Argentina enfrenta la pandemia con 35 enfermeros por cada 10.000 habitantes

Las cifras de fallecidos y contagiados continúa aumentando en el país sudamericano
atalayar_coronavirus argentina

AP/NATACHA PISARENKO  -   Hospital Dr. Norberto Raúl Piacentini, en Lomas de Zamora, Argentina. A medida que Argentina experimenta un número récord de casos de COVID-19, los hospitales luchan por mantenerse al día con la demanda

En plena expansión de la variante “Delta” del coronavirus, la Cámara de Diputados de Argentina ha arrojado datos preocupantes sobre la situación sanitaria del país. Tal y como declararon algunos diputados, en Argentina solo hay 35 profesionales de enfermería por cada 10.000 habitantes. Si a esta estadística se suman también los auxiliares la cifra asciende a 52, pero aún así sigue siendo bastante más inferior que el promedio de Europa y América. Ante este panorama, los diputados de la Cámara comenzaron a debatir la Ley de Enfermería, impulsada por el presidente argentino, Alberto Fernández, y la vicepresidenta, Cristina Kirchner.

“Esta ley viene a sustentar y mantener en el tiempo una política integral que este Gobierno viene llevando adelante con la enfermería”, declaró Pablo Yedlin, presidente de la Comisión de Salud. Yedlin también expresó su deseo de que la iniciativa cuente “con el consenso de todos los bloques”.

Dentro de esta ley será necesario un cambio dentro del sistema educativo. Según datos que facilitó Diego Golombek, director ejecutivo del Instituto Nacional de Investigaciones Tecnológicas (INET), Argentina cuenta con 234.000 trabajadores del sector sanitario aproximadamente. El 32% son auxiliares, el 52% técnicos y tan solo el 16% licenciados. Además, dentro de los 170.000 médicos que hay en el país, solo “el 8% tiene especialidades pertinentes al abordaje de la pandemia”. Por lo tanto, será primordial abordar conocimientos relativos a enfermedades contagiosas y pandemias.

La enfermería, por el contrario, “pudo sostener el proceso sanitario que derivó en la atención de los pacientes de COVID”, tal y como señala Pedro Silberman, director de Talento Humano del Ministerio de Salud.

atalayar_gobierno argentina
AP/NATACHA PISARENKO - El presidente argentino Alberto Fernández saluda mientras llega a pronunciar su discurso sobre el estado de la nación que marca la apertura de la sesión del Congreso de 2021

Esta nueva ley también pretende declarar de “interés público” la promoción de la formación y el desarrollo de la enfermería, destinando al menos un 2% del Presupuesto Nacional a los centros educativos de enfermería.

Mientras, el Gobierno argentino espera aprobar esta ley, el país sigue haciendo frente a la pandemia del coronavirus. La cifra de fallecidos continúa subiendo, superando las 94.000 muertes desde que comenzó la pandemia. Los contagios también aumentan, actualmente hay aproximadamente 300.000 personas contagiadas, de las cuales más de 6.000 presentan síntomas graves.

atalayar_vacunacion argentina
REUTERS/AGUSTIN MARCARIAN - Una mujer recibe una dosis de la vacuna Sputnik V (Gam-COVID-Vac) contra la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en el Parque Tecnópolis, en Buenos Aires

Ante la amenaza que ya supone la variante Delta en Europa, Argentina ha decretado limitaciones de acceso al país para evitar la introducción de esta cepa, detectada por primera vez en la India. “El ingreso de la variante Delta podría arruinar todo un proceso de vacunación”, alertó Florencia Carignano, directora de Migraciones de Argentina.

atalayar_vacunacion argentina sputnik
REUTERS/AGUSTIN MARCARIAN - Un cargamento de dosis de la vacuna rusa Sputnik V (Gam-COVID-Vac) contra la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, en Buenos Aires, Argentina 28 de enero de 2021

El país sudamericano sigue avanzando en el proceso de vacunación. Por el momento, más de 16 millones de personas ya recibieron al menos una dosis. Durante el pasado mes de junio, Argentina alcanzó el récord en vacunas recibidas y aplicadas. El Gobierno de Alberto Fernández ha optado por adquirir la vacuna rusa Sputnik V, y la próxima semana comenzará a producirla en el país. El laboratorio Richmond, con capacidad para envasar hasta 500.000 dosis de vacuna, es el centro encargado de desarrollarla. El país espera llegar a septiembre u octubre con un nivel de vacunación similar a Europa.

Coordinador América Latina: José Antonio Sierra.