Cómo los emprendedores digitales contribuirán a dar forma al mundo tras la pandemia de la COVID-19

Ayudar a los empresarios a aprovechar la economía digital tendrá un efecto positivo en la sociedad
La pandemia ha acelerado el proceso de transformación digital en casi todos los sectores

REUTERS/John Sibley  -   La pandemia ha acelerado el proceso de transformación digital en casi todos los sectores

La capacidad de aprovechar las herramientas digitales se ha convertido en una necesidad para los empresarios para sobrevivir a la crisis actual. La pandemia ha acelerado el proceso de transformación digital en casi todos los sectores. Una mayor movilidad social y la creación de valor compartido son algunos de los factores que los empresarios pueden aprovechar utilizando herramientas digitales en el camino hacia la recuperación.

Hace diecisiete años, el brote de SARS se extendía rápidamente por toda China, y la fuerza laboral de Alibaba había entrado en cuarentena. En ese momento, Alibaba tenía solo cuatro años y no estaba claro si la joven empresa sobreviviría. La suspensión de las operaciones habría asestado un golpe devastador a la empresa. Pero los empleados de Alibaba se llevaron los ordenadores, los teléfonos, y montones de documentos a casa y se pusieron a trabajar.

En retrospectiva, la crisis fue un momento transformador para la empresa. Durante el brote, Alibaba lanzó Taobao, su primera plataforma orientada al consumidor y ahora el mercado minorista en línea más grande del mundo. Al hacerlo, demostró que, en tiempos de crisis, los desafíos pueden convertirse en oportunidades siempre que haya optimismo, determinación y un propósito común.

Hoy, otro nuevo coronavirus ha golpeado al mundo y nos enfrentamos a una crisis de salud pública sin precedentes. A medida que las empresas y los empresarios de todo el mundo se enfrentan a inmensos desafíos, Alibaba nuevamente se ha movido para ayudar a las pequeñas y medianas empresas (PYME) a abordar los obstáculos comerciales planteados por la pandemia de COVID-19 y mantener el flujo de servicios esenciales.

La economía digital representa una desviación del modelo de negocio tradicional de juego de suma cero con su enfoque en la creación de valor compartido

Inmediatamente después del brote de COVID-19 en China, la compañía anunció 20 medidas para apoyar a las empresas afectadas por la pandemia. Cuando las tiendas en China se vieron obligadas a cerrar, los comerciantes de una amplia gama de sectores recurrieron a Taobao Live en un intento por llegar a sus consumidores en línea, manteniendo así las ventas. Mientras tanto, los agricultores de las zonas rurales de China lo utilizaron para vender sus productos.

Freshippo, la cadena de supermercados “New Retail” de Alibaba, ayudó a llevar productos frescos a los consumidores urbanos, permitiendo a los compradores realizar pedidos directamente a través de su aplicación y seleccionar opciones de entrega sin contacto. DingTalk, la herramienta de colaboración y comunicaciones en línea, lanzó funciones para permitir que más de 200 millones de trabajadores de más de 10 millones de empresas se mantuvieran conectados. En promedio, se realizaron más de un millón de sesiones activas en el aula durante DingTalk cada jornada escolar en marzo de 2020.

Aunque la pandemia actual ha afectado considerablemente a la economía mundial, la economía digital ha demostrado ser esencial en la lucha contra la COVID-19. Como señaló el fundador de Alibaba, Jack Ma, aquellos que ya habían acogido la tecnología de Internet en el pasado tenían la ventaja de poder acelerar su crecimiento comercial; la capacidad de aprovechar las herramientas digitales se ha convertido en una necesidad para las empresas para sobrevivir a la crisis actual.

Necesitamos ayudar a los empresarios a aprovechar mejor la economía digital y crear soluciones para resolver los problemas de sus comunidades para que puedan tener la oportunidad de sobrevivir a la crisis e incluso prosperar a largo plazo. El equipo de Iniciativas Globales de Alibaba (AGI, por sus siglas en inglés) de la Alibaba Business School reconoce esta necesidad urgente de alentar y capacitar a emprendedores y pymes. Con ese fin, hemos creado un manual para compartir las lecciones aprendidas de los esfuerzos de Alibaba para combatir la COVID-19 y servir como recurso para los empresarios de todo el mundo mientras intentan utilizar nuevas tecnologías digitales para superar el brote.

La pandemia ha acelerado el proceso de transformación digital en casi todos los sectores. A medida que el mundo pasa lenta pero constantemente a la etapa de recuperación, también hemos constatado los cambios provocados por la pandemia en el comportamiento del consumidor que probablemente permanezcan para siempre. La pregunta entonces es cómo podemos capacitar a los emprendedores para que aprovechen las herramientas digitales y las innovaciones mientras capean la pandemia.

