Australia cancela el visado de Djokovic y prepara su deportación

El ministro de Inmigración alega en su comunicado “razones sanitarias” aunque los abogados del tenista podrían recurrir la decisión
Novak Djokovic

 -  

A tres días de comenzar el Open de Australia el ministro de Inmigración, Alex Hawke, ha tomado la decisión de cancelar el visado de Novak Djokovic por segunda vez en apenas una semana. 

En el comunicado que daría paso a la deportación del serbio, Hawke alega: "Hoy he ejercido mi poder bajo la sección 133C(3) de la Ley de Inmigración para cancelar el visado del Sr. Novak Djokovic basado en razones sanitarias y del mantenimiento del orden por ser de interés público".

"El Gobierno de (Scott) Morrison está firmemente comprometido con la protección de las fronteras de Australia, especialmente en relación con la pandemia de COVID-19", dijo el ministro al justificar la medida adoptada después de que el Tribunal del Circuito Federal ordenara la puesta en libertad del tenista el pasado lunes.

Novak Djokovic Melbourne Australia

Ahora queda por conocer qué tienen pensado hacer los abogados del tenista serbio. Si acatan la decisión y ponen fin a su estancia en Melbourne o, de lo contrario, emprenden un proceso judicial para que pueda jugar el primer partido ante otro serbio, Miomir Kecmanovic. Un litigio que podría demorarse más allá del inicio del torneo y alterar los cruces. 

Djokovic reconoció en los últimos días que había cometido “errores humanos” en sus trámites de entrada al país asegurando, por ejemplo, que no había visitado otro país en los 14 días previos a su llegada a Australia. Las redes sociales y los testigos confirmaron con imágenes su presencia en Marbella para entrenarse en los primeros días de 2022. 

Novak Djokovic Melbourne Australia

Además, los documentos presentados por Serbia donde se aseguraba que Novak había superado la COVID-19 fueron puestos en duda por la prensa alemana que desveló que se habían presentado en fechas diferentes y en el orden inverso al requerido. Lo que ha provocado aún más complicaciones en el historial del serbio.  

La decisión del ministro de Inmigración trata de dar ejemplo a un país que celebra elecciones este año y lucha contra un repunte de casos de la COVID-19 que han pasado de menos de 2.000 contagios diarios en diciembre a casi 150.000 a principios de enero en medio de la escasez de productos por los contagios entre trabajadores esenciales.