecerse de mutuo acuerdo. Si no se llega a un acuerdo, la ONU establece que se puede recurrir a la Comisión de Límites de la Plataforma Continental. Si este organismo no aprueba la delimitación, ésta no es válida, aunque cualquier país puede decidir actuar de manera unilateral.

Argelia
AFP/ RYAD KRAMDI - Manifestación antigubernamental en la capital Argel, el 18 de febrero de 2020

Argelia ha vivido tiempos convulsos desde que, en 2019, el ex primer ministro Bouteflika decidiera volver a presentarse por quinta vez a las elecciones presidenciales. El pueblo argelino mostró su descontento y con continuas protestas, conocidas como ‘Hirak’ (movimiento en árabe), y la presión del Ejército, el longevo mandatario dio un paso al lado, tras 20 años en el poder. A principios de año, se conformó el nuevo gobierno, presidido por Abdelmajid Tebboune, pero el malestar seguía en la calles, con una abstención récord en la elecciones y con protestas cada martes contra el régimen.

La relación económica de España con Argelia se basa, sobre todo, en la exportación de gas natural.  En España, casi la mitad del gas consumido proviene de Argelia a través de dos gasoductos: el Duran-Farell y el MEDGAZ, que va de Orán a Almería, convirtiéndose en el segundo cliente extranjero de Argelia, según la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos. Además, el país del Magreb es el tercer proveedor de gas de la Unión Europea. Por eso, la posible crisis diplomática que puede abrirse con la decisión unilateral de Argelia de ampliar su soberanía marítima con España, cobra vital importancia para los intereses españoles y europeos. El próximo viaje de la ministra de Exteriores a Argel será trascendente para el devenir de este conflicto.