PUBLICIDAD

Iberdrola

Atasco en los puertos de Ucrania: 16 barcos con cereal esperan a salir

Las autoridades auguran un ritmo de barco por día, insuficiente para hacer frente a las penurias de grano
Funcionarios rusos, ucranianos, turcos y de la ONU llegan al carguero Razoni para su inspección en la entrada del estrecho del Bósforo en Estambul

AP/KHALIL HAMRA  -   Funcionarios rusos, ucranianos, turcos y de la ONU llegan al carguero Razoni para su inspección en la entrada del estrecho del Bósforo en Estambul

Por lo menos 16 barcos estarían esperando poder salir del puerto ucraniano de Odessa con sus cargamentos de cereal. Después del acuerdo entre Rusia y Ucrania, con Turquía como mediadora, los tres países acordaron crear un corredor para que el “granero del mundo” vuelva a abrirse y rebajar así los efectos negativos sobre la economía mundial, en especial la africana. 

El sistema puesto en marcha por los Gobiernos de Rusia, Turquía y Ucrania deja salir de Odessa cargueros que pasan por Estambul para ser analizados por una comisión tripartita que evite el transporte de armas en los barcos de grano. Posteriormente, parten los navíos hacia su destino. 

El primero en salir de Odessa fue el “Razoni”, un carguero con bandera de Sierra Leona, la mañana del martes tras unos retrasos. Llegó a Estambul el martes por la tarde y tras ser inspeccionado abandonó las instalaciones portuarias para cruzar el estrecho del Bósforo con destino al puerto libanés de Trípoli. 

AP/EMRAH GUREL - El carguero Razoni bajo el puente Yavuz Sultan Selim a la entrada del estrecho del Bósforo en Estambul
AP/EMRAH GUREL - El carguero Razoni bajo el puente Yavuz Sultan Selim a la entrada del estrecho del Bósforo en Estambul

El “Razoni” transporta en su bodega alrededor de 27.000 toneladas de maíz, mucho menos de lo necesario para acabar con la crisis alimentaria que afecta al mundo desde el inicio de la guerra de Ucrania a finales de febrero de 2022. De acuerdo con Oleksandr Kobrakov, ministro ucraniano de Infraestructura, no saldrán de Ucrania más de 5 cargueros como el “Razoni” a la semana, lo que eleva el suministro ucraniano a unas 150.000 toneladas de cereales a la semana, con un cálculo aproximado. 

Reuters cita un funcionario turco que confirma las palabras del ministro ucraniano. Se cree que los retrasos puedan ser algo común en las próximas semanas. Los cargueros deben de atravesar una ruta minuciosamente trazada por el acuerdo tripartito, que comprende una zona minada tras el estallido de la guerra. La amenaza de un asalto anfibio contra Odessa obligó a las fuerzas de defensa ucranianas a tomar esta medida durante el mes de marzo de 2022. 

El ministro Kobrakov aseguró a la agencia Reuters que las exportaciones de cereales ucranianas tardarían meses en alcanzar los niveles anteriores a la guerra. Los 57,2 millones de toneladas que el país eslavo envió al mundo en 2019 no se pueden comparar con el volumen actual. Comparando las cifras, al ritmo de salidas que permite el acuerdo tripartito, al año se exportarían únicamente 7.8 millones de toneladas de grano. Demasiado poco. 

AFP / OFICINA DE PRENSA DEL MINISTERIO DE DEFENSA TURCO - Delegación de inspección abordando el buque de carga Razoni frente a la costa del noroeste de Estambul
AFP / OFICINA DE PRENSA DEL MINISTERIO DE DEFENSA TURCO - Delegación de inspección abordando el buque de carga Razoni frente a la costa del noroeste de Estambul

De acuerdo con la empresa de logística Primar, consultada por el medio árabe Asharq, transportar los 25 millones de toneladas de trigo que esperan sentadas sin consumirse en Ucrania requeriría de al menos 370 envíos en cargueros con el doble de la capacidad que el Razoni.

El sector de los seguros esta por su parte inquieto. Como si las minas no fueran poco, se registraron bombardeos por parte de las fuerzas armadas rusas contra posiciones muy cercanas al puerto de Odessa. Suponen de acuerdo con Chris McGill, de la compañía de seguros Ascott, citado por el Financial Times, un peligro a la seguridad de los envíos. 

Pese a todo, el precio del trigo cayó en la bolsa de Chicago un 30% con respecto al mes de abril, un alivio para el mercado y para la economía mundial.