PUBLICIDAD

Iberdrola

Biden indica a Irán que no se levantarán las sanciones mientras no cumpla sus compromisos

El presidente de Estados Unidos señaló que la República Islámica debe reducir su nivel de enriquecimiento de uranio antes de volver al diálogo
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden

AP/CAROLYN KASTER  -   El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden

Joe Biden, presidente de Estados Unidos, señaló que no se rebajarán las sanciones políticas y económicas a la República Islámica de Irán impuestas por el anterior Ejecutivo de Donald Trump mientras Teherán no cumpla sus compromisos del pacto nuclear.

El máximo dirigente del gigante norteamericano manifestó que Irán debe reducir su enriquecimiento de uranio antes de volver a las conversaciones sobre el programa nuclear del régimen de los ayatolás. 

El expresidente estadounidense Donald Trump retiró a su país del pacto nuclear con Irán que se suscribió en 2015 junto con Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China por el cual se limitaba el programa atómico persa, sobre todo en lo relacionado con el plano armamentístico. La salida norteamericana del pacto se produjo en 2018 ante las denuncias de incumplimientos del régimen iraní respecto a lo acordado y a partir de ahí se impusieron sanciones políticas y económicas, entre las que destacaba las relacionadas con el comercio de petróleo, principal fuente de financiación persa. 

Según varios analistas y medios, Irán violó repetidamente el acuerdo en los últimos meses, incluso mientras aparecían informaciones que señalaban que Biden intentaría reforzar el acuerdo entre el Estado iraní y las potencias mundiales en materia nuclear. 

El acuerdo de 2015 redujo las sanciones a Irán a cambio de frenar su desarrollo nuclear, el cual muchos temían que estuviese destinado a construir un arma atómica.

A Biden se le preguntó en una entrevista con la cadena estadounidense CBS, a la que hacía referencia Arab News, si detendría las sanciones en un intento por llevar a Irán nuevamente a las negociaciones. “No”, dijo el nuevo presidente, en una clara respuesta. Luego asintió con la cabeza cuando se le preguntó si Irán tendría que dejar de enriquecer uranio primero.

Irán dijo el mes pasado que ahora estaba enriqueciendo uranio a una pureza del 20%, muy por encima del nivel del 3,67% establecido por el acuerdo nuclear (conocido como JCPOA por sus siglas en inglés).

La Administración Biden señaló que tiene que trabajar urgentemente para evitar que Irán desarrolle un arma nuclear, según publicó el propio medio Arab News. 

Irán no volverá al pacto nuclear hasta que se retiren las sanciones

Mientras, el ayatolá Alí Jamenei advirtió que antes de que la República Islámica vuelva a asumir sus compromisos, Estados Unidos debe levantar "totalmente" las sanciones contra su país. "Si quieren que Irán vuelva a sus compromisos (...) Estados Unidos debe levantar totalmente las sanciones, y no solamente de forma retórica o en el papel" dijo este domingo el líder supremo de Irán en un discurso televisado y dirigido a altos mandos de las Fuerzas Aéreas. "Luego verificaremos si de hecho las sanciones han sido levantadas correctamente" añadió Jamenei. 

El ayatolá Alí Jamenei usando una máscara protectora para el rostro mientras pronuncia un discurso en la capital, Teherán
AFP PHOTO/HO/KHAMENEI.IR - El ayatolá Alí Jamenei usando una máscara protectora para el rostro mientras pronuncia un discurso en la capital, Teherán

El JCPOA tenía como objetivo impedir que Irán se dote armas nucleares, a cambio de levantar las sanciones internacionales que están asfixiando su economía. La República Islámica respondió al restablecimiento de las fuertes sanciones estadounidenses incumpliendo progresivamente su parte del trato. Irán también amenazó en su momento con seguir comerciando con su petróleo a pesar de las sanciones. Además, la República Islámica fue señalada, junto con agentes proiraníes, por diversos países por estar detrás supuestamente de incidentes relacionados con buques cargueros en aguas del Golfo. El propio presidente Hasán Rohaní ya amenazó en su día con bloquear el estrecho de Ormuz, principal zona de paso del comercio de crudo mundial, tras las medidas sancionadoras recibidas.