PUBLICIDAD

Iberdrola

Argelia podría llevar a cabo operaciones militares en Mali próximamente, asegura diplomático

El exembajador de Marruecos ante Naciones Unidas e investigador del Policy Center for the New South concedió una entrevista a un medio marroquí para analizar el nuevo presupuesto de defensa argelino
PHOTO/ARCHIVO ejercito argelia

PHOTO/ARCHIVO  -  

Una potencial “exportación” de sus fuerzas armadas, posiblemente en Mali. Es la principal y más plausible explicación detrás del aumento en un 130% del presupuesto de defensa de Argelia para Mohamed Loulichki. 

Loulichki representó a Marruecos ante Naciones Unidas hasta 2014, ahora es un investigador Senior en el Policy Center for the New South, un think tank con una de sus sedes en Rabat. En el pasado fue embajador en Hungría, Bosnia-Herzegovina y Croatia. Este fin de semana concedió una entrevista a un medio oficialista marroquí para intentar explicar qué se esconde detrás de la gigantesca subida en el gasto de defensa que el Gobierno argelino quiere aprobar para los presupuestos de 2023. 

ejercito-argelia
AFP/RYAD KRAMDI - Tropas del Ejército argelino

Con este programa, Argelia pasaría de destinar sus históricos 10.000 millones de dólares a los 23.000 millones. Un aumento que duplica la cantidad actual. Frente a Argelia, Marruecos aumentará poco más de un 4,5% su gasto militar. De acuerdo con Loulichki, el aumento se debería a un intento de Argel por aumentar su peso en la geopolítica y en la diplomacia africana. Con este aumento, las fuerzas armadas argelinas estarían en capacidad de desplegarse con fuerza en el vecino Mali, donde Francia y progresivamente más países europeos han puesto fin a sus misiones militares contrainsurgentes tras la tensión en ascenso con los golpistas de 2021. 

“Hoy en día, Argelia tiene esta ambición de exponerse diplomáticamente. De ahí el papel que intenta desempeñar en Malí, aunque frustrado por los resultados. De ahí también su intento de mediar entre Egipto y Etiopía. Lo cierto es que el gobierno argelino quiere volver a la escena internacional”, aseguró Loulichki, que también cree que la nostalgia de los años 70 y el fuerte poder que ejerce la cúpula militar sobre el Gobierno podrían haber impulsado el aumento del gasto, que se apoya en los ingresos percibidos por Argelia gracias a la subida del precio del gas y los hidrocarburos. “Estos últimos (las élites argelinas) se ven impulsados por el auge del precio de los hidrocarburos, de los que Argelia es exportadora”, sostuvo el analista marroquí durante su entrevista. 

said-chengriha-ejercito-argelia
PHOTO/AP  - Saïd Chengriha supervisa maniobras militares del Ejército de Argelia

En cuanto a la diversificación del suministro de material militar argelino, mayormente proveniente de Rusia, Loulichki aseguró que los uniformados argelinos encargados de adquisiciones tendrán esa tarea muy difícil. “Una vez que te haces cliente habitual de un proveedor militar, estás muy condicionado”, explicó el analista y diplomático. La tecnología implica una compatibilidad en su uso eficaz para las fuerzas armadas y este concepto podría condenar a Argelia a seguir siendo el mejor cliente de Rusia en la región. Sin embargo, hay lugar a ampliaciones, como se ha visto en los últimos meses, Argelia se convirtió en el primer comprador internacional para los Aksungur de la empresa turca TAI, además de contar también con un programa de drones y misiles antiaéreos de fabricación china. EN lo que a modernizaciones respecta, Argelia también ha contado tradicionalmente con Francia para actualizar muchos de sus sistemas de armas más vetustos.