Boris Johnson: “Saldremos de la UE el 31 de octubre sin excusas ni peros”

 -  

Maixa Rote

Pie de foto: El nuevo primer ministro de Gran Bretaña, Boris Johnson, durante una rueda de prensa frente a 10 Downing Street. AP PHOTO/FRANK AUGSTEIN 

El Palacio de Buckingham ha sido testigo de cómo bajo su techo se iniciaba el mandato del nuevo primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, quien toma el relevo de Theresa May y acepta el encargo de la Reina Isabel II de formar Gobierno. Asimismo, la predecesora del nuevo líder del Partido Conservador presentó su renuncia formal y a primera hora de la tarde se despidió con un breve discurso ante los ciudadanos a las puertas del número 10 de Downing Street. “Gracias por tener fe en mí y darme la oportunidad de servir”, dijo con una sonrisa. Igualmente, deseó suerte al nuevo ministro y aseveró que “sus éxitos serán los éxitos de nuestro país. Y espero que sean muchos. Sus logros se basarán en el trabajo de casi una década de gobierno conservador”.

Por su parte, pese a la gran nube de desafíos que amenaza el futuro del nuevo dirigente, Johnson se considera perfectamente capaz de consumar de una vez por todas el controvertido Brexit y concluir con éxito el proyecto que tantos quebraderos de cabeza le ha generado a May. Cabe recordar que la Cámara de los Comunes desestimó hasta en tres ocasiones el acuerdo al que había llegado con la comunidad europea por falta de consenso. Pese a ello, sabe perfectamente que el principal pilar sobre el que se sustenta su candidatura ha sido la tajante afirmación, sin posibilidad de duda, de que efectuará con éxito el Brexit. Por ello, el discurso pronunciado al respecto ha versado en su mayor parte en torno a la defensa de esta motivación, casi personal, del Partido Conservador. 

Pie de foto: La primera ministra saliente de Gran Bretaña, Theresa May, acompañada por su esposo Philip, después de pronunciar un discurso frente a 10 Downing Street en Londres el 24 de julio de 2019 antes de presentar formalmente su dimisión en el Palacio de Buckingham. AFP/BEN STANSALL

Sin embargo, ha comunicado a los ciudadanos frente a la residencia presidencial que “las personas que apuestan contra Gran Bretaña van a perder porque nosotros volveremos a restablecer la confianza en nuestra democracia y cumpliremos las reiteradas promesas del Parlamento al pueblo. Saldremos de la UE el 31 de octubre sin excusas ni peros y haremos un nuevo acuerdo”. Igualmente sentenciaba que “ha llegado el momento de actuar, de tomar decisiones para dar un liderazgo fuerte y cambiar este país a mejor”. Entre las nuevas actuaciones que pretende emprender se encuentra la de perpetrar la salida con o sin acuerdo, aunque “no porque nosotros queramos”. Esta circunstancia quizá no se compatibilice bien con la intención de mantener una relación cercana con la Unión Europea. Bruselas no se ha mantenido impertérrita. “Un Brexit duro sería una tragedia para todos”, advertía Frans Timmermans, vicepresidente de la Comisión Europea en las declaraciones recogidas por El País. 

“No subestiméis este país. No subestiméis nuestro poder de organización y nuestra determinación, porque conocemos las grandes fuerzas de esta economía”, sentenciaba. Así pues, las nuevas políticas que trae el exalcalde londinense también contemplan la mejora de la sanidad, la potenciación de la educación y el crecimiento económico generado por la aparición de nuevos trabajos sostenibles de alta cualificación e invirtiendo en ciencia y tecnología. De igual relevancia es el cambio de la política fiscal para ofrecer mayores incentivos que lleven a la inversión financiera, aseguraba frente a Downing Street. Parece ser que a ojos del nuevo gobernante, el cielo se abre brillante y despejado. 

Pie de foto: La Reina Isabel II de Gran Bretaña da la bienvenida al recién elegido líder del partido Conservador, Boris Johnson, durante una audiencia en el Palacio de Buckingham, Londres, el 24 de julio de 2019, donde lo invitó a convertirse en Primer Ministro y formar un nuevo gobierno. AFP/VICTORIA JONES 

Comparecencia ante el Parlamento

Horas más tarde, reiteraba en el Parlamento su objetivo de llevar a cabo la salida de la Unión Europa antes del 31 de octubre. Igualmente, aseveró que "el Reino Unido está mejor preparado de lo que se cree, pero necesitamos prepararnos aún mejor", según las declaraciones recogidas por El Mundo. Pese a duras críticas procedentes del líder de la oposición, Jeremy Corbyn, Johnson contempla el inicio de esta etapa como la que marcará un antes y un después en la historia británica y afirmó que se trataba del "inicio de una nueva edad de oro para el Reino Unido".