Capturan al “ministro de finanzas” de ISIS fuera de Irak

Sami Jassem al-Jubouri era una de las piezas importantes del entramado financiero en la organización terrorista
terrorista-isis

AFP PHOTO / BAGHDAD OPERATIONS COMMAND  -   Esta imagen de mano proporcionada por el Mando de Operaciones de Bagdad del Ejército iraquí facilitada el 11 de octubre de 2021 muestra a Sami Jasim al-Jaburi, presunto jefe de finanzas del grupo Estado Islámico, detenido por los servicios de inteligencia "fuera de las fronteras" de Irak

Fuerzas de inteligencia de Irak han arrestado a Sami Jassem al-Jubouri, también conocido como Abu Abdul Qadir al-Zubaidi, en una operación fuera de las fronteras del país iraquí. Al-Jubouri desempañaba un papel equivalente a un “ministro de economía” dentro de ISIS, según ha afirmado en un comunicado oficial la Célula de Seguridad iraquí: “Ocupaba posiciones de liderazgo, seguridad y financieras dentro de la organización terrorista”. Ahora, gracias a una operación fuera del territorio que acaba de celebrar elecciones anticipadas, se ha conseguido atrapar a una de las personas clave en el seno de la organización extremista.

Ha desempeñado diversas funciones a lo largo de su trayectoria en la organización, el cargo de adjunto al terrorista Abu Bakr al-Baghdadi, y también ocupó la Casa del Dinero Diwan, además del cargo de vicegobernador del Tigris. El comunicado de las fuerzas de inteligencia de Irak dice que la operación fue un “acto cualitativo, con un operativo especial fuera de las fronteras”. Añaden que Sami Jassem al-Jubouri “es considerado uno de los más buscados a nivel internacional y es cercano al comité autorizado para administrar la organización y al líder actual de la organización, el criminal Abdullah Qardash”.

El propio primer ministro de Irak, Mustafa Al-Kazemi, se ha referido a la operación a través de cuenta de Twitter: “En un momento en que los ojos de nuestros héroes en la seguridad vigilaban para proteger las elecciones, sus esfuerzos estaban en el servicio de inteligencia en una de las operaciones más difíciles llevadas a cabo en el exterior”. No obstante, las autoridades iraquíes han preferido no revelar la localización donde ha tenido lugar la detención del terrorista. Este dispositivo es descrito como uno de los más importantes históricamente en la lucha de Irak contra el terrorismo de ISIS.

Ayer, durante las elecciones iraquíes, el primer ministro ya anunció que se había logrado un importante avance en términos de seguridad, pero decidió no revelar los detalles para no eclipsar una jornada electoral que se ha cerrado con la participación más baja desde la caída del régimen de Sadam Hussein en 2003. “Estamos en una fecha con un gran logro de seguridad, pero lo anunciaremos mañana para que no afecte el desarrollo de la votación”, aseguraba Al-Kazemi el pasado domingo a los medios de comunicación a la salida del colegio electoral tras depositar su voto.

Irak da un importante paso en la lucha contra el terrorismo con la captura de una de las figuras clave de ISIS en término económicos. Sin embargo, no todo en el país iraquí son buenas noticias ya que existe una enorme preocupación en los líderes políticos que ven el nuevo Gobierno falto de credibilidad tras la caída de la participación en unos comicios en los que apenas nueve millones de personas – de los 25 millones que pueden ejercer su derecho al voto – han acudido a su cita con las urnas.