Argelia anuncia elecciones anticipadas

El presidente argelino Abdelmadjid Tebboune ha anunciado que celebrará elecciones legislativas anticipadas tras el referéndum del 1 de noviembre
El presidente argelino Abdelmadjid Tebboune

REUTERS  -   El presidente argelino Abdelmadjid Tebboune

Después de una larga etapa de políticas sin cambios, Argelia va a renovar su estructura constitucional en un referéndum el 1 de noviembre. Será un fin de año con mucha actividad parlamentaria ya que, tras la votación popular, el presidente de la República argelina ha anunciado que se convocarán elecciones generales.

La noticia llega el domingo por la noche después de que Tebboune, que fue elegido para el cargo en diciembre de 2019, se comprometiera con una reforma estructural implementando reformas políticas y económicas.

Estos cambios venían precedidos por descontento social y las protestas masivas en las calles desde abril de 2019 contra el expresidente Abdelaziz Bouteflika. El antiguo mandatario se había mantenido veinte años en el poder, la etapa más larga de la historia del país desde su independencia en 1962.

Tebboune forma parte del Frente de Liberación National (FLN), mismo partido político que lideró la independencia del país y en el que militaba Bouteflika. El nuevo presidente enfatizó que la Constitución sería sometida al referéndum popular diciendo que "si el pueblo quiere un cambio, este es su momento para que no nos quedemos en la ambigüedad que imperaba antes".E

En una entrevista con los medios, Tebboune explicaba su deseo de que las mujeres y los hombres argelinos ratificasen la nueva Constitución que se propone “para que el Estado sea más ético y sirva a la gente, no a grupos que ejercen un control parental sobre ella".

Tebboune destacó que solo el pueblo puede decidir su destino, destacando la necesidad de consagrar la transparencia de la base a la cúspide dentro de la administración y explicando que a todos les interesa conocer las rendiciones de cuentas futuras.

La idea es acabar el 2020 con un país nuevo, pero la situación del coronavirus puede ralentizar las cosas. El discurso del nuevo presidente suena esperanzador y, al menos en las calles, las protestas han disminuido. Todavía queda un mes para la primera votación y habrá que ver si se realizan modificaciones en la propuesta de la nueva Constitución.
"Debemos estar a la altura de las promesas. Después del referéndum sobre la Constitución, revisaremos directamente la ley electoral. Esperamos llegar a las instituciones electas antes de fin de año, pero las circunstancias deben tenerse en cuenta, especialmente desde el lado de la salud", concluía el presidente.

Parlamento argelino
AFP/ RYAD KRAMDI - El primer ministro argelino Abdelaziz Djerad durante una sesión de votación sobre las reformas constitucionales en la capital Argel, el 10 de septiembre de 2020
¿En qué consiste la nueva Constitución argelina?

El pasado 6 de septiembre el Consejo de Ministros argelino aprobó el proyecto de ley de revisión de la Constitución. La versión de los nuevos estatutos se presentó al parlamento y el presidente de la Asamblea Nacional Popular (APN), Slimane Chenine, anunció que la última versión que modifica la ley fue aprobada por unanimidad por los 256 miembros de la Asamblea, de 462.

El Gobierno argelino declaró que ya estaban finalizando una nueva versión que, supuestamente, responde a las aspiraciones del movimiento social de protesta popular Hirak. 

El presidente Tebboune enfatizó que “el proyecto está en línea con los requisitos de la construcción del estado moderno”. Las principales propuestas de la reforma constitucional giran en torno a seis ejes: los derechos fundamentales y libertades públicas; el fortalecimiento de la separación y el equilibrio de poderes; la independencia del poder judicial; la abolición y el reemplazo del Consejo Constitucional por un Tribunal Constitucional y la Autoridad de elecciones nacionales independientes. 

Algunas de las nuevas propuestas incluidas en el texto son:

-    La limitación del mandato parlamentario a dos mandatos: el periodo de elección presidencial se definió en dos ciclos no renovables, bien consecutivos o separados. Con esta medida se pretende evitar que el líder del país se pueda mantener en el poder más de cuatro años.
-    La constitucionalización del movimiento popular Hirak, que ha liderado las protestas en las calles desde 2019.
-    El inicio de la participación de Argelia en operaciones de mantenimiento de la paz auspiciadas por Naciones Unidas.
-    La potestad del presidente de la República de nombrar vicepresidente.
-    La otorgación de más poder al primer ministro y al Parlamento para gobernar el país.
-    Cambios en justicia: el ministro de Justicia y el Fiscal General de la Corte Suprema ya no formarán parte del Consejo Superior de la Judicatura.

Argelia tiene una agenda internacional con muchas cosas acumuladas. El Gobierno de Tebboune tiene que arreglar primero las necesidades internas para poder hacer frente a distintas cuestiones como la paz de su vecina Libia, el debate eterno de la normalización de relaciones con Marruecos, el mantenimiento de los campos de refugiados saharauis en Tindouf, la amenaza yihadista del desierto del Sahel, la crisis migratoria, su posición dentro de la Unión Africana y el debate de todo país árabe encima de la mesa hoy en día: normalizar o no relaciones con Israel.