PUBLICIDAD

Iberdrola

Argelia fulmina al principal responsable del chantaje al comercio español

Tebboune se cobra la cabeza de su ministro de Finanzas para limar asperezas con España y la Unión Europea
Abderrahmane Raouya

PHOTO/ARCHIVO  -   El ya exministro de Finanzas, Abderrahmane Raouya

El ministro de Finanzas argelino, Abderrahmane Raouya, ha sido destituido este martes de sus funciones por el presidente Abdelmajdij Tebboune en el marco de la suspensión del Tratado de Amistad y Buena Vecindad con España.

El alto funcionario del Estado argelino ha sido señalado como principal responsable de la crisis comercial desatada con España y la Unión Europea. La ABEF, Asociación Profesional de Bancas e instituciones Financieras, fue la institución que instó a congelar las importaciones y las exportaciones con España. El organismo está compuesto mayormente por bancas públicas e instituciones financieras que dependen directamente del Ministerio de Finanzas argelino, por lo que se le considera responsabilidad del ministro. 

“De conformidad con las disposiciones del artículo 91, párrafo séptimo de la Constitución, y tras consultar con el Primer Ministro, Sr. Ayman Benabderrahmane, el Presidente de la República, Sr. Abdelmadjid Tebboune, ha firmado hoy un decreto presidencial, por el que se pone fin a las funciones del ministro de Finanzas, Sr. Abderrahmane Raouya”, reza el comunicado emitido por la Presidencia.

El secretario general del Ministerio de Finanzas pasará a ocupar el cargo en funciones a la espera de nuevos nombramientos en una nueva reorganización del gabinete.

Este era el tercer paso de Raouya por el Ministerio de Finanzas. Ya hizo parte del último Gobierno de Bouteflika con la misma cartera, por lo que muchos lo han considerado como uno de los miembros de la vieja guardia argelina, previa a los cambios de 2019. En 2020 volvió a ocupar el ministerio durante el Gobierno Djerad, y en febrero de 2022 lo hizo por última vez con el Gobierno Ben Abderrahmane. 

La destitución de Raouya se produce en mitad de las tensiones entre Argelia y España por el cambio de postura sobre el contencioso del Sáhara Occidental. “Creo que la destitución tiene el objetivo de desbloquear las relaciones con España, porque la decisión fue tomada por una institución financiera que, aunque está integrada por entidades bancarias de titularidad pública y privada, depende del Ministerio de Finanzas”, traslada a este medio el presidente del Círculo Argelino-Español de Comercio e Industria, Djamel Eddine Bouabdallah.

La embajada de Argelia ante la UE reculó el viernes al conocer la postura de la Comisión, que cerró filas con España subrayando que la congelación comercial afectaba a los Acuerdos de Asociación firmados entre Argelia y la UE. La delegación argelina matizó que la suspensión no comprometía el comercio con Bruselas.

En este sentido, el ministro de Asuntos Exteriores, Ramtane Lamamra, desautorizó a Raouya al declarar que no había interpuesto ningún bloqueo al comercio con España. 

“La destitución guarda relación con la decisión de revocar la suspensión del acuerdo de amistad”, señala Djamel Eddine Bouabdallah. El presidente del Círculo Argelino-Español de Comercio e Industria anticipa un levantamiento inminente del bloqueo de las importaciones y las exportaciones entre ambos países.