Argelia reduce un 25% las importaciones de vehículos durante el primer semestre del año

 -  

Por Ahmed Brahim
Foto: Argelia ha tomado medias para racionalizar el mercado del automóvil y reducir las importaciones.
 
Argelia adoptó un proyecto de ley que fija las condiciones y modalidades para la comercialización de vehículos nuevos. El objetivo no es otro que reducir las importaciones a través de una cláusula jurídica. Las consecuencias de esta medida no se han hecho esperar. Las importaciones de vehículos nuevos se redujeron un 25% durante el primer semestre de 2014, según  datos del Centro Nacional de Informática y de Estadísticas (CNIS)  de las Aduanas argelinas. Después de un año 2012 excepcional, cuando Argelia importó 600.000 vehículos, el país ha ido reduciendo esas importaciones. En 2013, las importaciones de vehículos fueron de 554.269 unidades, lo que significó un descenso del 8,43% respecto al año anterior. Los profesionales del sector  alertan de la caída de la demanda y recuerdan que existe un importante stock de vehículos sin vender en el país norteafricano. Esto se debe a que “los argelinos tienen otras prioridades, como, por ejemplo, la vivienda”, indica un experto. En este contexto, ha crecido el alquiler de vehículos, porque para algunos ciudadanos resulta ser una ópción más económica que la compra. El Gobierno asegura que las medidas que ha tomado sólo buscan sanear el mercado automovilístico y racionalizar las importaciones, para acabar con “la anarquía y las incoherencias” en el sector. Por otra parte, la crisis del sector automovilístico argelino ha golpeado con fuerza al grupo panafricano CFAO. El volumen de negocios de esta corporación retrocedió un 4,1% en el primer semestre de 2014 por culpa del hundimiento de las ventas de automóviles nuevos (34,8%) en Argelia, pero también en Marruecos.  La entrada de Toyota Tsusho Corporation (TTC) en el capital de CFAO provocó la salida de algunos socios como Nissan. 
 
Caída de las ventas
“La crisis del sector del automóvil argelino golpea duramente a CFAO”, recalca el semanario africano  en francés ‘Jeune Afrique’. La situación tampoco es buena en el resto del norte de África para esta empresa; sus ventas de vehículos nuevos descendieron un  37% en el primer semestre del año después de “un crecimiento excepcionalmente fuerte en 2011 y 2012”, indican fuentes del grupo panafricano, que tiene su sede central en París. Hasta Marruecos, que en términos macroeconómicos va bien, registró una caída de las ventas del 14%. Además de la caída de las ventas en Argelia y Marruecos, el grupo CFAO atraviesa otras dificultades económicas como consecuencia de la ruptura de los acuerdos de distribución con Nissan-Renault, que redujo las ventas en África del Este (12,2%). En cambio, las dos otras ramas de actividad del grupo (sanidad y bienes de consumo) siguen funcionando adecuadamente. En el ámbito sanitario, los negocios de Eurapharma crecieron un 7,1% (558,4 millones de euros), sobre todo en África del Oeste (10,4%) y en Argelia (22,5%). En cuanto a los bienes de consumo producidos por CFAO, el incremento fue de 181,5 millones de euros durante el primer semestre de 2014.