CEPAL: El estancamiento de las economías latinoamericanas compromete los logros en igualdad de género

La Comisión para América Latina y el Caribe advierte de que el menor gasto social empeora las condiciones de vida de las mujeres
América Latina

UNICEF/VERSIANI  -   Susana, de 14 años, baña a su pequeño sobrino detrás de su vivienda en un barrio pobre de una gran ciudad brasileña. La pobreza y la desigualdad obstaculizan el desarrollo social y sostenible en América Latina

El estancamiento económico que sufre América Latina y su repercusión en el gasto social de los países pone en peligro los avances que ha hecho la región en materia de igualdad de género, ha alertado este martes la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) durante la XIV Conferencia Regional de la Mujer celebrada este martes en Santiago de Chile. 

“La región está creciendo menos, a la vez que se incrementan las desigualdades y la pobreza aumenta. Todo esto plantea una situación compleja en lo que respecta al gasto social, y, sobre todo, a las políticas que repercuten en la vida de las mujeres”, ha explicado la secretaria ejecutiva del organismo de la ONU, Alicia Bárcena, según recoge la agencia Efe. “Casi todos los países están bajo tremendos ajustes fiscales y recortes muy importantes en los presupuestos”, ha asegurado Bárcena. 

La Conferencia Regional de la Mujer, que se celebra entre el 27 y el 31 de enero en la capital chilena, reúne a decenas de ministras del ramo de la región y a representantes de la sociedad civil y está considerada la cita más importante en materia de igualdad de género. 

Para la secretaria general, la región ha hecho “importantes avances” en los últimos años, pero no los suficientes: “Los motores y niveles de crecimiento en la región no han sido suficientes para crear las condiciones favorables para lograr mayor autonomía económica de las mujeres y superar las brechas de género en el mercado laboral”, ha explicado.

El número de mujeres sin ingresos propios se redujo del 41 % en 2002 al 27,5% en 2018, sin embargo, este último porcentaje sigue siendo superior al de los hombres en la misma situación (13,1%) e implica que cerca de un tercio de las mujeres de la región depende totalmente de otros para su subsistencia, según el documento.

A esto se suma el hecho de que las mujeres están sobrerrepresentadas en la población en situación de pobreza y que el promedio regional del índice de feminidad de los hogares en situación de pobreza subió de 105 mujeres por cada 100 hombres en 2002 a 113 mujeres por cada 100 hombres en 2018.

Las mujeres, por el contrario, están infrarrepresentadas en los campos de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, lo que limita sus posibilidades de una mejor inserción económica y un menor acceso al crédito.

El informe indica que el total de crédito vigente de las mujeres equivale a un 57 % del monto de los hombres en el caso de Chile, a un 67% en el caso de Costa Rica y a un 59% en el caso de Guatemala.

"Aquellos países con menores niveles de pobreza tienen mayores índices de feminización de la pobreza, como Chile, Uruguay, Costa Rica o Panamá. No basta con bajar la pobreza si no lo hacemos con un enfoque de género", indicó Bárcena, quien ha urgido además a acelerar la implementación de políticas públicas que reconozcan el trabajo doméstico y de cuidado no remunerados y que promuevan la corresponsabilidad. Según el informe, las mujeres de la región dedican diariamente el triple del tiempo que los hombres al trabajo doméstico y de cuidados no remunerados.

"Debe analizarse la interacción entre las políticas macroeconómicas, productivas, de innovación, climáticas y de empleo con las políticas de cuidados, de educación, de migración, de salud y de erradicación de la violencia contra las mujeres, y avanzar para superar estos desafíos de forma conjunta", ha concluido la secretaria durante la presentación del informe.

La Comisión para América Latina y el Caribe (CEPAL) ha anunciado unas previsiones de crecimiento para la región del 0,1% y ha pronosticado un avance del 1,3% para 2020, según el Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe presentando el pasado diciembre en Santiago de Chile. 

Honduras

La organización regional advirtió en este documento del complicado contexto económico y social que atraviesa el subcontinente. “El menor dinamismo de la demanda interna se ha visto acompañado por una baja demanda agregada externa y mercados internacionales financieros más frágiles. A este escenario se suman las crecientes demandas sociales y presiones por reducir la desigualdad […] que han detonado con una intensidad inusual en algunos países”, expone el documento del organismo. 

La difícil situación económica de las grandes economías, México, Brasil y Argentina, ha lastrado el crecimiento de toda la región. CEPAL señala que, si sus previsiones de crecimiento para 2020 son correctas, el período 2014-2020 sería el de menor desarrollo en las últimas siete décadas para la región.