CAF promueve crear una identidad común entre España y América Latina con Futuro en Español

 -  

Pío García/ Jorge Alacid/La Rioja

Pie de foto; Guillermo Fernández de Soto cree que el Rioja puede aprovechar el crecimiento de una clase media americana que demanda productos de calidad

Entrevista a Guillermo Fernández de Soto, director para Europa de CAF .banco de desarrollo de Amçerica

Futuro en Español llega a su quinta edición de la mano de Vocento y CAF-banco de desarrollo de América Latina-, cuyo director general para Europa, Guillermo Fernández de Soto, acudirá a Logroño para reiterar el compromiso de la entidad con el proyecto nacido en La Rioja en el 2011.

Futuro en Español cumple su quinta edición; quizá sea ya tiempo suficiente para esbozar un balance. ¿Para qué ha servido y sirve una iniciativa como ésta? ¿La considera usted plenamente consolidada? ¿En qué puntos debería hacer (o seguir haciendo) hincapié?

Futuro en Español es una iniciativa que ha ido aprendiendo y mejorando año tras año. En Logroño se ha convertido en una cita anual imprescindible para los riojanos en temas de periodismo y agricultura. En Valencia, se posiciona como uno de los eventos en infraestructura más relevantes. En las demás ciudades donde hemos celebrado eventos de Futuro en Español como Granada, Valladolid y Málaga, hemos plantado la semilla con foros muy exitosos sobre emprendimiento, innovación, tecnología y patrimonio histórico. En CAF medimos el éxito no sólo por la cantidad de personas que hayan acudido a estas jornadas, sino por la calidad de los eventos: de los asistentes, de los ponentes, de las discusiones, de la organización, etc. En resumen, este proyecto se ha convertido en una plataforma de encuentro entre relevantes actores de América Latina y España en los diversos sectores que se tratan. Es una oportunidad de compartir experiencias, reflexionar hacia donde van las tendencias y abrir puertas a una mayor colaboración entre España y los países latinoamericanos. Se trata de crear una identidad común, de entendernos unos a otros y con esa base, promover esa colaboración, asociación y el desarrollo económico de ambos.

Los lazos entre España y América Latina son fuertes. Sin embargo, parecieron debilitarse por el efecto del euro. ¿Percibe usted que España ha recuperado al menos en parte su tradicional vocación americana?

España siempre ha estado presente en América Latina. Las empresas españolas llevan muchos años instaladas allí. Durante la crisis europea y el boom del continente latinoamericano las empresas medianas vieron la oportunidad de entrar en esos mercados. Esto ha sido bueno para las empresas que cruzaron el océano, y también para nuestros países pues han contribuido a su desarrollo económico. De esta presencia destaco las buenas prácticas y la transferencia de tecnología. El español como idioma común ha sido de gran ayuda. Compartir los valores fundamentales ha permitido una mayor facilidad de implantación y el desarrollo de negocios iberoamericanos. Los españoles y latinoamericanos llevan más de cinco siglos cruzando el Atlántico. A finales de los 90 hasta mediados de los 2000 cientos de miles de latinos vinieron a España buscando una vida mejor. Con la crisis de 2008 la dirección del flujo cambió. Y esto es natural. No es que España «haya recuperado» su vocación americana, es que nunca la perdió. Hoy lo que se impone es una asociación estratégica birregional.

Compartir un idioma es un elemento integrador de primer orden también en los negocios. La pujanza del español en Estados Unidos supone una indudable ventana de oportunidad. ¿Cuál es su opinión al respecto?

Efectivamente es un elemento integrador como decía en la pregunta anterior y, por supuesto, el hecho de su crecimiento en Estados Unidos es una oportunidad para aquellos que lo hablan. Esto además puede suponer para España jugar un rol fundamental en los acuerdos comerciales que se están negociando entre EEUU y la UE. No hay que olvidar que Estados Unidos es un mercado muy competitivo. El español solo no es suficiente. Existen muchas empresas españolas operando en Norte América por su experiencia y su formidable capacidad tecnológica. Eso es lo que el mundo competitivo de hoy exige.

Las perspectivas de crecimiento de América Latina para los próximos años preocupan a los inversores, sin embargo se observa una fuerte heterogeneidad en la región. ¿Estamos asistiendo a un silencioso cambio en los motores del crecimiento latinoamericano?

