Caída mundial de WhatsApp, Facebook e Instagram durante más de seis horas

Desde la compañía alegan que se debió a “un cambio de configuración defectuoso”
logo-whatsapp

 -  

No eran aún las seis de la tarde cuando las tres redes sociales propiedad de Facebook dejaron de funcionar, provocando la histeria colectiva entre los usuarios más activos en redes. No es la primera vez que estas plataformas sufren caídas o sabotajes, pero en esta ocasión la duración fue más larga que cualquier otra. Pasaron más de seis horas hasta que Instagram, WhatsApp y Facebook volvieron a funcionar, mientras millones de usuarios se refugiaron en Twitter. Consecuencia de ello, la red del pájaro azul registró su número máximo histórico de personas conectadas al mismo tiempo, alimentando la imperiosa necesidad de muchos de interactuar a través del móvil.

La última caída mundial de estas tres redes se produjo en marzo, aunque se restableció de forma relativamente rápida. En esta ocasión, John Graham, el CTO de Cloudflare – una de las principales compañías proveedoras de servicios de internet en todo el planeta – avisó a través de su cuenta de Twitter de lo que estaba ocurriendo. Explicaba que “cinco minutos antes de que los DNS de Facebook dejasen de funcionar, vimos un aumento de las BGP (una especia de “sistema postal” de Internet) en los sistemas autónomos de Facebook”.logo-facebook

Sin estos registros, es imposible que tanto redes como aplicaciones encuentren la forma de funcionar con normalidad, ocasionando caídas como la de ayer. La realidad es que ni siquiera en la propia empresa saben a qué se ha debido y no descartan ninguna hipótesis. La considerada más probable ahora mismo es que fuese Facebook quien se borrase a sí mismo por un fallo durante el mantenimiento, aunque no se sabe con certeza cómo podría haber sucedido. Mientras tanto, la multinacional de Mark Zuckerberg ha emitido un comunicado en el que dice se trató de “un cambio de configuración defectuoso” de sus servidores que derivó en la imposibilidad de acceder a sus plataformas.

El comunicado de Facebook añadía que “tampoco tenemos evidencia de que los datos de los usuarios se hayan visto comprometidos como resultado de este tiempo de inactividad”, como apuntaban miles de usuarios en Twitter. La explicación más técnica la explicaban más adelante: “Nuestros equipos de ingeniería han constatado que los cambios de configuración en los enrutadores troncales que coordinan el tráfico de red entre nuestros centros de datos generaron problemas que interrumpieron esta comunicación. Esta interrupción del tráfico de la red tuvo un efecto en cascada debido a la forma en que se comunican nuestros centros de datos, lo que paralizó nuestros servicios”.

mark-zuckerberg

Las consecuencias de esta caída han sido importantes para Facebook. La compañía ya se encontraba en un momento complicado debido a la publicación en exclusiva de documentos internos por parte de “The Wall Street Journal” y, además, de lo que ha sido denominado como “Garganta Profunda”. Frances Haugen, exempleada de la red social, quien confesó estar detrás de las filtraciones de “The Wall Street Journal”, dio la cara en un programa de televisión de CBS donde aseguraba que “financian sus beneficios con nuestra seguridad”.

Las pérdidas para la empresa de Zuckerberg causadas por la caída de las tres redes sociales son muy elevadas. En apenas unas horas, Facebook experimentó su mayor caída de la historia perdiendo 17 puntos en bolsa – casi el 5% de su valor –. La suma podría superar los 7 mil millones de dólares, que se suman al mal momento que ya atravesaba la compañía desde hace un tiempo. En el último mes Facebook ha perdido más de 55 puntos, lo que supone descenso de casi el 15% de su valor respecto a principios del mes de septiembre. La caída de sus servidores asesta un nuevo golpe a la empresa que atraviesa uno de los peores momentos de los últimos tiempos.