Aumenta la tensión en Crimea tras las últimas maniobras militares ucranianas en la frontera

Tanques y artillería procedentes de Ucrania han llevado a cabo maniobras en las regiones próximas a la península en medio de la desescalada de las tensiones
Tanques de las Fuerzas Armadas de Ucrania se ven durante los ejercicios en un lugar desconocido cerca de la frontera de Crimea anexada a Rusia, Ucrania, en esta imagen de mano publicada por el servicio de prensa del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Ucrania el 14 de abril de 2021

PHOTO/ Servicio de prensa del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Ucrania via REUTERS  -   Tanques de las Fuerzas Armadas de Ucrania se ven durante los ejercicios en un lugar desconocido cerca de la frontera de Crimea anexada a Rusia, Ucrania, en esta imagen de mano publicada por el servicio de prensa del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Ucrania el 14 de abril de 2021

La región de Crimea, ilegalmente anexionada por Rusia en 2014, está siendo testigo de las maniobras que está llevando a cabo el Ejército de Ucrania en el territorio aledaño. Según ha informado el mando de las Fuerzas Conjuntas de Ucrania, las maniobras han consistido en preparación para condiciones de combate con tanques y artillería. “Tanques y unidades de artillería subordinadas al Comando de las Fuerzas Conjuntas de Ucrania entrenan en condiciones de combate”, explicó Sergei Náyev, teniente general del Ejército ucraniano.

Estos movimientos se producen tan sólo un día después de las acciones rusas cercanas a la frontera ucraniana llevadas a cabo, según Moscú, como respuesta a las “provocaciones” perpetradas por Estados Unidos y la OTAN. El ministro de Defensa de Rusia, Sergei Shoigu, confirmó las recientes maniobras en una reunión con la cúpula militar rusa: “En tres semanas, hemos trasladado con éxito dos ejércitos y tres agrupaciones de las Fuerzas de Desembarco a las fronteras occidentales de nuestro país, a las zonas de los entrenamientos”. Unas acciones que se producen como respuesta a lo que, dice, han hecho y pueden hacer el país presidido por Joe Biden y la OTAN, para lo que dicen se mantienen alerta y están preparados para actuar en consecuencia de las decisiones que puedan tomar desde Washington.

Un militante de la autoproclamada República Popular de Luhansk (RPL) monta guardia en las posiciones de combate en la línea de separación de las fuerzas armadas ucranianas en la región de Luhansk, Ucrania 13 de abril de 2021
REUTERS/ALEXANDER ERMOCHENKO - Un militante de la autoproclamada República Popular de Luhansk (RPL) monta guardia en las posiciones de combate en la línea de separación de las fuerzas armadas ucranianas en la región de Luhansk, Ucrania 13 de abril de 2021

“Si se agrava, nosotros, por supuesto, haremos todo lo posible para garantizar la seguridad propia y la seguridad de nuestros ciudadanos, donde quiera que estén”. Son las palabras del viceministro de Asuntos Exteriores, Sergei Riabkov. Sin embargo, desde la OTAN mantienen distancia con las acusaciones procedentes de Moscú y manifiestan su deseo de restaurar la estabilidad en las zonas fronterizas de Crimea. El secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, ha señalado en rueda de prensa que “el considerable aumento militar ruso es injustificado, inexplicable y muy preocupante. Rusia debe poner fin a este aumento, parar las provocaciones y desescalar inmediatamente”.

Stoltenberg, además, ha mostrado sus condolencias por la muerte de un militar ucraniano – dos más salieron heridos – tras el incidente que resultó de la violación del alto el fuego en las regiones separatistas del este. Lo preocupante es que este ataque no es ninguna novedad ya que lo han precedido varios en los últimos días, lo que ha provocado que salten las alarmas en Kiev, según ha informado la agencia local Ukrinform. Es uno de los motivos por los que la OTAN está estudiando diversas estrategias para aumentar su apoyo al país ucraniano ante el aumento de las tensiones en la región.

El ministro de Defensa ruso Sergei Shoigu habla mientras visita una base naval en Gadzhiyevo, Rusia, el martes 13 de abril de 2021. Shoigu describió el martes un enorme refuerzo militar en el oeste de Rusia como parte de los simulacros destinados a comprobar la preparación de las fuerzas armadas en medio de las amenazas que plantea la OTAN
PHOTO/ Servicio de Prensa del Ministerio de Defensa ruso vía AP - El ministro de Defensa ruso Sergei Shoigu habla mientras visita una base naval en Gadzhiyevo, Rusia, el martes 13 de abril de 2021. Shoigu describió el martes un enorme refuerzo militar en el oeste de Rusia como parte de los simulacros destinados a comprobar la preparación de las fuerzas armadas en medio de las amenazas que plantea la OTAN

“La OTAN está del lado de Ucrania”. Así de claro lo ha dejado el secretario general de la organización, que lleva tiempo demostrando este apoyo a Kiev. Recientemente se han realizado maniobras conjuntas, así como un aumento de su presencia en la región del Báltico y el mar Negro. Sin olvidar, por supuesto, el incremento en la inversión que ha realizado la OTAN en cuanto a las políticas de Defensa. Jens Stoltenberg aprovechó la rueda de prensa para condenar, una vez más, la ilegal anexión del territorio de Crimea por parte rusa, así como el reconocimiento de la soberanía ucraniana sobre la región.

Dmytro Kuleba, ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, ha agradecido las palabras del secretario general de la OTAN y ha dicho que “Rusia no cogerá por sorpresa a nadie más”, en referencia a la ocupación de Crimea. Además, ha sido muy crítico con aquellas personas que asociaban a Ucrania como un satélite ruso, a lo que ha contestado de forma muy contundente, ya que, dice, el país presidido por Vladimir Putin “debe entender que Ucrania pertenece al mundo democrático y occidental. Y Occidente no permitirá a Rusia que rompa la soberanía y democracia ucraniana”.

El Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, a la derecha, y el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, se dirigen a una conferencia de prensa en la sede de la OTAN en Bruselas, el miércoles 14 de abril de 2021
AP/JOHANNA GERON - El Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, a la derecha, y el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, se dirigen a una conferencia de prensa en la sede de la OTAN en Bruselas, el miércoles 14 de abril de 2021

Lo que tienen claro tanto desde la OTAN como desde Kiev es que es vital evitar a toda costa el enfrentamiento directo, algo que no contemplan en ningún escenario. No obstante, los últimos movimientos rusos no dejan lugar a la tranquilidad, por lo que Kuleba afirma que “las medidas de las que hablamos pueden parecer que tienen un alto coste. Pero el precio de prevenir siempre será más bajo que el precio de la guerra y de mitigar sus consecuencias. Es mejor actuar ahora para evitar que Rusia escale la situación”.