En América Latina se terminó un ciclo, y hemos entrado en una etapa de ajuste y transición. Los factores externos que impulsaron el crecimiento de la región han cambiado su tendencia. China atraviesa un cambio de modelo de crecimiento, basado más en el consumo que en la inversión, lo cual ha afectado de forma importante la demanda de materias primas, conduciendo su precio a la baja. La nueva realidad de la geopolítica del petróleo no permite presagiar, por el momento, aumentos del precio a los que estábamos acostumbrados. Las previsiones actuales de la región nos muestran una elevada heterogeneidad, lo que confirma que el cambio en los vientos de cola no afecta a todas las economías por igual, y que en general, aquellas que han utilizado los recursos durante la época de auge para realizar las reformas estructurales necesarias para potenciar la competitividad y la productividad del país, y han aplicado políticas macroeconómicas prudentes, les irá mejor que a aquellas que no tomaron las precauciones necesarias, las cuales tendrán que hacer ajustes más drásticos.

 

 

¿Sobrevivirá la incipiente y todavía frágil clase media americana a la alta volatilidad económica mundial? ¿Habrá que incrementar los esfuerzos en la redistribución de la riqueza?

Los países latinoamericanos no son los mismos que hace 20 años. Están mejor preparados, tienen unos sistemas democráticos e instituciones estables, unas cuentas en orden y más reservas que les van a permitir afrontar los choques externos de una mejor manera. La creciente «clase media» está demandando unos servicios de mejor calidad y de acceso a la educación, sanidad, transporte, etc. Por ello, es muy importante realizar las reformas estructurales en materia de infraestructuras, educación e innovación, que permitan incrementar la productividad y la competitividad de las economías, sin dejar de lado por supuesto el conjunto de políticas sociales aplicadas que en parte contribuyeron a la formación de esta nueva clase media.

Estados Unidos ha cerrado un monumental acuerdo comercial con los países de Pacífico, entre ellos Perú, Chile y México. ¿Qué tiene de oportunidad y qué de amenaza para los intereses españoles en la zona?

El TPP representa a día de hoy el acuerdo comercial más importante de todos los tiempos. Un acuerdo que engloba al 40% del comercio mundial y donde participan Chile, México y Perú de las economías latinoamericanas. España, con una fuerte presencia empresarial en estos países, puede aprovechar las ventajas que formar parte del acuerdo proporcionará a las economías participantes. Adicionalmente, habrá que seguir de cerca cómo el acuerdo alcanzado en el TPP afecta el desarrollo de las negociaciones TTIP del cual España forma parte a través de la Unión Europea. Tengo la convicción de que estas negociaciones se acelerarán, y confío que en un futuro se pueda armonizar el comercio internacional. La fragmentación del sistema de comercio no es conveniente para América Latina.

En la jornada de Logroño se pondrá el acento, entre otras cosas, sobre la gastronomía y los productos agroalimentarios. Perú ha logrado hacer de su cocina la punta de lanza de su desarrollo económico. ¿Puede servir como ejemplo para otras naciones americanas?

Perú es un formidable ejemplo en la región. La gastronomía está viviendo un momento estelar en muchos países. Perú cuenta con una variedad de alimentos procedentes de ecosistemas muy diferentes, al igual que con una gran influencia de otras cocinas como la asiática. Todo ello, no hubiera sido posible sin el esfuerzo de un grupo de chefs reconocidos mundialmente, y que ha permitido el florecimiento que hoy conocemos. Lo importante que quisiera destacar para tomar como ejemplo, es el hecho de haber aprovechado una ventaja competitiva, logrando desarrollar su producto y utilizar los adecuados mecanismos de promoción e internacionalización, que les ha permitido ubicarse como una de las más importantes ofertas culinarias del mundo.

¿Tiene el vino de Rioja potencial de expansión en Latinoamérica o la formidable producción vinícola argentina, chilena o incluso californiana lo inunda todo?

El crecimiento de la clase media ha ampliado los mercados y ha modificado los patrones de consumo de la sociedad latinoamericana. En mi opinión hay oportunidades de conquistar nuevos mercados. Las características de los vinos riojanos les permite competir y seguir posicionándose como uno de los mejores del mundo. La creciente tendencia de consumo de vino debe ser aprovechada por La Rioja en su proceso de internacionalización en América Latina.

¿Empiezan los empresarios pequeños y medianos (que son la mayoría en España y en La Rioja) a percibir las posibilidades que les ofrece Latinoamérica o todavía subyacen temores? ¿Puede en este sentido cumplir la CAF un papel de puente?

Las mejoras que ha experimentado la región en crecimiento económico, en seguridad jurídica y facilidad para hacer negocios, entre otros, hacen de los países latinoamericanos un destino atractivo de inversión. El proceso de internacionalización de la empresa española está recobrando su dinamismo tras un período difícil para obtener financiación. Sin embargo, en la actualidad existen diversos mecanismos, con lo cual las oportunidades comienzan nuevamente a aparecer. CAF Banco de Desarrollo de América Latina es el puente que promueve esta internacionalización. Nuestra colaboración con Futuro en Español responde al compromiso de aportar herramientas y conocimiento sobre América Latina para las pymes. Estas jornadas son una excelente plataforma para conocer las oportunidades, y escuchar las experiencias exitosas y las lecciones aprendidas de aquellos que ya lo han intentado. Nuestra tarea continuará apoyando las actividades de importantes instituciones españolas como el Instituto de Crédito Oficial (ICO), COFIDES, y algunos fondos de inversión que trabajan en este campo.

