PUBLICIDAD

Iberdrola

Bach, el Handel Oratorio Choir y el organista Oyarzabal

La Misa en si menor, considerada la pieza más difícil de la historia de la música, reunirá en Madrid a uno de los mejores organistas del mundo con las voces del mejor barroco
Orquesta Nacional de España

PHOTO/@OCNESP  -   La Misa en si menor, considerada la pieza más difícil de la historia de la música, reunirá en Madrid a uno de los mejores organistas del mundo con las voces del mejor barroco

Johann Sebastian Bach (1685-1750) tardó más de un cuarto de siglo en escribir una de sus grandes obras, la Misa en si menor, considerada por numerosos especialistas como la pieza más difícil de la historia de la música. Como tal, se cumplen ahora cinco años desde que la UNESCO la declaró Patrimonio de la Humanidad, un reconocimiento a su carácter de verdadera cumbre de la música.

Puede considerarse por tanto un verdadero acontecimiento que esta obra se interprete en Madrid los próximos días 5 y 6 de noviembre, y que el marco elegido sea precisamente un templo, la Basílica Pontificia de San Miguel, conforme a los deseos del propio compositor alemán, que a pesar de ser luterano musicalizó en esta obra todas las partes de la Misa católica, hasta el punto de que también se la conozca como el acompañamiento más solemne de tal ceremonia eucarística.

Organizado por la Handel Oratorio Society, el concierto contará con el organista principal de la Orquesta Nacional de España, el vitoriano Daniel Oyarzabal, considerado uno de los mejores intérpretes de órgano y clave del mundo. Esta actuación en Madrid seguirá la estela de otros conciertos en el Mariinski de San Petersburgo, la Düsseldorf Opernhaus, el Palais des Beaux-Arts de Bruselas, el Gran Teatre del Liceu de Barcelona, el Auditorio Nacional de Música de Madrid, y las catedrales de Moscú, Ámsterdam, Rotterdam, Florencia, León y Sevilla.

Daniel Oyarzabal
PHOTO/@OCNESP  -   El organista vitoriano Daniel Oyarzabal (izq.)

Especialistas como Mario Guada (Cadalario) consideran que “tener un teclista de este nivel es un lujo para España”, juicio que comparte Daniel de la Puente (Scherzo), que analiza sus interpretaciones y estima que “la transparencia en la ejecución de los temas, el uso exacto de los tiempos y la elevadísima concepción de la música de Oyarzabal nos lleva a territorios cercanos a la genialidad”.

Oyarzabal estará acompañado por el Handel Oratorio Choir, creado por Oscar Gershensohn en 2017 “con la voluntad e ilusión de interpretar en toda su amplitud y riqueza el legado sinfónico-coral de G.F. Handel, en especial sus Oratorios bíblicos, incluyendo a la vez las composiciones de los otros grandes maestros del periodo barroco”. En esta primera andadura de su historia, el Handel Oratorio Choir ya ha conseguido el favor del público tras actuar con la Orquesta de la Capilla Real de Madrid y otros escenarios de la capital.

La simbiosis ahora entre Oyarzabal y el coro en la obra cumbre de Bach es, pues, una de las grandes citas con que se abre el curso musical. Es lo que podría calificarse de una entrada en tromba. A ellos corresponde ver dónde ponen el listón en este inicio de la temporada.