Banco qatarí, Doha Bank, es acusado de financiar a yihadistas

Ocho sirios presentaron una demanda la semana pasada contra el banco en el Tribunal Superior de Reino Unido por pérdidas y daños sustanciales
Doha Bank_Qatar_Acusado_Yihadismo_

 -  

Un banco qatarí supuestamente transfirió grandes cantidades de dinero a un grupo terrorista yihadista en Siria, según una demanda presentada ante el Tribunal Superior de Justicia inglés (High Court) y que recoge el diario inglés The Times. El periódico ha abierto una serie de investigaciones centrado en la financiación qatarí como la revelación esta semana que un banco británico controlado por Qatar, Al Rayan, estaba prestando servicios financieros a numerosas organizaciones del Reino Unido vinculadas al islamismo. 

Según la querella abierta, dos pudientes hermanos presuntamente usaron cuentas en el Banco de Doha, que tiene una oficina en Londres, para canalizar grandes fondos al Frente al-Nusra, ex filial siria de Al Qaeda. Así ocho demandantes sirios, que ahora viven en Europa, han presentado una demanda por daños y perjuicios contra el Banco de Doha ante el Tribunal Superior de Inglaterra, alegando que sufrieron "lesiones físicas y psiquiátricas graves" a manos del grupo yihadista.

Los demandantes, a quienes el Tribunal ha otorgado el anonimato, afirman además haber sufrido "desplazamiento forzado de sus hogares" en Siria y haber perdido negocios "como resultado de las acciones ilegales del Frente al-Nusra".

Su reclamo es contra el Doha Bank y contra Moutaz y Ramez al-Khayyat, dos "destacados empresarios sirios/qataríes", cuyos activos incluyen una empresa de construcción global, Urbacon Trading & Contracting, de la que son respectivamente presidente y director ejecutivo. The Times invitó a Doha Bank y a los hermanos al-Khayyat a comentar sobre las acusaciones en el litigio pero aún no habían recibido una respuesta. 

El pleito, emitido la semana pasada en la división de Queen's Bench del Tribunal Superior (Sala de Justicia de la Reina), alega que “los hermanos al-Khayyat financiaron y/o ayudaron a financiar el Frente al-Nusra, incluso a través de cuentas mantenidas por ellos y/o entidades asociadas con ellos en el Banco de Doha".

Al parecer, se enviaron grandes sumas de dinero a través del banco a cuentas en Turquía y Líbano, donde se retiró el dinero y se llevó a través de la frontera siria para entregarlo a los yihadistas. El procedimiento asegura que "como resultado de las acciones de los acusados, Frente al-Nusra pudo causar pérdidas y daños a los demandantes".

Richard Whiting, el principal representante del banco en Londres, confirmó que recibió la querella la semana pasada y aseguró que "los detalles contenidos en la demanda recibida recientemente son limitados y Doha Bank está tomando asesoramiento legal. Sin embargo, considera que las acusaciones en su contra son infundadas y sin mérito".

Los demandantes sirios están representados por el bufete de abogados de Londres Richard Slade and Company. Dijo que se estaban tomando medidas para atender la querella de los hermanos al-Khayyat. Se alega que el Banco de Doha y los hermanos "sabían (o deberían haber sabido) que los fondos que pasaron por ellos, o a través de sus cuentas, estaban destinados al Frente al-Nusra", una acción que "violó las leyes internacionales y nacionales". Los demandantes quieren que el tribunal de Londres aplique la ley siria para decidir el reclamo.

El mayor accionista del Doha Bank es Qatar Investment Authority, el fondo soberano del estado del Golfo mientras que el presidente del banco y varios directores son miembros de la familia gobernante al-Thani del emirato.

Durante la guerra de poder de ocho años en Siria, Abu Mohammad al-Jolani, el líder del Frente al-Nusra, se ha convertido en el segundo líder militante más influyente después del [supuesto] jefe de Daesh Abu Bakr al-Baghdadi. De hecho, desde el comienzo del conflicto sirio en agosto de 2011 hasta abril de 2013, Daesh y el Frente al-Nusra fueron una sola organización que eligió la bandera de Jabhat al-Nusra, según Nauman Sadiq, del Centre for Research on Globalization.