Argentina levanta la prohibición de exportación de carne de forma limitada

Un mes después de prohibir la exportación de carne para controlar la inflación, el Gobierno argentino comunicó que se podrá exportar hasta el 50% del volumen mensual promedio exportado en 2020
atalayar_industria carnica argentina

AFP/ RONALDO SCHEMIDT  -   Piezas de carne en una carnicería en el barrio de Liniers, Buenos Aires, el 18 de mayo de 2021

El Gobierno argentino anunció que reactivará las exportaciones de carne vacuna facilitando su envío al exterior, pero, a su vez, mantendrá una serie de restricciones para evitar el encarecimiento excesivo de sus productos.

La rehabilitación de las exportaciones fue anunciada por los ministros de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y de Agricultura, Luis Basterra, junto con el presidente argentino, Alberto Fernández, como resultado de una reunión con los representantes del sector ganadero y las empresas exportadoras. 

La prohibición inicial fue implantada durante el pasado mes de mayo como medida para tratar de controlar los elevados niveles de inflación que alcanzó Argentina en esa fecha. El Gobierno justificó la medida alegando que buscaba frenar la subida “desmedida e injustificada” en el precio de la carne en el mercado local. Dentro de las medidas se excluía un 20% de los envíos que corresponden a operaciones vinculadas a exportaciones como la cuota Hilton con destino a la Unión Europea.

atalayar_industria vacuna argentina
AFP/ DANIEL GARCIA - Mitades de carne de vacuno en el congelador de la Cooperativa del Frigorífico Yaguane, en la provincia de Buenos Aires

Tras un mes de limitación en la exportación de carne de vacuno, finalmente el Gobierno ha cerrado un acuerdo con empresas brasileñas como JBS SA y Marfrig Global Foods SA, que se dedican a empaquetamiento de productos cárnicos, permitiéndoles trabajar hasta la mitad de los niveles del año 2020. Matias Kulfas afirmó a la prensa que “estamos priorizando los ingresos de argentinos".

Entre sus medidas también se incluye el aumento de controles de precios internos y revisión de medidas a largo plazo para las políticas de carne de vacuno.

atalayar_alberto fernandez
AFP/ JUAN MABROMAT - El presidente de Argentina, Alberto Fernández
Una medida con restricciones

El nuevo decreto presidencial reabrirá las exportaciones argentinas, pero mantendrá ciertas restricciones que deben cumplir todas las empresas involucradas: se establece la obligatoriedad de no realizar envíos que superen el 50% del promedio anual hasta el 31 de agosto. Una serie de productos siguen manteniendo las prohibiciones, hasta diciembre. En palabras del ministro Kulfas: “Todo el corte parrillero queda en el consumo interno”.

El Gobierno planea mantener estas restricciones para conseguir una mayor oferta doméstica, y evitar el aumento del precio en los productos derivados de la carne que, según datos oficiales, aumentó un 72,9% interanual, muy por encima de la variación general de precios, del 48,8%.

atalayar_matias kulfas
AFP/ JUAN MABROMATA - El ministro de Desarrollo Productivo de Argentina, Matias Kulfas
El sector ganadero, el principal afectado

Argentina destaca mundialmente por ser uno de los principales consumidores de carne, así como, el quinto productor y el cuarto exportador más importante, enviando hasta un 30% de su producción a otros países, afirma la agencia EFE. En 2020 las exportaciones alcanzaron los 2.719,4 millones de dólares promovidas principalmente por la gran demanda de China, que representa tres de cada 4 toneladas de exportación realizadas por el país argentino.

Según afirma el medio Bloomberg, las medidas del Gobierno argentino no han conseguido su objetivo de reducir los elevados precios cárnicos, sino que han repercutido en descontento y manifestaciones por parte de los ganaderos, lo que ha provocado un aumento mayor del precio.

atalayar_luis basterra-alberto fernandez
AFP/ JUAN MABROMATA - El nuevo ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de Argentina, Luis Basterra (R), es saludado por el presidente de Argentina, Alberto Fernández

Los principales afectados por la decisión del Gobierno fueron los ganaderos, que culparon a los déficits fiscales y la política monetaria flexible, como responsables del encarecimiento de sus productos.

De acuerdo con los datos del Instituto de la Promoción de Carne Vacuna Argentina, el país ha aumentado sus precios en un 76% con respecto al año anterior. Lo cual sitúa la inflación en 49%, en un país donde la pobreza aumenta por el encarecimiento y la situación de la COVID-19.

Coordinador América Latina: José Antonio Sierra.