APUESTA POR EL CRECIMIENTO

CAF-banco de desarrollo de América Latina- promueve la relación y colaboración entre los países miembros del banco, entre los que se encuentran España y Portugal. Constituido en 1970, está formado por 19 países de América Latina, El Caribe y Europa, así como por 14 bancos privados de la región. CAF promueve un modelo de desarrollo sostenible, mediante operaciones de crédito, recursos no reembolsables y apoyo en la estructuración técnica y financiera de proyectos de los sectores público y privado de América Latina. Con sede en Caracas, Venezuela, cuenta con oficinas en Buenos Aires, La Paz, Brasilia, Bogotá, Quito, Madrid, México D.F, Ciudad de Panamá, Asunción, Lima, Montevideo y Puerto España. La entidad fomenta el desarrollo sostenible y la integración regional, mediante una movilización de recursos para la prestación de servicios financieros múltiples, de alto valor agregado, a clientes de los sectores públicos y privado de los países accionistas. La Agenda Integral de CAF para el desarrollo sostenible constituye «un marco de referencia para la acción de la institución y apunta al logro de un crecimiento alto, sostenido, sostenible y de calidad en América Latina», explica la propia entidad en su web.

Pie de foto; Futuro en Español alcanza sus primeros cinco años con el reconocimiento de la comunidad latinoamericana y la programación más ambiciosa de su historia

Una historia de éxito que nació en La Rioja

Miles de asistentes y cientos de conferenciantes después; luego de un mayúsculo impacto mediático y de una incalculable red de intangibles (intangibles de gran valor, valga la paradoja) tejida alrededor de los contactos propiciados en sus distintas sedes, Futuro en Español cumple cinco años. Lo celebrará en Logroño la semana entrante con su programación más ambiciosa, destinada a festejar una historia de éxito nacida en el 2011 en La Rioja, lo cual casa a la perfección con su permanente reivindicación de la cuna del castellano, su defensa del legado emilianense (patrimonio de la Humanidad según la declaración de la UNESCO) y su acendrada vocación de futuro.

Las Jornadas Futuro en Español se celebrarán en Chile y Colombia en 2016

De modo que el español tiene por supuesto un glorioso pasado del que enorgullecerse, exhibe también su privilegiado presente desbordante de vínculos entre los dos continentes y en continua expansión por todo el mundo y se proyecta desde luego hacia el porvenir. Sobre estos tres pilares se empezó a construir en el 2011 un singular edificio, alumbrado en las entrañas de Diario LA RIOJA. Fue bautizado como Futuro en Español y contó desde el primer momento con la colaboración entusiasta de sus principales patrocinadores, Gobierno de La Rioja y Ayuntamiento de Logroño, a quienes este año se unen UNIR, Iberdrola, Iberia, Bankia, Ramondín y Cocinas.com. Algunos de ellos, compañeros de viaje desde prácticamente el nacimiento de la iniciativa. Un grupo de prestigiosos socios, que se han ido uniendo por el camino puesto que todos comparten un interés común: su confianza en la solidez del proyecto, su fe en las posibilidades que encierra el idioma acunado en San Millán.

Futuro en Español vio la luz una mañana de otoño en Riojafórum, con una programación de elevado nivel y con Jorge Edwards, el polifacético escritor chileno, como conferenciante inaugural. Hoy, cuando la iniciativa cumple su primer lustro, el círculo se redondea: Edwards volverá a Logroño para protagonizar el acto central de la primera sesión, previsto el próximo jueves a las 10 de la mañana. Será el momento culminante de dos jornadas de debate que tendrán como escenario el Centro de la Cultura del Rioja y el vecino Espacio Lagares, pero en realidad Futuro en Español 2015 se pondrá en marcha antes: este mismo martes, consecuencia de una programación más ambiciosa que de costumbre. En realidad, las actividades se prolongarán prácticamente durante toda la semana, cumpliendo de esta manera el propósito inicial que acariciaban los organizadores desde aquella primera edición, cuando Futuro en Español embarcó en esta aventura a la FNPI, la prestigiosa fundación colombiana que tutela el legado de Gabriel García Márquez y se asegura de garantizar la buena salud del periodismo en lengua española.