¿En qué oportunidades deberían centrar sus esfuerzos los empresarios en su camino hacia la recuperación para adaptarse a los nuevos comportamientos de los consumidores utilizando herramientas digitales?

En primer lugar, está claro que la economía digital desempeñará un papel cada vez más importante en la recuperación de la economía global después de la COVID-19. Como se refleja en la respuesta en China, un ecosistema construido sobre la economía digital es resistente, ágil y capaz de adaptarse rápidamente al cambio.

La economía digital representa una desviación del modelo de negocio tradicional de juego de suma cero con su enfoque en la creación de valor compartido. Los servicios digitales en los que las personas confiaron durante el brote, como los mercados en línea, los pagos sin efectivo, la entrega sin contacto y las transmisiones en directo seguramente se generalicen. Al construir un ecosistema, los empresarios deben adoptar un enfoque de plataforma que permita a múltiples agentes resolver problemas juntos.

En segundo lugar, la capacidad de construir nuevos sistemas desde cero podría acelerar el auge de las pymes y de los empresarios de los mercados emergentes y colocarlos en una posición más ventajosa en la recuperación económica posterior a la COVID-19. Esto presenta oportunidades enormes para los empresarios en estos mercados.

Dentro de las redes de emprendedores de AGI en Asia y África, ya hemos visto muchas historias de éxito de emprendedores que han recurrido a soluciones digitales en medio de los desafíos de la COVID. El miembro de eFounder, Davis Musinguzi, que dirige una compañía de telemedicina con sede en Uganda, ha expandido su centro de llamadas, que da servicio 24 horas al día los 7 días de la semana, impulsó su negocio para crear una plataforma de comercio electrónico para EPP y consolidó los servicios de entrega de farmacia de su compañía.

Por otra parte, dos eFounders ruandeses, Nadia Uwamahoro y Origiene Igiraneza, lanzaron eShuri Platform y O'Genius Panda, dos plataformas de educación digital para ayudar a los estudiantes ruandeses a recibir educación en línea durante la pandemia. Josha Aragon y Steve Sy en Filipinas ayudaron a entregar productos frescos de la granja a la casa a través de Zagana, una plataforma de comercio electrónico inspirada en el modelo de la aldea de Taobao, testigo del programa de becas eFounders, un proyecto conjunto de la UNCTAD y el Grupo Alibaba que ayuda a los empresarios de los países en desarrollo a convertirse catalizadores para la transformación digital en sus países de origen.

Aquellos que aprovechan la tecnología digital no solo están en condiciones de adaptar sus propios negocios para enfrentarse a nuevos desafíos, sino también de ayudar a otros y liderar el camino hacia la recuperación. RumaKita, una plataforma de colaboración nacional fundada por Daniel Lim del Programa de Formación de Netpreneur, cuenta con el apoyo de varios eFounders y Netpreneurs en los espacios de logística y fabricación en Malasia. La plataforma fue creada para obtener, asignar y entregar recursos indispensables para las organizaciones de atención médica de primera línea de manera efectiva y eficaz.

Las pymes son la columna vertebral de cualquier sociedad para la creación de empleo y la contribución económica. Ellas son las pioneras del viaje hacia la recuperación económica

Los beneficios de la economía digital también verán cómo un espíritu empresarial masivo estimula la movilidad social, y habrá una mayor participación económica de las poblaciones marginadas. La experiencia de nuestra empresa ha demostrado cómo la economía digital puede ser fundamental para iniciar nuevas oportunidades e impulsar el crecimiento inclusivo, ya que ha creado más de 40 millones de oportunidades de trabajo directas e indirectas en China y permite el funcionamiento de decenas de millones de pymes y nuevas empresas a través de sus plataformas.

Además, la mayor adopción del trabajo a distancia a raíz de la COVID-19 también plantea nuevas oportunidades para que los empresarios reconsideren sus estructuras organizativas teniendo en cuenta que su acceso al talento se ampliará más allá de las fronteras físicas.

Las pymes son la columna vertebral de cualquier sociedad para la creación de empleo y la contribución económica. Ellas son las pioneras del viaje hacia la recuperación económica. Aquellas que puedan impulsar su empresa y equipo para adoptar tecnologías digitales y permitir que sus clientes, socios y la comunidad local tengan la máxima oportunidad de sobrevivir y prosperar a largo plazo.

Aunque es difícil predecir la recurrencia del virus y el impacto a largo plazo de esta pandemia, el futuro que imaginamos después de la COVID-19 contempla a personas y empresas preparadas y capacitadas a través de la tecnología. Ya sea para continuar las operaciones comerciales o para mantener el acceso a las necesidades esenciales, la economía digital desempeñará un papel crucial en todos los aspectos de nuestras vidas. Este es el nuevo mundo y audaz que tendremos que crear juntos, y ahora es el momento de la capacitación y de colaborar con empresarios para ayudar a construirlo.