Cómo los fondos egipcios están apoyando a las startups en medio de la pandemia de la COVID-19

Los fondos de Egipto están tratando de reforzar el ecosistema de startups para garantizar el apoyo a las empresas innovadoras
Fawry es una red pionera de pagos electrónicos en Egipto, que ofrece servicios financieros a consumidores y empresas a través de más de 110.000 ubicaciones y una variedad de canales

 -   Fawry es una red pionera de pagos electrónicos en Egipto, que ofrece servicios financieros a consumidores y empresas a través de más de 110.000 ubicaciones y una variedad de canales

En un momento en que la economía mundial se enfrenta a una importante recesión, los fondos de Egipto están tratando de reforzar el ecosistema de startups para garantizar el apoyo a las empresas innovadoras.

A la luz del distanciamiento social, la tecnología y las empresas digitales son cada vez más decisivas para garantizar que los bienes y servicios esenciales sigan estando disponibles en el país, como ocurre en otras partes del mundo.

Las empresas digitales de Egipto estaban en buena posición para responder a la pandemia. Según un informe de enero de 2020 de la plataforma de datos MAGNiTT, el año pasado Egipto fue responsable del mayor número de operaciones de financiación de empresas de nueva creación en la región de Oriente Medio y norte de África, con 141 operaciones (25% del total) que atrajeron 98,6 millones de dólares en fondos. Si bien la pandemia crea importantes vientos en contra en toda la economía, varios fondos están tratando de aprovechar la sólida trayectoria del sector digital.

Falak, el mayor acelerador de puesta en marcha de Egipto, va a asignar un millón de libras egipcias (63.510 dólares) para garantizar que las empresas puedan capear la crisis actual y reciban apoyo técnico y estratégico para aprovechar cualquier oportunidad comercial que pueda resultar de la pandemia. En particular, Falak se está centrando en las empresas de nueva creación en los ámbitos de la tecnología de la salud y los seguros, la tecnología financiera (fintech), la logística, la impresión en 3D, las soluciones de trabajo a distancia y el aprendizaje electrónico. Estas han sido identificadas como servicios centrales durante el período de cierre de la COVID-19.

Paralelamente, el 14 de abril, Mohamed Okasha, cofundador de la empresa egipcia de fintech Fawry, lanzó un fondo de fintech de 25 millones de dólares destinado a reforzar el ecosistema de empresas de nueva creación de Egipto orientado a las finanzas. Aunque el fondo se planificó antes de la pandemia, su alcance y enfoque se han ajustado en respuesta a la crisis sanitaria, con la convicción de que fintech saldrá de la crisis como un segmento líder de la economía.

Mohamed Okasha, cofundador de la empresa egipcia de fintech Fawry, lanzó un fondo de 25 millones de dólares destinado a reforzar el ecosistema de empresas de nueva creación de Egipto orientado a las finanzas
REUTERS/EHAB FAROUK - Mohamed Okasha, cofundador de la empresa egipcia de fintech Fawry, lanzó un fondo de 25 millones de dólares destinado a reforzar el ecosistema de empresas de nueva creación de Egipto orientado a las finanzas

“La tecnología está teniendo un impacto significativo en la forma de operar de los negocios. Por ejemplo, fintech ha perturbado el sector bancario de Egipto y seguirá haciéndolo a pesar de la COVID-19”, dijo Mervat Soltan, presidente del Banco de Desarrollo de Exportaciones de Egipto, a OBG. “Con una penetración de la telefonía móvil del 100% -el 60% de la cual se realiza a través de teléfonos inteligentes- existe una verdadera oportunidad para que la tecnología ayude a abordar cuestiones económicas más amplias, como la economía informal y los desafíos a la inclusión financiera”, añadió.

Mientras tanto, a principios de abril, el centro de empresarios Seedspace de El Cairo anunció los ganadores de su ‘hackathon’ SeekNotHide, que invitó a las empresas locales de nueva creación a abordar los desafíos que enfrenta la economía digital debido a la COVID-19. En primer lugar, estaba Netsahem, que diseña soluciones de pago para permitir a las ONG de Egipto gestionar sus finanzas en línea.

Medidas contra el coronavirus en curso

El Gobierno está utilizando la modelización en un intento de predecir una trayectoria para la contención del virus. Las estimaciones sitúan la probabilidad de que la contención se logre en junio en un 20%, en septiembre en un 50% y en diciembre en un 30%.

Aunque la tasa de mortalidad de Egipto sigue siendo relativamente alta en comparación con el promedio mundial, ha disminuido en las últimas semanas del 7,5% al 7,3%, según las últimas cifras del Ministerio de Salud y Población.

Aunque parece probable que se produzca una recesión económica, Egipto parece ser el único país de la región de Oriente Medio y norte de África que no se contraerá en 2020, según el FMI. La organización prevé que la economía del país crecerá un 2% este año.

En el frente político, los funcionarios de las organizaciones supranacionales han comentado que Egipto está bien posicionado para hacer frente a la crisis. Esto es el resultado de las medidas políticas implementadas en marzo y de su programa de reforma económica en curso, respaldado por el FMI, que comenzó en 2016. En una reunión virtual con los líderes africanos, António Guterres, secretario general de la ONU, destacó que Egipto ha “reducido los impuestos para las industrias, aplazado la tributación de las tierras agrícolas y ampliado su programa de red de seguridad social”.