Biden elige a un político y exastronauta de 78 años para llevar las riendas de la NASA

La Casa Blanca descarta colocar una mujer al mando de la Agencia y se decide por un veterano senador
Atalayar_NASA

PHOTO/Getty Images  -   Biden se ha decidido por Bill Nelson para pilotar la Agencia. Incluso senadores del Partido Republicano como Marco Rubio (Florida) le consideran el mejor para dirigir la NASA y ganar la carrera espacial del siglo XXI

Joe Biden ha elegido a un veterano político profesional y exastronauta ocasional, que en septiembre cumplirá 79 años, para estar al frente de la mayor y más importante agencia espacial del mundo, la Administración Nacional de la Aeronáutica y el Espacio, la NASA. 

Bill Nelson, ex senador y ex congresista demócrata por Florida y quien en 1986 se convirtió en el segundo político norteamericano en volar al espacio, es la persona por la que ha optado el nuevo presidente para definir y ejecutar las líneas estratégicas de la nueva política espacial que pretende seguir la Administración Biden. 

Atalayar_ Nuevo asesor NASA
PHOTO/NASA - En segunda fila, de pie, a la izquierda, Bill Nelson. Fue el segundo congresista en volar al espacio. Viajó en la misión STS-61-C del transbordador Columbia. Sentado debajo está el piloto de combate del Cuerpo de Marines Charles Bolden, que con su apoyo se convirtió en 2009 en el administrador de la NASA de Barack Obama

Las decisiones previas tomadas por Biden apuntaban a que al frente de la NASA iba a situar a una mujer. El equipo de transición que ha nombrado para efectuar el relevo de cargos en la institución está encabezado por Ellen Stofan, ex jefa de Ciencia de la Agencia y actual directora del prestigioso Museo Smithsonian del Aire y el Espacio de Washington. Junto a ella hay otras siete personas, de las que cuatro son mujeres con amplia experiencia y prestigio en el sector.

Sin embargo, al final, el presidente se ha decidido por Bill Nelson, alguien que conoce de sus muchos años como senador en el Capitolio. Ambos mantienen una estrecha relación de amistad desde principios de la década de 2000, cuando los dos coincidieron en el Senado como miembros del partido demócrata y Nelson formaba parte del Comité de Comercio, Ciencia y Transporte y era el presidente del Subcomité del Espacio. 

Atalayar_ Nuevo asesor NASA
PHOTO/JB - El jefe de la NASA en la administración de Donald Trump, Jim Bridenstine (de pie) ha expresado que la designación de Bill Nelson (sentado) es una excelente elección, porque cuando sea necesario podrá contar con la ayuda de su amigo, el presidente Biden

El nombramiento oficial está ahora mismo en manos del Senado, que debe dar el visto bueno a la propuesta presidencial, tras haber escuchado y analizado los planteamientos expuesto por Bill Nelson para gestionar la NASA. La confirmación para el puesto no presente riesgo alguno, porque demócratas y republicados están empatados en escaños y Nelson goza de gran predicamento entre sus antiguos compañeros de uno y otro partido.

Un buen conocedor de la Agencia

Cuenta con el respaldo de, por ejemplo, el influyente senador republicano por Florida, Marco Rubio, quien ha expresado que es “el mejor para dirigir la NASA… porque comprende la necesidad de ganar la carrera espacial del siglo XXI”. Bill Nelson está considerado con uno de los grandes conocedores y apasionados defensores de los programas de la NASA. Hace diez años fue el primero en oponerse a la decisión de Obama de cancelar el desarrollo de la familia de lanzadores Ares del proyecto Constellation aprobado en 2004 por George W. Bush.

Atalayar_ Nuevo asesor NASA(
PHOTO/NASA - Etapa central del nuevo lanzador pesado SLS de Estados Unidos que todavía está en fase de pruebas de sus potentes motores. Se trata de un proyecto impulsado por Nelson hace diez años que acumula grandes sobrecostes

Como no pudo conseguir detener la drástica medida, fue el gran impulsor de la ley de la NASA de 2010, que lograba sustituir el desarrollo de los cohetes Ares por el llamado Sistema de Lanzamiento Espacial o SLS, que todavía se encuentra a falta de su vuelo inaugural. También es un firme defensor del retorno de astronautas a la Luna, seguir con la exploración robótica de Marte, incrementar los programas para limpiar el espacio ultraterrestre de basura espacial y supervisar el medio ambiente terrestre desde la órbita.

Por supuesto, también es partidario de continuar con la iniciativa para poner a punto las capsulas espaciales tripuladas de gestión privada Dragón 2 de SpaceX, CST-100 de Boeing y otras. En un futuro muy próximo, ambas deberán poder llevar astronautas al espacio desde suelo norteamericano de forma regular, medida indispensable para que la NASA concluya su dependencia de las naves espaciales de Rusia.

