Brasil supera las 400.000 muertes por coronavirus

Una de cada tres personas en Brasil murió a causa de la COVID-19
Una tumba de una víctima de la COVID-19 con una bandera brasileña en el cementerio de Nossa Senhora Aparecida en Manaus, estado de Amazonas, Brasil, el 29 de abril de 2021

AFP/MICHAEL DANTAS  -   Una tumba de una víctima de la COVID-19 con una bandera brasileña en el cementerio de Nossa Senhora Aparecida en Manaus, estado de Amazonas, Brasil, el 29 de abril de 2021

Desde el inicio de la pandemia, una de cada tres personas que fallecieron este año a causa de la pandemia; los datos del Registro Civil Nacional demostraron que 615.329 muertes en el país sudamericano entre el 1 de enero y el 30 abril, un 33,9%, estaban relacionadas con el coronavirus, que representa 208.370 personas en lo que va de año. La semana pasada, Brasil registraba más de 400.000 muertes por COVID-19 desde el inicio de la cuarentena, la aparición de una nueva cepa y las malas políticas institucionales han logrado que Brasil se encuentre en el top 3 de países con más fallecidos, junto a los Estados Unidos y la India. 

El desprecio por el distanciamiento social, la mala coordinación territorial entre el Gobierno central y los gobiernos regionales, y la aparición de una nueva variante sin hacerle suficiente seguimiento son las causas por las que el gigante sudamericano no encuentra la fórmula para poder combatir el virus y mejorar los números de fallecidos.

Brasil, con una población de 212.000.000 de personas, superó las 400.000 muertes por COVID-19
AFP/MICHAEL DANTAS - Brasil, con una población de 212.000.000 de personas, superó las 400.000 muertes por COVID-19

Este mes de abril 78.000 personas murieron por la COVID-19, y desde enero hasta abril de este año han muerto más personas que en todo el 2020, en tan solo en 36 días se registraron 100.000 muertes y superaron los 14,6 millones de contagios desde el año pasado. Jair Bolsonaro se ha convertido en la figura más criticada por la opinión pública, durante su gestión la irresponsabilidad ha primado. El mandatario al principio de la pandemia negaba la utilidad de la mascarilla, recomendó fármacos que no estaban aprobados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y mostró oposición a las medidas de aislamiento decretado por algunos líderes regionales. Recordemos que la cepa brasilera nace en Manaos, a principios de año, región que se sintió desamparada por el Gobierno nacional, ya que no tomo las medidas urgentes y necesarias para evitar la propagación de la nueva variante, que hoy se encuentra en varias regiones del mundo. 

El número de estados brasileños con una capacidad de UCI superior al 90% se ha reducido con respecto a hace 17 meses, según datos del instituto estatal de investigación médica Fiocruz
AP/JEFFERSON BERNARDES - El número de estados brasileños con una capacidad de UCI superior al 90% se ha reducido con respecto a hace 17 meses, según datos del instituto estatal de investigación médica Fiocruz

“Las vacunas COVID-19 de Pfizer / BioNTech comenzarán a ser distribuidas por el Ministerio de Salud el lunes (3/5), luego de solicitudes de estados y municipios que solicitaron más tiempo para organizar el almacenamiento del inmunizador. En total, se recibió 1 millón de dosis el pasado jueves (29/4). En este envío se encuentran 499.500 dosis para la primera aplicación, repartidas proporcional e igualmente entre todos los estados y el Distrito Federal.

Las dosis para la segunda aplicación se distribuirán en las próximas semanas“, fue el comunicado publicado por Ministerio de Salud. La campaña de vacunación realmente está siendo muy lenta, la aplicación de las vacunas está llevando un ritmo muy lento, es por culpa de la escasez de suministros, y de la tardanza en llegar en acuerdo entre el Estado y las farmacéuticas, solo el 10% de la población ha sido vacunada. 

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil
REUTERS/ADRIANO MACHADO - Jair Bolsonaro, presidente de Brasil

El presidente Jair Bolsonaro, está siendo investigado por una comisión especial del Senado brasilero, por su gestión durante la pandemia, esto podría obstaculizar los planes de reelección que tiene para las elecciones presidenciales en 2022, si esto concluye en un “Impeachment“ o juicio político, siendo acusado por cargos penales.  Esta comisión del Senado tiene la capacidad de investigar y reunir pruebas suficientes para la apertura de juicio político, que también analizará la transferencia de algunos fondos federales a los municipios del país, para supuestamente “ganarle la batalla a la COVID-19“. El relator de la comisión, el senador Renan Calheiros dijo que “quienes tienen la culpa de la acción, omisión, desdén o incompetencia y serán responsabilizados“, pareciera que tiene un objetivo claro y es la búsqueda de la culpabilidad de Bolsonaro. Actualmente el Senado está dividido, tendría que comprobarse dicha responsabilidad política del mandatario para cambiar algunos votos dentro del órgano legislativo. En dicha comisión participan el oficialista Omar Aziz y los opositores Randolfe Rodrigues y Renan Calheiros. 

Coordinador América Latina: José Antonio Sierra.