PUBLICIDAD

Iberdrola

Argelia responsabiliza a Marruecos del cierre del gasoducto del Magreb

Marruecos: cierre de gasoducto con Argelia tiene un "impacto insignificante"
Gasoducto Magreb

 -  

El enviado especial de la presidencia argelina para la cuestión del Sáhara Occidental y los países del Magreb, Amar Belani, responsabilizó a Marruecos del cierre del Gasoducto Magreb Europa (GME), que hoy dejó de enviar gas a España y Portugal por primera vez desde su inauguración hace 25 años. 
En Rabat, la Oficina Nacional de Hidrocarburos de Marruecos y la Oficina Nacional de Electricidad y Agua Potable consideraron hoy que la decisión de Argelia de cerrar el Gasoducto Magreb-Europa (GME) no tendrá de inmediato más que "un impacto insignificante" sobre su sistema eléctrico nacional.

En una entrevista concedida al diario digital local "Tout sur L'Algerie", el antiguo embajador de Argelia en Bruselas y hombre de confianza del presidente de la República, Abdelmadjid Tebboune, dejó entrever que la decisión es definitiva ya que Argelia no acostumbra a retroceder en sus decisiones, como lo demuestra la frontera terrestre, cerrada en 1994.

"Este oleoducto fue una apuesta al futuro. Una promesa de nuestro sincero compromiso llevado por las aspiraciones de los pueblos del Magreb. Fue la expresión tangible de nuestra profunda convicción sobre la importancia de la integración regional y el valor añadido de las infraestructuras llevadas a cabo desde la perspectiva del Magreb", explicó.

Al hilo de este argumento, el diplomático subrayó que Rabat, en vez de apostar en la construcción del Magreb, prefirió hundirlo y tratar de vincularse con la Unión Europea.

"Lamentablemente, Marruecos no ha estado a la altura de la ambición histórica y estratégica del grandioso proyecto del gran Magreb que tomó como rehén y luego hundió por despecho en relación con la cuestión del Sáhara Occidental, del que ocupa ilegalmente el territorio", denunció.

Argelia

Sin marcha atrás

Los medios marroquíes "en lugar de lamentar la pérdida de este prodigioso maná del que el reino se ha aprovechado durante 25 años mientras conspiraba activamente contra la unidad e integridad de nuestro país (insiste en parecer una víctima). Debe comprender, de una vez por todas, que la nueva Argelia ya no se dejará engañar. Las acciones hostiles tendrán un precio, aunque no les guste a los seguidores de la subversión, la manipulación y las noticias falsas", concluyó.

La decisión de romper todas las relaciones entre Sonatrach y la Oficina de Electricidad y Agua de Marruecos supone, además, un duro golpe para la economía marroquí que pierde unos 200 millones de dólares anuales, que cobraba como derechos de paso, además de los millones de metros cúbicos de gas con los que producía el 10 % de su electricidad.

Argelia ha dado garantías a España de que mantendrá los contratos ya firmados y proseguirá con el suministro a través del gasoducto de Medgaz, que une directamente a los dos países a través del Mediterráneo, y de buques metaneros.

Gasoducto Argelia

Marruecos: cierre de gasoducto con Argelia tiene un "impacto insignificante"

La Oficina Nacional de Hidrocarburos de Marruecos y la Oficina Nacional de Electricidad y Agua Potable consideraron hoy que la decisión de Argelia de cerrar el Gasoducto Magreb-Europa (GME) no tendrá de inmediato más que "un impacto insignificante" sobre su sistema eléctrico nacional.

Es la primera reacción oficial de Marruecos sobre la decisión argelina de no renovar el contrato, que expira hoy, de este conducto que suministraba desde hace 25 años gas natural a España y Portugal a través de Marruecos.

"Dada la naturaleza de la vecindad de Marruecos, y en previsión de esta decisión se han hecho las gestiones necesarias para garantizar la continuidad del suministro eléctrico del país", indicaron los dos organismos estatales, sin dar más detalles.

Las dos oficinas añadieron, en un escueto comunicado conjunto recogido por la agencia oficial MAP, que se están estudiando además otras "alternativas sostenibles" a medio y largo plazo.

Argelia aseguró que suministrará a España todo el gas natural pactado a través del gasoducto Medgaz (que conecta directamente Argelia con España) y complementar este suministro a través del gas natural licuado (GNL).

El tubo GME tenía una capacidad de suministro anual de más de 10.000 millones de metros cúbicos, de los cuales Marruecos cobraba una cuota variable de 600 millones de metros cúbicos además de un canon por los derechos de paso del tubo por su territorio.

Con el gas argelino, el país magrebí abastecía a las dos centrales de Tahaddart (en Tánger) y de Ain Beni Mathar (en la región oriental de Oujda), con los que produce el 12 % de su electricidad.

El cierre del GME es una de las consecuencias de la actual tensión diplomática entre Marruecos y Argelia tras la ruptura de relaciones entre los dos países vecinos el pasado agosto, pero se produce también en plena crisis de precios en el mercado energético.

Argelia cierra el gasoducto

El presidente argelino confirma el cierre del gasoducto y el fin del contrato

El presidente de Argelia, Abdelmedjid Tebboune, confirmó el cierre del Gasoducto Magreb Europa (GME), que surtía a España y Portugal a través de Marruecos, y la no renovación del contrato firmado con el reino marroquí, que expiró este mismo domingo.

Aunque el mandatario ya había anunciado que abandonaría el suministro a través de esta vía tras 25 años de relación comercial con la península Ibérica, no había desvelado hasta ahora cuál sería el destino del contrato firmado con Marruecos, país con el que Argelia rompió relaciones diplomáticas el pasado agosto. 

En un escueto comunicado publicado por la presidencia argelina a través de su página oficial en la red social Facebook, explicó que la decisión se debe a las "prácticas agresivas" del país vecino, al que Argelia considera uno de los focos de inestabilidad en el norte de África y el Sahel, la frontera que más preocupa a Europa.

"El presidente de la República recibió hoy un informe sobre el contrato que vincula a la empresa nacional Sonatrach con la Oficina marroquí de Electricidad y agua, fechado el 31 de julio de 2011 y que expira hoy 31 de octubre de 2021, a medianoche", explicó la nota.

"A la luz de las prácticas de carácter agresivo del Reino de Marruecos hacia Argelia, que afectan la unidad nacional, y tras consultar con el primer ministro y con los ministro de Finanzas, de Asuntos Exteriores y de Energía y Minas, el presidente de la República ordenó la empresa nacional Sonatrach cesar la relación comercial con la empresa marroquí y no renovar el contrato", agregó sin más detalles.

En este contexto de inestabilidad, Argelia garantizó a España esta semana que cumplirá "los contratos firmados" y seguirá el aprovisionamiento de gas por dos vías: aumentando la capacidad del otro gasoducto que une a los dos países a través del Mediterráneo (Medgaz) y compensando el resto con buques metaneros, construidos para transportar gas licuado (GNL).

Una opción, la del GNL, que podría conducir a un aumento en el precio, ya que las tarifas de envío en buques son más altas, algo que podría repercutir en los hogares españoles que ya afrontan la subida de los precios de la electricidad, el gas y los combustibles.

No tanto durante este invierno, en el que el suministro está garantizado, sino en el futuro, ya que Argelia ha insistido en que honrará los "acuerdos ya firmados", sin aludir a los siguientes.