Atalayar_ Nuevo asesor NASA
PHOTO/KSC - En su calidad de presidente del Subcomité del Espacio del Senado, Bill acompañaba a Barack Obama en sus desplazamientos a los centros de la NASA. En la imagen, detrás del presidente a su llegada al Centro Espacial Kennedy de Cabo Cañavera, en el estado de Florida

Nacido en 1942, Bill Nelson es un abogado dedicado en cuerpo y alma a la política desde que en 1972 fuera elegido miembro del Partido Demócrata en la Cámara de Representantes de Florida. Sus aspiraciones le llevaron siete años más tarde a la esfera nacional al ganar un escaño al Congreso de la nación y en 2001 saltar al Senado como representante del estado de Florida, puesto que abandonó en 2019.

En 12 enero de 1986 se convirtió en el segundo congresista en volar al espacio. Fue en la misión STS-61-C del transbordador espacial Columbia, uno de cuyos siete tripulantes era el piloto de combate del Cuerpo de Marines Charles Bolden, que se convirtió en su amigo. Nelson tuvo que superar diversas fases del curso de astronauta para cumplir como especialista en cargas útiles y contribuir a desplegar un satélite en órbita. El Columbia regreso a Tierra el 18 de enero, escasamente diez antes del desastre del transbordador Challenger durante su vuelo de ascenso, accidente en el que murieron los siete astronautas que ocupaban su cabina de mando.

Una coronel y ex astronauta como número dos

Nelson fue uno de los políticos que más influyó en 2009 en el entonces recién elegido presidente Barack Obama para que el general de Marines retirado, ex astronauta y amigo, Charles Bolden, fuera el escogido para el cargo de administrador de la NASA. Lo consiguió y Bolden se convirtió en julio del citado año en el primer hombre de color al frente de la organización. Ocupó el puesto de forma ininterrumpida durante los dos mandatos en que Obama fue el inquilino de Casa Blanca, puestos en el que ambos cesaron en enero de 2017.

Atalayar_ Nuevo asesor NASA
PHOTO/NASA - La ex astronauta y coronel de la Fuerza Aérea Pamela Melroy, de 59 años, es la mujer que se baraja para ser la mano derecha del nuevo administrador de la NASA. En la imagen, en el interior de la Estación Espacial Internacional, en una de sus tres estancias en el complejo orbital

Con la llegada de Donald Trump al poder a principios de 2017, Nelson se opuso de manera frontal a que el relevo de Charles Bolden fuese Jim Bridenstine, congresista republicano por Oklahoma de 42 años El argumento principal para oponerse al nombramiento era que el candidato no tenía la experiencia suficiente para dirigir la agencia porque el jefe de la NASA “no debía ser un político” sino un “consumado profesional espacial, técnica y científicamente competente”. 

Pero no consiguió sus propósitos y la mayor de los miembros del Senado apoyaron el nombramiento de Bridenstine, que durante su periodo al mando de la Agencia ha merecido el reconocimiento de todo el sector. A pesar de la oposición de Nelson, el nuevo jefe de la NASA le tuvo en cuenta para ocupar un puesto en el Consejo Espacial Nacional que revitalizó Donald Trump. Además, Bridenstine, ha hecho público que Nelson es una “excelente elección” porque “tendrá influencia en obtener presupuestos sólidos para la NASA y, cuando sea necesario, podrá contar con la ayuda de su amigo, el presidente Joe Biden”. El presupuesto para el año fiscal 2021 de la NASA asciende a 23.300 millones de dólares.

Como segunda figura en importancia de la NASA en calidad de administra adjunta se especula con Pamela Melroy, de 59 años, una de las dos mujeres que ha sido comandante del transbordador espacial y que ya fue elegida por Joe Biden para formar parte del equipo de transición para el relevo de cargos en la Agencia.

Atalayar_ Nuevo asesor NASA
PHOTO/NASA - Nelson fue astronauta ocasional en la misión STS-61-C del transbordador espacial Columbia, que regreso a Tierra con éxito el 18 de enero de 1986, diez días antes del desastre del transbordador Challenger. Sin embargo, el 1 de febrero de 2003, en su regreso de la misión STS-107 quedó destruido en su vuelo de aproximación a tierra y fallecieron sus siete tripulantes

Pamela Melroy ingresó en la NASA en 1995 y la abandonó en 2009 después de acumular 38 días en órbita tras volar al espacio en tres ocasiones ‒en los años 2000, 2002 y 2007‒, en misiones para trasladar estructuras para la construcción de la Estación Espacial Internacional.

Coronel de la Fuerza Aerea retirada, piloto de aviones de transporte, suma 6.000 horas de vuelo en numerosos aparatos, muchas de ellas en alrededor de 200 misiones de combate en la guerra de Irak. Ha sido piloto de pruebas del Boeing C-17 Globemaster III, el más avanzado e importante cuatrirreactor de transporte militar pesado de Estados Unidos. Una vez en la vida civil, ha trabajado en la Oficina de Transporte Espacial Comercial de la Administración Federal de Aviación y en la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa (DARPA) de Estados Unidos.