Casi 700.000 desplazados en el noroeste de Siria mientras sigue la ofensiva en Alepo

Más del 80% son mujeres y niños, según datos de la ONU
Los sirios huyen de los bombardeos de las fuerzas gubernamentales sirias en la aldea de Kafr Nuran, en la provincia septentrional de Alepo, el 9 de febrero de 2020

AFP/ AAREF WATAD  -   Los sirios huyen de los bombardeos de las fuerzas gubernamentales sirias en la aldea de Kafr Nuran, en la provincia septentrional de Alepo, el 9 de febrero de 2020

Casi 700.000 personas se han visto desplazadas desde el pasado 1 de diciembre por la ofensiva de las tropas sirias y su aliada Rusia en el noroeste de Siria, ha informado un portavoz de la ONU, mientras continúan las operaciones militares centradas ahora en el oeste de Alepo.

“Desde el 1 de diciembre, unas 689.000 mujeres, niños y hombres se han desplazado de sus hogares en el noroeste de Siria. Esto es un salto significativo sobre nuestra estimación anterior de 586.000 el pasado 2 de febrero”, afirmó a Efe el portavoz regional de la Oficina de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) para la crisis en Siria, David Swanson.

El responsable consideró que ahora la crisis “está fuera de control” en un momento en el que los civiles, más del 80 % son mujeres y niños, continúan huyendo “hacia el norte a áreas consideradas más seguras, que se están reduciendo rápidamente, a medida que continúan los avances territoriales contra las fuerzas de oposición”.

Como resultado de los ataques aéreos y los bombardeos del fin de semana, al menos 19 personas murieron, mientras que docenas más resultaron heridas, muchas de ellas mujeres y niños”, indicó el portavoz de la ONU.

En nueve meses de ofensiva, más de 1.500 civiles han muerto, “una cifra que se espera que aumente dada la intensidad de la violencia”, señaló Swanson.

Niñas sirias desplazadas se encuentran en la parte trasera de un camión estacionado en un campamento recién establecido en las afueras de la ciudad de Maaret Misrin, en la provincia siria de Idlib, el 6 de febrero de 2020
AFP/ AAREF WATAD - Niñas sirias desplazadas se encuentran en la parte trasera de un camión estacionado en un campamento recién establecido en las afueras de la ciudad de Maaret Misrin, en la provincia siria de Idlib, el 6 de febrero de 2020

El oeste y sur de la provincia de Alepo están siendo ahora el principal foco de la operación militar de las tropas leales al presidente sirio, Bachar al-Asad, después de capturar la ciudad de Saraqeb, en el este de Idlib.

El Ejército sirio está a un par de kilómetros de controlar la autopista M5, una de las principales del país por conectar las dos ciudades más importantes de Siria: Damasco y Alepo.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, aviones rusos han bombardeado la madrugada de este lunes la población de Abyan y ha dejado nueve muertos, entre ellos seis niños y dos mujeres.

Asimismo, la ONG, cuya sede se encuentra en el Reino Unido pero que cuenta con una amplia red de colaboradores en el terreno, elevó a 18 los muertos por diferentes ataques aéreos y de artillería de ayer, domingo, en Alepo.

Idlib y el oeste de Alepo están prácticamente dominados por el Organismo de Liberación del Levante, una alianza islamista en la que está incluida la exfilial siria de Al-Qaeda, a la que Damasco y Moscú considera “terroristas”.