Gracias a su cooperación, Futuro en Español contará este año con su primera incursión en el mundo del cine, mediante la proyección de dos películas que llegan a La Rioja desde América Latina. La edición 2015 servirá también para que la programación incorpore dos exposiciones y prolongue la exitosa experiencia del año pasado en el ámbito musical: si en el 2014 correspondió a Ariel Roth inaugurar este apartado, el próximo jueves será el turno de la formación Juan Perro Trío, que ofrecerá un esperado concierto en el Auditorio Municipal. Mesas redondas en torno al periodismo y la literatura, un debate sobre el auge de la gastronomía y su flanco mediático y las posibilidades que se dibujan para la industria agroalimentaria, siempre con un punto de vista doble a caballo de España y Latinoamérica configuran una densa agenda de actividades, en la exitosa línea de ediciones precedentes.

Porque, en efecto, el español como hilo conductor de las inquietudes entre actores principales de ambos continentes encierra un potencial que no se agota en el ámbito inicial para que el que nació Futuro en Español. La alianza sellada entre Vocento, grupo líder de medios de comunicación en España y editor de Diario LA RIOJA, con CAF, Banco de Desarrollo de América Latina, propició en el 2013 un salto de calidad reflejado en la extensión de sus actividades por distintas sedes repartidas por la geografía nacional: Valencia, en dos ocasiones, Granada, Valladolid y Málaga acogieron sus propios foros, con la intención de explorar el tesoro que encierra un idioma compartido por cientos de millones de hispanohablantes en sectores que van más lejos del universo cultural o académico.

Bajo este impulso, sellado precisamente en Granada por Luis Enríquez, consejero delegado de Vocento, y Enrique García, presidente ejecutivo de CAF, la organización dedicó un generoso espacio en sus foros para la reflexión y el debate en torno al español como llave para los negocios y para el intercambio de conocimientos. Valencia sirvió por lo tanto como sede para que responsables de empresas e instituciones de España y Latinoamérica dialogaran en torno al sector de las infraestructuras, la energía, el turismo... En Granada cobró relevancia el mundo de la tecnología, incluyendo también un emotivo homenaje a García Márquez, por entonces recién fallecido; Valladolid puso el foco sobre el rico patrimonio material e inmaterial compartido por los países de habla hispana; Málaga, por su parte, organizó el encuentro celebrado este mismo año en torno al ámbito de la innovación, con aportaciones de expertos españoles y americanos.

Cinco ministros

Entre todas estas citas, coronadas por el reconocimiento de los implicados y del conjunto de la comunidad latinoamericana, Futuro en Español se fue haciendo mayor. Un grado de madurez que tiene bastante que ver con su capacidad movilizadora, muy patente en los actos organizados en Madrid para presentar su calendario de actividades en cada curso. El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, fue el encargado de presidir en el 2013 el acto de presentación del programa de ese año, con ocasión de un solemne encuentro organizado en Madrid. Otros ministros fueron aceptando las diferentes invitaciones formuladas por la organización: Ana Pastor (presente en las dos jornadas celebradas hasta ahora en Valencia), Alberto Ruiz Gallardón, José Ignacio Wert, Íñigo Méndez de Vigo... Futuro en Español, por cuyas actividades han desfilado otros notables mandatarios españoles y latinoamericanos, como el expresidente colombiano Andrés Pastrana, ha sabido contar con el respaldo de los dirigentes de instituciones con tanto prestigio como la Real Academia, cuyos tres últimos directores (Víctor García de la Concha, José Manuel Blecua y Darío Villanueva han participado en diferentes actos), el Instituto Cervantes y Casa América.

El favor de tantas y tantas personalidades, directivos de éxito, empresarios de sobresaliente relieve, artistas, literatos y periodistas (Miguel Ríos, Ariel Roth, Fernando Iwasaki, José Antonio Marina, Darío Restrepo) sólo se conquista gracias a una sincronizada coordinación entre todos los actores que hacen posible Futuro en Español y gracias también al convencimiento común de que el idioma que nació en San Millán hace siglos posee, en efecto, un porvenir envidiable.

La historia continúa.

América en el horizonte

Así como el idioma nacido en el monasterio de Yuso se expandió con el paso del tiempo por medio mundo y ya no se puede entender sin la rica contribución americana, también Futuro en Español se ha ido proyectando lejos de La Rioja. Madrid ha albergado la presentación de las diferentes ediciones y Valencia, dos veces sede de las jornadas, se dispone a acoger una tercera este mismo año. También Granada, Valladolid y Málaga aportan su propia exitosa experiencia a la iniciativa; de ahí que en el horizonte se asome ahora la prometida incursión en territorio americano. Chile, merced a la cooperación con el periódico santiaguino El Mercurio, y Colombia, donde Futuro en Español cuenta con el diario El Colombiano de Medellín como aliado, se postulan como el escenario más propicio para que el salto a América Latina sea una realidad en el 2016.