Biden revive su decaída campaña con un triunfo en Carolina del Sur

El exvicepresidente toma aire de cara al Supermartes con una clara victoria. El voto afroamericano, clave en el estado del sur
Biden, en un acto de campaña

PHOTO/AP  -   Biden, en un acto de campaña

El exvicepresidente estadounidense Joe Biden se ha anotado este sábado su primer triunfo en las primarias demócratas de Estados Unidos, con una contundente victoria en Carolina del Sur que le sirvió para revivir su decaída campaña presidencial en vísperas del decisivo Supermartes.

Biden, que había centrado sus apuestas en ese estado sureño después de perder las tres primeras primarias, ha logrado un rotundo apoyo entre los afroamericanos, que suponen más de la mitad de los votantes demócratas de Carolina del Sur, y ha conquistado también a los más moderados del partido. “Hace solo unos días, la prensa y los comentaristas daban por muerta esta candidatura. Ahora acabamos de ganar, y hemos ganado en grande gracias a ustedes. ¡Estamos muy vivos!”, ha proclamado Biden en su discurso de victoria desde Columbia, la capital del Estado.

Una rotunda victoria

Las proyecciones de los principales medios de comunicación dieron la victoria a Biden nada más cerrar las urnas en Carolina del Sur, y con el 100 % escrutado, el exvicepresidente ha conseguido un cómodo margen -con el 48,4% % de los votos- frente a su rival inmediato, el senador Bernie Sanders, que obtenía el 20 %. El de Vermont está primero en el recuento total de delegados, pero el exvicepresidente se pone segundo a poca distancia.

En tercer lugar quedó el multimillonario Tom Steyer, que ha anunciado su retirada de la carrera demócrata poco después de conocerse los resultados por no haber logrado hasta ahora ningún delegado.

Biden confía en perfilarse a partir de este triunfo como la gran alternativa moderada a Sanders, cuya racha de victorias en los primeros estados en votar quedó interrumpida en Carolina del Sur, pero promete continuar con el Supermartes este 3 de marzo, cuando hay quince territorios llamados a las urnas. 

Biden posa con algunos de sus simpatizantes más jóvenes en un acto en Iowa
PHOTO/AFP - Biden posa con algunos de sus simpatizantes más jóvenes en un acto en Iowa
Biden contra Sanders

“Si los demócratas quieren un candidato que sea un demócrata, un demócrata de toda la vida, un demócrata orgulloso, un demócrata de los de (el expresidente Barack) Obama y Biden, únanse a nosotros”, clamó el exvicepresidente en el mitin.

Biden arremetía así, sin mencionarlo, contra Sanders, que, aunque compite en las primarias demócratas no está adscrito al partido en el Senado, donde representa al estado de Vermont como independiente. El ex vicepresidente pidió rechazar los discursos de la “ira” y opinó que “la mayoría de los estadounidenses no quieren la promesa de la revolución” de Sanders porque “más que promesas, quieren resultados”.

Sanders, por su parte, felicitó a Biden desde un mitin en Virginia, otro de los estados en votar el Supermartes, y dijo a sus votantes que es imposible “ganar todos los estados” y que esta “no será la única derrota”.

Pero está por ver si Biden logra despuntar lo suficiente como para hacerle sombra de verdad a Sanders en el Supermartes, donde podría perder votos frente a una nutrida bancada de precandidatos moderados. Otra prueba importante será el desempeño de Biden frente al del magnate Mike Bloomberg, que no competía en las cuatro primeras contiendas y lo ha apostado todo al Supermartes, donde se estrenará en las papeletas, y a las siguientes primarias.

El legado de Obama

Biden, de 77 años, había concentrado muchos esfuerzos en Carolina del Sur, adonde se desplazó incluso antes de que se cerraran las urnas en Nuevo Hampshire y justo después de los caucus de Nevada la semana pasada, en los que quedó en segundo lugar.

En el primer estado del sur en votar, Biden se llevó este sábado el 60 % de los votos de los demócratas afroamericanos, muy por delante de Sanders, que solo logró el 17 % de los apoyos de ese sector, según las encuestas a pie de urna.

El papel de Biden como fiel “número dos” de Obama durante ocho años le ha resultado clave para convencer a muchos afroamericanos de ese estado que respaldó abrumadoramente al ahora expresidente en 2008. “Vamos a seguir avanzando sobre la base del legado del presidente más exitoso de nuestros tiempos, Barack Obama”, prometió Biden en su discurso de victoria.

Aunque las encuestas siempre habían favorecido a Biden en Carolina del Sur, un factor de última hora fue clave para garantizarle un margen tan amplio de victoria. El congresista James Clyburn, el afroamericano de mayor rango en el Congreso de EEUU y el demócrata más influyente de Carolina del Sur, anunció el miércoles que respaldaba la candidatura de Biden.

Y casi el 50 % de todos los votantes del estado dijeron que ese anuncio de Clyburn fue un factor esencial en su decisión de por quién votar, según los sondeos a pie de urna. Impulsado por ese congresista y por las relaciones que ha cultivado durante décadas en Carolina del Sur, Biden se anotaba así la primera victoria de su vida en un estado como aspirante presidencial, algo que no llegó a lograr durante sus dos campañas anteriores a la Casa Blanca, en 1988 y 2008.