Argelia incauta un alijo de armas en Tamanrasset, cerca de la frontera con Mali y Níger

El Ministerio de Defensa de Argelia ha comunicado que un destacamento del Ejército Nacional descubrió un alijo de armas y municiones cerca de la provincia de Tamanrasset
Imagen del Ministerio de Defensa de Argelia.

 -   Imagen del Ministerio de Defensa de Argelia.

En la nota publicada por el Ministerio, se explica que la operación ha formado parte del programa de lucha contra el terrorismo y la seguridad de las fronteras. En ella, los efectivos de las Fuerzas Armadas se incautaron de una ametralladora pesada, 59 proyectiles para mortero de 82 milímetros (mm), 252 balas de 23 mm, 262 balas de 14,5 mm y un cañón pesado de ametralladora de calibre 14,5 mm.  

El descubrimiento en Tamanrasset, que tuvo lugar el pasado 9 de agosto, no ha sido un hecho aislado. El pasado 17 de junio, el Ejército Nacional, en coordinación con la Gendarmería Nacional descubrió en la ciudad de Arak, dentro de la provincia, otro alijo de armas y municiones compuesta por dos ametralladoras tipo FM, dos ametralladoras tipo Kalashnikov, tres cargadores y nueve cadenas de municiones que contenían 3.468 balas. También en el mes de junio, concretamente el día 11, se hallaron otros dos escondites de armas y municiones, entre ellos, una ametralladora FMPK y una Kalashnikov, dos cargadores y 537 balas de diferentes calibres.

Ya en el mes de mayo, el Ejército realizó otras tres operaciones: en primer lugar, incautó una ametralladora RPK, otra Kalashnikov y, lo más destacado, 1,8 kilogramos del explosivo TNT. En segundo lugar, se hizo con un alijo de municiones formado por 95 proyectiles de 107 mm, 77 granadas, 10 proyectiles de mortero de 92 mm y 3 bengalas de detonación de mortero de 120 mm. En tercer lugar, halló un ametralladora pesada de calibre 12,7 mm, una ametralladora pesada KPT y más de 1.700 balas. 

El pasado 27 de enero, el Ejército descubrió otro alijo de armas compuesto por cohetes BM-21 Grad y una ametralladora pesada KPVT HMG – ambos de origen soviético –, así como un mortero de 82 mm con 8 proyectiles, 6 granadas y munición. 

Estos son solo algunos ejemplos de las operaciones que han llevado las Fuerzas Armadas de Argelia en esta materia, pues cada mes, aproximadamente, el Ejército descubre entre 3 y 4 alijos de armas y/o municiones en dicha provincia.

Tamanrasset también ha sido escenario de la detención de terroristas. Así, el pasado 19 de junio, un terrorista se entregó a las autoridades militares gracias al trabajo de las fuerzas del Ejército Nacional. El detenido, que se había unido a grupos terroristas en 2017 – el Ministerio no especifica cuáles –, estaba en posesión de dos ametralladoras tipo Kalashnikov, además de una munición cuantiosa. En el mes de mayo se detuvieron a otros dos terroristas, que formaba parte de una organización desde 2012. 

Según expone el Ministerio, todas estas operaciones “llevadas a cabo en el terreno atestiguan, sin duda, el alto grado de vigilancia y la efectividad de las unidades del Ejército Nacional Popular a cargo de la lucha contra el terrorismo y la seguridad de las fronteras”.

Incautación de un alijo de armas.
MINISTÈRE DE LA DÉFENSE NATIONALE. Miembros del Ejército posan con las armas y la munición incautadas.
La importancia de Tamanrasset en la lucha contra la delincuencia y el terrorismo

La ciudad de Tamanrasset, capital de la provincia con el mismo nombre, actualmente cuenta con, aproximadamente, 100.000 habitantes. Según Combating Terrorism Center, la urbe se ha convertido en “un importante centro comercial regional, un punto de encuentro para personas y bienes que transitan desde el África subsahariana hasta la costa mediterránea y desde la costa hasta el sur del Sáhara”.

Sin embargo, de acuerdo con dicha organización, “el Estado no ejerce un control completo sobre las actividades de Tamanrasset”, ilustrado, por ejemplo, porque “el contrabando a menudo se mezcla con la carga legítima” e, incluso, porque “el Gobierno local está confabulando con las mafias de contrabando, o peor aún, con los propios terroristas islamistas”. Combating Terrorism Center también alerta de que, en la región, “faltan las herramientas de poder blando, como escuelas, atención médica o la electricidad”, lo que la configura como un caldo de cultivo para las actividades ilícitas. 

Por ello, en la ciudad, está afincada la Sexta División del Ejército, responsable de patrullar el sur profundo del país y vigilar las fronteras de Argelia con Níger, Mali y Libia. De hecho, la mayoría de operaciones antiterroristas que tienen lugar en Argelia ocurren en Tamanrasset, así como en Bordj Badji Mokthar, en la frontera con Mali, y en Amenas, en la frontera con Libia. 

Es por esta razón por la que la provincia se considera un punto estratégico en la lucha contra la delincuencia y el terrorismo transfronterizo, sobre todo, en la región del Sahel, que padece constantemente la amenaza de los grupos terroristas, entre ellos los yihadistas, y otros tipos de violencia, como la interétnica.